Compras patrocinadas |
SHOPPING

Ashwagandha: cómo quitar la ansiedad rápido y de manera segura

Este complemento de origen africano es desconocido para la mayoría de la población y tiene decenas de beneficios a un precio muy asequible

Los problemas de salud mental más prevalentes son la ansiedad, la depresión y el trastorno del estado de ánimo.

Los problemas de salud mental más prevalentes son la ansiedad, la depresión y el trastorno del estado de ánimo. / DCStudio. FREEPIK

J. L. Martín

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La ashwagandha, también conocida como Withania somnifera, es una hierba tradicional utilizada en la medicina ayurvédica desde hace miles de años. Originaria de la India y el norte de África, esta planta ha ganado popularidad en el mundo occidental debido a sus múltiples beneficios para la salud.

En este artículo, exploraremos qué es la ashwagandha, sus beneficios comprobados, y cómo puede ser incorporada en tu rutina diaria para mejorar tu bienestar general.

¿Qué es la ashwagandha?

La ashwagandha es una planta adaptógena, lo que significa que ayuda al cuerpo a adaptarse al estrés y a mantener el equilibrio interno.

Sus raíces y bayas son las partes más utilizadas para la preparación de suplementos.

Esta planta ha sido objeto de numerosos estudios científicos que respaldan sus propiedades medicinales, desde la reducción del estrés hasta la mejora de la función cognitiva.

Beneficios de la ashwagandha

  • Reducción del estrés y la ansiedad: uno de los beneficios más conocidos de la ashwagandha es su capacidad para reducir el estrés y la ansiedad. Estudios han demostrado que puede disminuir significativamente los niveles de cortisol, la hormona del estrés, en el cuerpo. Un estudio publicado en el "Journal of Clinical Psychiatry" encontró que la suplementación con ashwagandha redujo los síntomas de ansiedad en pacientes con trastorno de ansiedad generalizada.
  • Mejora del rendimiento físico y la fuerza: la ashwagandha también es popular entre los atletas y personas activas debido a su capacidad para mejorar el rendimiento físico. Investigaciones han mostrado que esta hierba puede aumentar la fuerza muscular y la resistencia. Un estudio en "Journal of the International Society of Sports Nutrition" concluyó que los participantes que tomaron ashwagandha experimentaron mejoras significativas en la fuerza muscular y la recuperación después del ejercicio.
  • Apoyo a la función cognitiva: el impacto positivo de la ashwagandha en la función cognitiva es otro beneficio significativo. Esta hierba ha mostrado mejorar la memoria, el tiempo de reacción y la capacidad de atención.
  • Promoción de la salud cardiovascular: la ashwagandha también puede ser beneficiosa para la salud cardiovascular. Se ha demostrado que reduce el colesterol y los triglicéridos, lo que puede contribuir a un corazón más saludable. Además, su capacidad para reducir el estrés también ayuda a mantener la presión arterial en niveles saludables.
  • Mejora de la calidad del sueño: el sueño es esencial para una buena salud, y la ashwagandha puede ayudar a mejorarlo. Su efecto calmante puede ayudar a conciliar el sueño más rápidamente y a mantener un sueño más profundo y reparador.
  • Regulación de los niveles de azúcar en sangre: para aquellos con diabetes o problemas de azúcar en la sangre, la ashwagandha puede ofrecer beneficios significativos. Investigaciones han mostrado que puede reducir los niveles de azúcar en sangre tanto en personas sanas como en aquellas con diabetes tipo 2.

Cómo incorporar la ashwagandha en tu rutina

La ashwagandha está disponible en varias formas, incluidas cápsulas, polvos y extractos líquidos. Aquí hay algunas maneras de incorporarla en tu rutina diaria:

  • Cápsulas: una forma conveniente de tomar ashwagandha es en cápsulas, que puedes encontrar en la mayoría de las tiendas de salud y en línea.
  • Polvo: puedes añadir polvo de ashwagandha a batidos, jugos o incluso al té.
  • Extracto líquido: se puede mezclar con agua o jugo para una ingesta fácil y rápida.

Es importante comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente según la recomendación de un profesional de la salud. La dosis típica oscila entre 300 y 500 mg por día.

Cápsulas de ashwagandha con Nutrithent

  • 450 comprimidos fáciles de tragar por tan solo 19,99 euros.
  • Tienen 2.400 mg por comprimido con concentración 50:1, la única del mercado. Están diseñados para ofrecerte los máximos beneficios.
  • Fácil de ingerir: a diferencia de las cápsulas tradicionales, estos comprimidos de Ashwagandha en estado puro son pequeños y fáciles de tragar.

Otra gran opción y respaldada por los usuarios: Natural elements

Tiene un precio de 26,59 euros.

Consta de extracto de raíz de calidad premium (materia prima registrada KSM-66). Con 180 cápsulas podrás recostarte y relajarte durante 3 meses.

Toma dos cápsulas cada noche. El polvo de ashwagandha que contiene también es adecuado para preparar una deliciosa leche caliente infusionada de ashwagandha.

Gracias al cuidadoso procesamiento de las materias primas, este producto alcanza un contenido de withanólidos del 5%. Estas sustancias vegetales activas son especialmente valiosas para tu organismo.

Es 100% vegano y no precisa aditivos innecesarios como aromas, sustancias de relleno, conservantes o similares.

Calidad respaldada: con casi 4.000 valoraciones por parte de los usuarios, tiene una puntuación media de 4,4 estrellas sobre 5.