Compras patrocinadas |
SHOPPING

Por qué debes llevar tapones si vas al Eras Tour de Taylor Swift

La marca Loop ha creado unos tapones resistentes y reutilizables, que no se caerán por mucho que bailes y te permitirá escuchar toda la música con calidad.

Taylor Swift durante su actuación en Le Defense Arena de París, como parte de su Eras Tour.

Taylor Swift durante su actuación en Le Defense Arena de París, como parte de su Eras Tour. / Associated Press/LaPresse

Lidia Fernández

Lidia Fernández

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Entre la larga lista de imprescindibles para llevar al Eras Tour de Taylor Swift, que tendrá lugar en Madrid la próxima semana, hay uno que resalta: los tapones. 

Estés donde estés en el Bernabéu, el alto volumen del concierto puede traer a la larga consecuencias negativas para tus oídos si no los proteges correctamente durante el espectáculo.

Los ruidos altos de los altavoces y micrófonos pueden dañar tu audición y disminuir tu capacidad auditiva a la larga. Por eso, en los últimos meses, muchos usuarios han recurrido al complemento de moda para conciertos: los tapones Loop Experience.

Una empresa especializada en protegernos contra los ruidos externos, ha creado unos tapones especiales para que puedas disfrutar con normalidad de los conciertos con mucho ruido, al mismo tiempo que elimina los sonidos de alto impacto.

Conoce Loop Experience, los tapones ideales para conciertos

Ofertado en infinidad de colores, su rasgo más característico es un anillo, que puede ser transparente o no, que se ajusta a la perfección a la oreja y solo puede ser visto de lado.

Discreto, pero moderno, el aspecto es solo uno más de los beneficios de este modelo, llamado Loop Experience.

Está fabricado para filtrar el ruido molesto y reducir hasta 16 decibelios los sonidos. Es decir, consigue bajarle el volumen al concierto para disfrutarlo igual, o mejor, sin dañar tus oídos.

El sonido será nítido y, al día siguiente, no experimentarás ninguna secuela del concierto.

Además, como todos los modelos, viene con una caja para llevarlos y guardarlos y cuatro tamaños de almohadillas para asegurar que se ajusta a la perfección a tu oreja.

De hecho, tiene un doble mecanismo. Tras elegir la talla de almohadilla adecuada e insertarlo en la oreja, debe girarse para encajarlo y que no se muevan mientras bailas o cantas.

Loop se adapta a todas sus necesidades

Esta empresa cuenta con más modelos de tapones, para diferentes tipos de situaciones.

El modelo más básico, pero esencial, consigue todo lo que los usuarios buscan en los tapones habituales, pero con mucha más comodidad y confianza. Un paso más allá a los tapones convencionales de farmacia que permite ser reusados y además ha sido fabricado con materiales ecológicos. 

Se trata de los Loop Quiet, perfectos para dormir por las noches, concentrarse en la biblioteca o relajarse en un avión. 

Con ocho colores y un precio actual de 24 euros, podrás desconectar al instante para calmarte y mejorar la calidad de tu sueño o de tu concentración. 

Tienen un índice de reducción del sonido de 26 decibelios y también cuenta con cuatro tamaños de almohadillas para elegir. Y, como en el resto de packs, se puede llevar a todas partes con un estuche. 

La siguiente opción para personas con sensibilidad al ruido son los Loop Engage, diseñados para poder tener conversaciones al mismo tiempo que elimina el ruido de fondo.

Filtran el ruido, pero no la voz y viene con opciones totalmente invisibles para que sean todavía más discretos. 

El efecto de oclusión será reducido, suficiente para reducir los niveles de estrés y facilitar la conversación fluida y nítida. 

Y, si todas estas opciones te parecen apetecibles, el mejor modelo de la marca se llama Loop Switch e incluye las tres opciones por 59,95 €.

Su tecnología avanzada permite que girando su discreto aro puedas cambiar de una a otra opción y así usarlo tanto de noche, como en conciertos, como en tu día a día, y no perderte nada de lo que pasa a tu alrededor, al mismo tiempo que cuidas tu audición. 

Una protección pasiva que se puede utilizar las 24 horas al día sin preocuparte por la batería, pues no usa ningún elemento eléctrico. 

¿Qué opinan los clientes?

A pesar de las muchas opciones, es cierto es que muchos compradores eligen uno de los modelos y los usan en diferentes situaciones que vayan más allá de la recomendada. Aun así, muchos aseguran que agradecen la disminución de ruido molesto e innecesario que podía causar estrés o ansiedad. 

“Me aísla lo justo del sonido de vecinos o voces, de la calle, o sonidos fuertes en general, por ejemplo, si eres sensible a televisiones altas, o mucho barullo de gente, lo veo una opción, porque sigues escuchando, pero muchísimo más rebajado de intensidad, de manera que facilita el soportar estas situaciones”, explica por ejemplo una usuaria que ha comprado el modelo Experience.

“Son muy cómodos, al rato de ponérmelos se me olvida que los llevo puestos”, añadía otro cliente en Amazon, donde todos los modelos tienen una puntuación por encima de las 4 estrellas: “La funda para guardarlos es muy compacta, por lo que se pueden llevar en el bolsillo”.

Por otra parte, los usuarios notan la diferencia entre los diferentes modelos. "Los Loop Engage son bastante parecido a los Loop Experience que ya poseo, pero después de probarlos y comparar los dos modelos, puedo apreciar las diferencias entre ellos, sutiles pero perceptibles. Los Engage reducen el ruido ambiental sin comprometer la claridad de la voz de las personas a tu alrededor, gracias a un filtro de ecualización especial que favorece las frecuencias acústicas del habla y reducen un poco la molesta reverberación de la propia voz respecto a otros tapones".

¿Por qué es importante proteger los oídos durante un festival?

¿Alguna vez has sentido un zumbido en los oídos tras asistir a un gran evento de música? ¿Has estado con molestias y golpeteos en las ojeras hasta días después del concierto? Eso es prueba de que el alto ruido de los altavoces ha podido perjudicar tu audición. 

De hecho, es posible que con tan solo quince minutos de escucha de sonidos de 100 decibelios o más, experimentes unas secuelas permanentes en su salud auditiva. 

No obstante, es difícil detectar estos síntomas al principio y las primeras lesiones pueden ser indetectables en las pruebas auditivas. Y cada pérdida, aunque sea pequeña, es irreversible

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los oídos pueden soportar, como máximo, 85 decibelios de ruido durante ocho horas. Un límite que no se respeta ni en concierto ni en festivales y, ni siquiera, en recintos cerrados de música como son las discotecas. 

Por eso, toda precaución es poca para poder tener una salud auditiva excelente durante muchos años.