07 abr 2020

Ir a contenido

Las 7 últimas "joyas" españolas para celebrar el Día Mundial de la Poesía

Estos son los últimos ganadores del Premio Nacional de Poesía

Las 7 últimas "joyas" españolas para celebrar el Día Mundial de la Poesía

El arte de la poesía lleva cautivando al ser humano desde tiempos inmemoriales, tanto a sus artífices, como a los que disfrutamos de sus producciones. Y, generalmente, las recomendaciones de poemarios suelen centrarse en los grandes clásicos y figuras ilustres de la literatura. Sin embargo, en esta ocasión, para celebrar el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo), hemos recopilado las obras que recibieron el Premio Nacional de Poesía en las últimas siete ediciones. Porque, efectivamente, la poesía sigue más viva que nunca de la mano de importantes personalidades del ámbito de las letras y la cultura. Y, cómo no, de los lectores amantes de este género, a quienes va dirigida una propuesta pretendidamente actual.

Tempo fósil

 
Tempo Fosil

El último Premio Nacional de Poesía (2019) lo recibió ‘Tempo fósil’, de la gallega Pilar Pallarés, licenciada en Filología Gallega por la Universidad de Santiago de Compostela. La obra se alzó con el galardón, en opinión del jurado, “por transmitir con profunda sabiduría y emoción, a un tiempo lúcida y desgarrada, la experiencia de la pérdida y de la destrucción de lo vivido, de lo que nos configura, desde una conciencia del paisaje como un cuerpo vivo”. Este premio se suma así a otros obtenidos en diferentes certámenes del ámbito de las letras gallegas, donde ha ido ganando protagonismo. No obstante, hay que recordar que existe la posibilidad de acceder a su traducción en castellano.

Tots els cavalls

 
Tots els cavalls

La mallorquina Antònia Vicens, natural del municipio de Santanyí, cuenta con una dilatada trayectoria literaria, tanto en el ámbito de la narrativa como de la poesía. En 2018, se alzó con el Premio Nacional de Poesía, con ‘Tots els cavalls’, en opinión del jurado por su “vocación poética que contempla toda una vida a través del tamiz de una expresión seca, dura, inquieta y fulgurante”. Sus obras, escritas en catalán (y traducidas al castellano y al alemán), le han reportado numerosos reconocimientos, como el Premio Nacional de Cultura de la Generalitat de Cataluña (2016) o el más reciente Premio Jaume Fuster dels Escriptors en Llengua Catalana (2019).

Gloria

 
Gloria

El premio del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte recayó en la edición de 2017 en ‘Gloria’, el poemario de Julio Martínez Mesanza que aglutina su producción poética entre los años 2005 y 2016, con carácter moral, y que fue alabado “por insuflar un aire nuevo a la tradición clásica, avanzando en profundidad en esta nueva entrega poética, plena de belleza formal y sentido de la rebeldía ante el pensamiento único vigente”. Una opción muy recomendable, de alguien que lleva toda una vida ligada al mundo de las letras. En su trayectoria aparecen instituciones de calado, como el propio Ministerio de Cultura, la Biblioteca Nacional e, incluso, ha dirigido distintas sedes del Instituto Cervantes, como las de Lisboa, Milán o Estocolmo.

Ficciones para una autobiografía

 
Ficciones autobiografia

La obra premiada en 2016 fue este poemario de Ángeles Mora, donde mentira y verdad se mezclan, como en cualquier autobiografía, ya que la memoria tiene que hacer un trabajo titánico y que, en buena parte de las veces, termina adornado respecto a la realidad. En palabras del jurado, la obra mereció el premio por “su capacidad de expresar con gran vigor poético la articulación entre la verdad del sentimiento, doliente o luminoso, y el fingimiento de la voz lírica”. La autora, licenciada en Filología Hispánica, ocupa un lugar destacado en la poesía española actual y ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio de la Crítica de Poesía en castellano, que recibió igualmente por ‘Ficciones para una autobiografía’. Con anterioridad, también obtuvo los premios internacionales de poesía Jaime Gil de Biedma y Ciudad de Melilla, entre otros.

Cuaderno de vacaciones

 
Cuaderno vacaciones

El filólogo, escritor y poeta Luis Alberto de Cuenca se hizo con el Premio Nacional de Poesía de 2015 con ‘Cuaderno de vacaciones’, que “constituye una de las aportaciones poéticas de mayor motivación existencial y simbólica en la historia de la lírica reciente en España”, apuntó el jurado en su día. Los poemas que componen la obra, además, reflejan “una progresión cuya fuerza emocional roza lo sublime, logrando una poética que vincula mitos y orígenes, conocimiento y escritura, devenir vital e imaginario, junto a las fuentes creativas que dan cauce a la modernidad”. En definitiva, una obra de una de las figuras más relevantes de la cultura nacional, premiado en multitud de ocasiones y con una extensa producción (poesía, narrativa y ensayo), que ha ostentado cargos de renombre, como los de director del Instituto de Filología del CSIC, director de la Biblioteca Nacional o secretario de Estado de Cultura, entre otros.

Nueva York después de muerto

 
Nueva York despues muerto

Antonio Hernández cuenta con una nutrida trayectoria literaria, tanto en narrativa, como en ensayo y artículos periodísticos, pero sobre todo en poesía. De hecho, ha recibido más una quincena de premios, incluido el Premio Nacional de Poesía de 2014 por ‘Nueva York después de muerto’. Una obra “totalizadora, arriesgada y comprometida que recoge la herencia literaria y ecos históricos; un libro que rehumaniza y salva del olvido”, apuntó el jurado en su veredicto. Nueva York, inspiración para infinidad de escritores, sirve de marco para continuar con los deseos expresados por Luis Rosales, que pretendía escribir una trilogía con el nombre de esta obra de Antonio Hernández, que salda esa deuda histórica con la poesía.

Os ángulos da brasa

 
Os angulos da brasa

Manuel Álvarez Torneiro, fallecido en octubre de 2019, cierra esta lista de galardonados con el Premio Nacional de Poesía, reconocimiento que recibió en 2013 por ‘Os ángulos da brasa’. Su actividad poética fue siempre muy intensa, fundando ya en 1950 el grupo poético Amanecer, junto con Miguel Ángel Garcés, y con una importante producción en el género poético. El poemario, escrito en gallego como todas sus obras (aunque se puede encontrar traducido al castellano) constituye, según las palabras del propio poeta, un tributo a la memoria, que al final de todo es lo único que nos queda, los recuerdos.


■ Estas ofertas han sido seleccionadas por un equipo de El Periódico de forma independiente en base a su criterio y experiencia. ElPeriódico obtiene una comisión de las ventas a partir de los enlaces de esta página. Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha del 21 de marzo de 2020.

Temas Amazon