05 abr 2020

Ir a contenido

Seis cunas para practicar el colecho

Sara Mirapeix

Seis cunas para practicar el colecho

Según diferentes estudios, con la práctica del colecho, el bebé se siente más protegido, hay una compensación y regulación de la temperatura corporal entre la madre y el niño, y la proximidad con la madre estimula la lactancia materna, por lo que aumenta la frecuencia de amamantamiento.

Todo esto hace que el ritmo del sueño del niño sea distinto, es decir, disminuye la fase profunda del sueño, que es cuando existe un mayor riesgo de muerte súbita del lactante. Por otra parte, el desarrollo neuronal se produce durante la fase de sueño ligera, por lo que, aparte de amamantar al bebé, también se está estimulando su desarrollo mental. Por último, se ha comprobado que, con el colecho, los bebés lloran menos y están menos tiempo despiertos. Para comprobar todas estas bondades, estas cunas lo ponen fácil a los padres.

Extensión de la cama (109,95€)

 
Extensión de la cama

La nueva minicuna de colecho Ibaby tiene múltiples posiciones de regulación en altura y es reclinable para ayudar al bebé a dormir y respirar mejor, evitando los reflujos. El colchón es desenfundable y lavable y tiene dos ruedas con freno y patas antideslizantes. Además, incluye bolsa para  un transporte más fácil. Su lateral extraíble hace que la cuna se convierta en una extensión de la cama.     

También balancín (178,11 €)

 
También balancín

Chicco Next2Me Dream es una cuna de colchón cuyo lateral es abatible en una sola mano incluso cuando está fija a la cama. Mediante un botón en la base, pasa de modo fijo a modo balancín para poder mecer al bebé. Dispone de cuatro ruedas con frenos para desplazarla fácilmente. Su altura se puede regular en once posiciones, por lo que es ideal para casi todos los tipos de camas (incluidas las que incluyen canapé o cajoneras). 

Ideal para viajes (90,70 €)

 
Ideal para viajes

La cuna de colecho dos en uno Kinderkraft Neste se puede plegar y desplegar fácilmente, así como transportar fácilmente gracias al bolso de hombro. Se puede regular a cinco niveles (de los 52 centímetros a los 90) y permite inclinar un poco el colchón. La pared lateral se puede enrollar fácilmente (si no se retira, dicho lateral tiene una malla que permite obserbar al niño).    

   

Lacada en blanco (99,99 €)

 
Lacada en blanco

Aquellos padres para los que la estética de la cuna sea un aspecto a tener en cuenta, este modelo de Waldin tiene muchos puntos. Fabricada en madera de haya maciza, lacada en blanco y con dos años de garantía, se puede convertir en un moisés y también en un sofá infantil. Además, cuenta con un somier de verdad (no es una tabla) y protección con acolchado suave.

Gran superficie de reposo (103,13 €)

 
Gran superficie de reposo

El modelo Fabymax Basic está fabricado en madera de aliso maciza, con una superficie no tratada. Cuenta con una gran superficie de reposo (90x55 centímetros), que permite utilizar la cama durante mucho tiempo. Para su ajuste óptimo a la cama de los padres, es importante que esta tenga un borde de hasta 5 centímetros de ancho.

   

   


Estas ofertas han sido seleccionadas por un equipo de El Periódico de forma independiente en base a su criterio y experiencia. ElPeriódico obtiene una comisión de las ventas a partir de los enlaces de esta página. Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados a fecha del 23 de noviembre de 2019.

Temas Amazon