shopping especial verano

SHOPPING ESPECIAL VERANO Compras patrocinadas Estas ofertas han sido seleccionadas por un equipo de elPeriódico de forma independiente en base a su criterio y experiencia. elPeriódico obtiene una comisión de las ventas a partir de los enlaces de esta página. Todos los precios de compra incluidos en este artículo están actualizados.

Así se puede ser tecnológico en la playa y aprovechar las vacaciones

Hacer castillos en la arena ya es cosa del pasado... La tecnología ofrece infinitas posibilidades.

Así se puede ser tecnológico en la playa y aprovechar las vacaciones

Freepik

11
Se lee en minutos
Patricia Díaz

Con la llegada del verano, uno de los destinos más comunes para ir de vacaciones o hacer pequeñas escapadas es la playa. Y es que con el calor aumentan las ganas de disfrutar del mar.

Sin embargo, no siempre es fácil saber en qué invertir el tiempo ni cómo distraerse. Una buena opción es aprovechar la tecnología para divertirse.

Y es que aunque estos aparatos no suelen llevarse bien con el agua, existen en el mercado 'gadgets' especialmente diseñados para llevar a la playa ¡que se pueden mojar!

Estos dispositivos nos permiten estar conectados y con los pies a remojo sin miedo a que un chapuzón los arruine.

Hay grandes opciones que ya han añadido la resistencia al agua. Cada vez son más, incluso los propios móviles, llegando a poder sumergirlos hasta ciertos límites.

Y otros que están dedicados especialmente al ocio, como los altavoces Bluetooth resistentes al agua, o los auriculares que se pueden mojar. Sea como fuere, hay ilimitadas opciones para entretenerte sin sustos.

Si quieres complementar tu verano al máximo, te traemos los mejores gadgets sumergibles. No sin antes tener en cuenta una serie de detalles importantes al respecto.

¡Precaución ante todo!

Antes de lanzarnos al agua con el dispositivo es importante conocer las especificaciones señaladas por los fabricantes para no sobrepasar los límites.

La profundidad y la duración de la inmersión no son iguales en todos los móviles.

Y, además, debemos tener claro que las pruebas de resistencia al agua se realizan en un laboratorio y con agua dulce.

Es decir, el agua salada de la playa o el agua clorada de la piscina, no aseguran que puedas zambullirte de lleno en el agua con tu nuevo dispositivo.

¿Cómo se mide el nivel de resistencia al agua?

La certificación IP es la que muestra el nivel de resistencia de un dispositivo. Está compuesta por dos números: el primero de ellos se corresponde con el polvo y el segundo, con el agua.

De este modo, se debe comprobar que, entre sus características, ponga el tipo de protección IP con la que cuenta. El mayor grado de protección IP que puede tener un aparato es la certificación IP68.


I. El 6 es la máxima protección frente a polvo (IP6X).

II. La última cifra, en este caso el 8, es la calificación de su resistencia a la humedad.


Y si un gadget tecnológico alcanza el 8, que ahora mismo es lo máximo, significa que aguanta inmersiones a una profundidad especificada por el fabricante, pero que tiene que ser superior a 1 metro y durante un tiempo mínimo de 30 minutos.

Hay que conocer que existen varios niveles de certificaciones de resistencia.

/ Unsplash

¡Graba tus vacaciones debajo del agua!

Una cámara sumergible se trata de un dispositivo destinado a la grabación de vídeos o la realización de fotografías debajo del agua, dulce o salada, con mayor o menor profundidad según el modelo.

Son un gran complemento para la práctica de deportes acuáticossnorkel o para grabar los momentos únicos que nos regala cada verano.

Como conceptos generales, debemos fijarnos en la resolución de imagen, en su ángulo de visión, en si cuenta con estabilizador y anti vibración y en su autonomía.Amazon pone a disposición de los usuarios un buen puñado de opciones de cámaras acuáticas, pero nosotros nos quedamos con dos que superan las expectativas.

Con gran angular, de Piwoka

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 25,98 €

El modelo de Piwoka está pensado para quienes quieran dar esos primeros pasos en la grabación de vídeos en el agua. Una primera aproximación a este arte gracias a una cámara sumergible barata.

Tiene posibilidad de sumergirse hasta los treinta metros de profundidad gracias a su funda impermeable de gran calidad.

Las grabaciones se realizarán en calidad de 1080p y hasta 30 fps. Una imagen muy realista.

Para los más pequeños, de iSunFun

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 82,98 €

Si los más pequeños de la casa están pensando en empezar a dedicarse a grabar dentro del agua, el modelo de iSunFun es una opción fantástica.

La resolución de su imagen en vídeo alcanza los 2.7K, un paso por detrás del 4K, es sí, pero más que suficiente para las grabaciones de nuestros hijos.

Se puede sumergir hasta los tres metros de profundidad y cuenta con una función anti temblor que permitirá obtener imágenes estables en cualquier situación.

¡Siempre conectados!

Si se está pensando en usar el smartphone cerca del agua, hay que tener en cuenta que necesitaremos un modelo de móvil impermeable.

Llegados hasta aquí, veamos cuáles son los móviles del mercado con mejor certificación para poder zambullirnos tranquilamente bajo el agua sin problemas de ver que el móvil pueda estropearse con la consiguiente pérdida de datos.

iPhone 12

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 758 €

Un modelo que cuenta con una pantalla Super Retina XDR brillante de 6,7 pulgadas de Ceramic Shield, un material cuatro veces más resistente a las caídas.

También ofrece buena resistencia al agua, que es lo que aquí nos ocupa.

Este smartphone tiene la clasificación IP68 del estándar 60529 del IEC (profundidad máxima de 6 metros durante un máximo de 30 minutos).

Por si fuera poco, ofrece fotos impresionantes con poca luz gracias al nuevo sistema de cámaras Pro y al rango de zoom óptico x5.

Samsung Galaxy S20+

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 699,99 €

La pantalla del S20 está construida con tecnología AMOLED y cuenta con un tamaño de 6,2 pulgadas con una tasa de refresco a 120 Hz.

El procesador de este S20 es el Exynos 990 acompañado de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

En cuanto al apartado fotográfico, cuenta con un triple sensor compuesto por un sensor principal de 12 megapíxeles, un gran angular de 12 y un telefoto de 64 megapíxeles.

Al igual que el resto de los S20, este también cuenta con la certificación IP68 y podrás sumergirlo en el agua.

Lleva tu música a todas partes

Si eres un torbellino o si, simplemente, eres un amante de la música, está claro que no podrás vivir sin un altavoz acuático que te acompañe en todas tus aventuras estivales. 

Y es que si, además, amenizas estas salidas con música, el buen rollo está asegurado.

Opción mini, de JBL

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 26,99 €

Con el tamaño de un llavero, y a un precio asequible, se puede disfrutar de buena calidad de sonido sin riesgo de deterioro por el agua gracias a su alto índice de impermeabilidad.

También hay que señalar, como es lógico en un dispositivo tan pequeño, que la autonomía es menor (en torno a las cinco horas con unas dos de carga).

No obstante, para echar la mañana o la tarde en la playa resultará un lujo ya que la música se emite con unos tonos muy equilibrados y nítidos. No hay distorsión.

Se empareja de manera muy ágil a través de Bluetooth y resulta muy fácil de manejar ya que sus dimensiones no permiten más botones que los básicos.

La baza de su pequeño tamaño implica a su vez que sea altamente versátil de uso ya que se puede llevar a cualquier sitio o colgarlo con su pequeña asa en una bicicleta, por ejemplo, o llevarlo mientras se patina.

Buen tacto y sobrio diseño complementan una versión mini más que recomendable si las jornadas de playa no se van a extender todo el día y se quiere música de manera ininterrumpida.

Gran resistencia, de Ultimate Ears

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 79,99 €

Empecemos en este caso por su desventaja que no es otra que un precio superior a la media de la gama sin resultar disparatado para las prestaciones que ofrece y el resultado.

Entre sus muchas ventajas una excelente potencia y nitidez de sonido en espacios al aire libre (la autonomía de uso está sobre las diez horas, aproximadamente).

Hay que tener en cuenta, con carácter general, que si se usan en espacios cerrados hay que tener en cuenta la posible reverberación.

Otra de las bazas es la gran consistencia del aparato que le hace prácticamente inmune a caídas o golpes.Impermeabilidad máxima para un dispositivo que merecerá la pena si el uso es muy frecuente.

¡Que el ritmo no pare!

Pero, ¿qué pasa si nuestro deporte favorito es acuático? Nada, simplemente nada.

Los expertos han probado algunos auriculares para nadar, que harán que no perdamos ni un segundo de música, aún bajo el agua.

La mejor relación calidad-precio, de Sony

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 113 €

Con los auriculares Sony podremos nadar dónde sea.

Están fabricados con un material que soporta la corrosión y el polvo, haciéndolos resistentes tanto en el agua salada como en agua dulce, así que podremos llevarlos al mar en vacaciones o utilizarlos en la piscina sin preocuparnos por cómo le afectará el cloro.

En invierno, no tendremos excusa para nadar, porque como soportan una temperatura en el rango de los -5º a 45ºC, son aptos para uso en piscinas climatizadas.

Los mandos de control están incorporados en los auriculares, así que despidámonos de los cables con éste modelo.

Para que se ajusten y adapten bien al canal auditivo trae incluidas tres pares de almohadillas de distintos tamaños junto con otras tres para su uso fuera del agua.

Con las almohadillas para agua, el sonido puede escucharse un poco más bajo que lo que estamos acostumbrados, puesto que incorporan una membrana que al mismo tiempo impide el paso del agua en el auricular y en nuestros oídos.

Además tiene un indicador de volumen alto, pero no distingue si estamos debajo del agua o no, con lo cual mide con la misma vara el volumen alto bajo el agua que en la superficie.

Un detalle que a los expertos les ha parecido estupendo, es que tiene un modo de sonido ambiente; es decir podremos escuchar música sin perder contacto con el entorno o simplemente desactivarlo y aislarnos por completo.

Es una función segura, porque nos permite estar atentos a lo que sucede alrededor, sobre todo si entrenamos con algún monitor. Además, la función ambiental se puede regular de tres modos diferentes.

Una recomendación por parte de nuestros expertos, con éste tipo de auriculares, es utilizarlos por debajo de la gorra, para ayudar a su sonido y sujeción.

Está equipado con una memoria de 4 GB y el tiempo estimado de carga es hora y media.

Su autonomía es de 12 horas, aunque cuidado porque el indicador de batería no avisa con mucha antelación. Admite formato Mp3 pero también LC-AAC, LPCM y WMA.

Muy profesionales, de Aftershokz

Tecnología sumergible

COMPRAR EN AMAZON POR 159,95 €

Los auriculares Xtrainerz MP3 ayudan a solventar el problema de la natación sin música.

Como punto fuerte, y para luchar contra el dolor de oídos y la otitis después de largos usos de auriculares, este modelo se coloca de tal modo que deja libres las orejas.

Nada de introducirlos bien en el canal auditivo para evitar que entre agua ya que se ajustan de manera segura y cómoda aún con movimientos intensos.

Su conducción ósea suena mejor bajo el agua imprimiendo bajos y volumen ricos al tiempo que logra una ecualización dedicada.

Noticias relacionadas

Tienen una memoria de 4GB y reproduce durante 8 horas de manera continua, casi cualquier tipo de formato de audio (MP3, WMA, AAC, WAV, WAV, WAV, FLAC…).

Tiene una impermeabilidad certificada IP68 y soporta una presión de hasta 50 atmósferas.

Entonces, ¿estos dispositivos resisten un baño o solo pueden ser salpicados?

Si pretendemos sumergirnos debemos conocer muy bien las indicaciones del propio fabricante.

Para evitar la entrada de agua, resulta esencial que el dispositivo disponga de una confección hermética.

Juntas selladas, puertos cerrados… De esta forma quedan a salvo sus circuitos internos, sin producirse daños que alteren su funcionamiento.

Así pues, cuánto más alto sea el número de certificación IP más podremos arriesgarnos.

Para conseguir esa calificación las pruebas deben realizarse en el laboratorio de una entidad independiente, con agua dulce, a una temperatura de entre 15 y 35 grados y con una presión entre 86 y 106 kilopascales.

En esas condiciones el móvil debe exponerse al agua de distintas formas, es decir, con goteos desde diferentes ángulos, agua rociada, chorros a diversas velocidades y presiones, e inmersiones a distintas profundidades en varios intervalos de tiempo.

Y para llegar al 8 hay que soportar la inmersión durante 30 minutos a 1,5 metros de profundidad.

Pero eso sería lo mínimo. Luego esta lo que diga cada fabricante en las indicaciones de su modelo, que deben estar probadas.

Lo único, eso sí, si sumerges tu dispositivo en el agua, ten en cuenta que tendrás que esperar un tiempo antes de ponerlo a cargar.


¿Todos los dispositivos IP68 son igual de sumergibles?


Como ya hemos mencionado, las pruebas estándar se realizan con agua dulce a temperatura ambiente. Y sólo en esas condiciones.

La sal, por su poder corrosivo y su gran conductividad, es uno de los enemigos de los componentes electrónicos.

Es decir, que puede que tu dispositivo sea resistente al agua y te puedas meter al mar con él y que al salir, siga funcionando, pero si hay conectores a la vista y la sal entra puede dañarlos.

De hecho, todos los fabricantes advierten que las pruebas realizadas para la obtención de la certificación se realizan en un ambiente controlado, por lo que su uso intenso bajo otro tipo de condiciones variables podría dañarlo.

¡Ah! Y muchos fabricantes avisan desde el primer minuto que su resistencia a las salpicaduras o al agua “no es permanente y puede disminuir con el uso habitual”.

Así que mejor un dispositivo resistente al agua, como estos, pero disfrútalo con prudencia.


Últimos consejos...


  • Debemos tener cuidado con las indicaciones vagas estilo "resistente al agua" o "impermeable". Si no indica específicamente la certificación IP lo más probable es que soporte salpicaduras como mucho.
  • Tampoco debemos fiarnos si indican el código IP en un formato no estándar, ya que no es válido y puede que estés ante un producto fraudulento.
  • Que un dispositivo soporte inmersión en agua no quiere decir que vaya a aguantar chorros de agua a alta presión. Cuando el aparato soporta ambas lo indica con ambos códigos separados por una barra, por ejemplo, IP65/IP68.