Estreno este viernes

‘No me gusta conducir’: las aventuras y desventuras de un cuarentón en la autoescuela

Juan Diego Botto da vida en la ficción de Borja Cobeaga (‘Ocho apellidos vascos’) a un profesor gruñón que sufre por tener que sacarse el carnet

Juan Diego Botto (Pablo)  y David Lorente (Lorenzo), en ’No me gusta conducir’, de TNT.

Juan Diego Botto (Pablo) y David Lorente (Lorenzo), en ’No me gusta conducir’, de TNT. / TAMARA ARRANZ

4
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Sacarse el carnet de conducir puede ser un reto angustiante para muchas personas. Y cuando se va aparcando (nunca mejor dicho) eso de ponerse al volante de un coche y se llega a una edad en la que a uno se le 'ha pasado el arroz’, ir a la autoescuela, donde abundan alumnos con la 'L de la mayoría de edad’ aún puesta, puede provocar hata ansiedad. Y eso es lo que le pasa al protagonista de ‘No me gusta conducir’, un profesor cuarentón con el que muchos empatizarán pese a su antipatía. A Pablo Lopetegui, que así se llama, le da vida Juan Diego Botto y a la alumna de la universidad con la que coincidirá (¿hay mayor humillación?), Yolanda, Lucía Caraballo. TNT estrena la serie este viernes, 25 (22.00 horas) y emitrá el resto de capítulos los viernes.

La ficción, una creación del director de cine y guionista Borja Cobeaga -- coautor de ‘Ocho apellidos vascos’ con Diego Sanjuán--, que se ha inspirado en su propia experiencia personal, cuenta en sus seis capítulos cómo se enfrentará a las primeras clases; como intentará ir por el camino más recto sacándoselo en Cuenca, ciudad en la que hay una academia (esto es real) donde prometen obtenerlo en dos semanas, y todas las trabas con que se encuentra en su empeño. De esas de las que te ríes pensando que no está bien hacerlo de las desgracias ajenas. El creador celebra haber podido hacer en TNT "un relato nada épico" que no habría sido posible para el cine. Y define la serie como “una comedia sentimental con algún toque de locura que, además, el reparto ha convertido en luminosa".  

Los protagonistas

Botto (‘En los márgenes’), que se ha visto reflejado también en el personaje, porque él también se sacó el carnet ya mayorcito y buscó una solución exprés en Cuenca, comenta que ‘No me gusta conducir’ se trata, sobre todo, de “una historia de segundas oportunidades y de relaciones entre padres e hijos”. Y eso se cuenta a través de profesor de universidad gruñón y poco motivado (de esos deganados que imparten el mismo temario desde hace años), que verá que el éxito no es sinónimo de felicidad. “Ese descubrimiento que hace Pablo en algo tan normal como sacarse el carnet, provoca que encuentre la felicidad en las pequeñas cosas”. Aprenderá a conducir y también de relaciones humanas, que falta le hacía.

Caraballo (‘Estoy vivo’) se pone en la piel de una joven tan dulce como culta, que soporta con una sonrisa los desaires que le hace su profesor. Un ser de luz que irá iluminando el carácter antipático de su profesor. “Yolanda tiene una valentía muy humilde y una gran capacidad de relativizar”, sostiene la joven actriz, que grabó la serie justo cuando se estaba sacando el carnet en la vida real, con lo que pasó sus apuros al ponerse al volante.

El profesor y la ex

Junto a ellos, secundarios de lujo como David Lorente ('Amar es para siempre'), que encarna a Lorenzo, un entregado y bromista profesor de la autoescuela que ofrece momentos muy celebrados en la serie. El actor se ha nutrido para su papel de las batallitas que le han ido contando y de su propia experiencia en el asiento trasero de un coche de autoescuela. “Ves que te juegas la vida, porque todos los días te subes con alguien que no sabe conducir”, valora. Y como Leonor Watling (‘Nasdrovia’), que interpreta a la ex de Pablo, una mujer que demuestra tener también una gran capacidad de aguante y que sigue vinculada a él, protegiéndole y escuchándole, pese a no ser ya pareja. “Habitualmente en las series y el cine las exparejas se muestran con muy mal rollo, pero estos personajes son dos ex que se quieren, que son amigos y se ayudan. Me encanta cómo está contado”, asegura. 

Leonor Watling, en la serie 'No me gusta conducir'.

/ TAMARA ARRANZ

Noticias relacionadas

En la serie de Sayaka Producciones también participa Carlos Areces ('El pueblo'), en el papel del hermano de Lorenzo, un tipo con mucha cara -- el único capaz de enervar al paciente profesor de autoescuela--, que ha montado una academia en Cuenca, a la que acudirá Pablo. También hará una colaboración especial Javier Cámara --que fue dirigido por Cobeaga en ‘Vamos Juan’--, como un escritor de lo más arrogante.

La serie, que tiene ese punto de nostalgia que desprende la relación entre padre e hijo, rescata las imágenes en blanco y negro de aparatosos accidentes del programa sobre seguridad vial ‘La segunda oportunidad’, que emitió TVE entre 1978 y 1979, y que como al protagonista, dejaron huella en los niños de una generación. Y algún que otro trauma. Ahí tambíén empatizarán.