Rodaje en Barcelona

Úrsula Corberó y Quim Gutiérrez protagonizarán la serie de Netflix sobre el crimen de la Guardia Urbana

La ficción, que se inspira en el caso que relató Carles Porta en 'Crims', se desarrollará en localizaciones de Barcelona capital y provincia

Quim Gutiérrez y Úrsula Corberó, protagonistas de ’El cuerpo en llamas’, de Netflix

Quim Gutiérrez y Úrsula Corberó, protagonistas de ’El cuerpo en llamas’, de Netflix

1
Se lee en minutos
El Periódico

Netflix comienza el lunes, 19, en Barcelona, el rodaje de 'El cuerpo en llamas', la nueva 'El cuerpo en llamas', la nueva miniserie de Netflix insiprada en hechos reales, el conocido como 'el crimen de la Guardia Urbana', que tan bien plasmó Carles Porta en un especial de dos capítulos de su serie de 'true crime' 'Crims'. La miniserie estará protagonizada por Úrsula Corberó y Quim Gutiérrez, entre otros.

El asesinato en el que se inspira la producción de Arcadia Motion Pictures para Netflix tuvo lugar en 2017, cuando un hombre apareció calcinado en el pantano de Foix, en la provincia de Barcelona. La investigación del homicidio sacó a la luz una red de relaciones tóxicas, engaños, escándalos sexuales y violencia entre varios agentes policiales de Barcelona. 

Un reparto de lujo

Úrsula Corberó ('La casa de papel') y Quim Gutiérrez ('Amor de madre') interpretan a Rosa y Albert, los dos agentes de policía protagonistas de esta historia, y completan el reparto José Manuel Poga ('La casa de papel'), Isak Férriz ('Bajocero') y Eva Llorach ('Quién te cantará') entre otros. 

Noticias relacionadas

'El cuerpo en llamas' está dirigida por Jorge Torregrossa ('Fariña', 'Intimidad'), quien ejerce también de productor ejecutivo, y Laura Mañá ('Un novio para mi mujer') y escrita por Laura Sarmiento ('Intimidad', 'Matadero'). El rodaje se desarrollará durante varias semanas en Barcelona y otros municipios de la provincia.

La historia comienza cuando aparece el cadáver de un hombre calcinado en el interior de un coche en el pantano de Foix, en Barcelona. Se trata de Pedro (Poga), un agente policial. El suceso despierta rápidamente el interés de la opinión pública, y más a medida que la investigación va revelando una red de relaciones tóxicas, engaños, violencia y escándalos sexuales que involucran a Pedro y dos de sus compañeros policías: su pareja Rosa (Corberó) y el exnovio de esta, Albert (Gutiérrez).