Fantasía y ciencia ficción

Si te enganchaste a 'Stranger things', estas 6 series te gustarán

Varias ficciones cuentan con elementos similares al gran éxito de Netflix de los hermanos Duffer

Patricia Iserte, en una imagen con efectos especiales de ’Paraíso’.

Patricia Iserte, en una imagen con efectos especiales de ’Paraíso’. / MICHAEL OATS / MOVISTAR PLUS+

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Los dos últimos episodios de la cuarta temporada de 'Stranger things' ya están disponibles desde el viernes en Netflix. Y han sido todo un éxito, ya que se han colocado en el Top 10 de 91 países, entre ellos España, donde la serie fantástica de los hermanos Duffer ocupa el primer puesto de visualizaciones desde el día de su estreno.

Si ya han devorado esos dos intensos capítulos cargados de monstruos y que son como películas (con una extensión de aúpa, de una hora y 25 minutos y dos horas y 19 minutos) y quieren saciar su hambre seriéfila con alguna ficción que recuerde a la de los chicos de Hawkins (Indiana), aquí tienen cinco propuestas.

DARK. Netflix

La producción alemana no tiene terroríficos monstruos como el Demogorgon o Vecna, pero también plantea una interesante historia de ciencia ficción con una trama que se enreda temporada a temporada (y tuvo tres) a través de viajes en el tiempo y ramificaciones familiares que hacen que el espectador tenga que apuntarse el nombre de los personajes para no acabar perdiendo el hilo. El punto de partida es la desaparición de un joven en una misteriosa cueva que dará mucho juego a lo largo de 26 capítulos, que abarcarán tres décadas diferentes.

PARAÍSO. Movistar Plus+

La 'Stranger things' española, creada por Fernando González Molina ('Palmeras en la nieve'), está ambientada en los años 90, en un pueblo de la costa levantina. La desaparición de tres chicas durante una fiesta veraniega junto a la discoteca que da nombre a la serie (un hecho que recuerda al famoso caso Alcàsser) da pie a una historia de fantasía sobre fantasmas y dimensiones paralelas. Aquí tampoco hay monstruos, pero sí no muertos que quieren acabar con la raza humana. Las dos temporadas están disponibles en Movistar Plus+.

ESTA MIERDA ME SUPERA. Netflix

Una propuesta más sosegada que 'Stranger things' y con menos efectos visuales, pero bastante efectiva. Basada en la novela gráfica homónima de Charles Forsman, sigue el día a día de Sydney (Sophia Lillis), una adolescente que no siente que encaje en el instituto. Sus frustraciones para lidiar con sus compañeros y sus incipientes deseos sexuales desencadenarán que desarrolle poderes telequinésicos que la pondrán en más de un aprieto.

LOCKE & KEY. Netflix

Basada en los cómics homónimos de Joe Hill y Gabriel Rodríguez, la serie aúna fantasía y terror a raíz de la desgracia de la familia Locke. Después del asesinato del padre, su mujer se muda junto a sus tres hijos a la mansión familiar de su difunto esposo. Los chicos descubrirán unas poderosas y mágicas llaves. Pero el pequeño también encontrará un demonio que quiere hacerse con ellas con oscuros propósitos. De momento tiene dos temporadas, y la tercera está prevista para este mes de agosto.

THE UMBRELLA ACADEMY. Netflix

Steve Blackman está triunfando con esta adaptación para Netflix de la serie de cómics homónima escrita por Gerard Way desde 2007, cuya tercera temporada está en el Top 10 de Netflix de 91 países. Aquí no tienen un único personaje con poderes, como pasa en 'Stranger things' con Eleven, sino toda una pandilla de superhéroes nacidos el mismo día y criados por un excéntrico multimillonario. La acción y los efectos visuales están aderezados con cierto humor, amenazas de apocalipsis y viajes en el tiempo.

THE OA. Netflix

La serie creada por Brit Marling y Zal Batmanglij congregó un buen número de fans, pero no logró ser renovada para una tercera temporada. Mezcla ciencia ficción, fantasía y elementos sobrenaturales con un arranque potente: la reaparición de una mujer ciega siete años después de haberse perdido totalmente su pista. Lo más chocante es que ahora puede ver sin dificultades, tiene unas extrañas cicatrices en la espalda y se llama a sí misma como OA. Se niega a colaborar con el FBI para esclarecer su caso.