TÓMATELO EN SERIE

'Solo asesinatos en el edificio': tres amigos improbables y un fenómeno sorpresa

Steve Martin, Martin Short y Selena Gomez en la segunda temporada de ’Solo asesinatos en el edificio’.

Steve Martin, Martin Short y Selena Gomez en la segunda temporada de ’Solo asesinatos en el edificio’. / Hulu

  • La comedia de misterio regresa el martes a Disney+ tras la calurosa recepción de su primera temporada, mezcla efectiva de humor, suspense y melancolía. Hablamos con su cocreador John Hoffman sobre este gran éxito inesperado

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

A finales del verano pasado, una pequeña serie que casi nadie esperaba con ansia se fue convirtiendo, episodio a episodio, en favorita de casi todos. 'Solo asesinatos en el edificio' sorprendió por la química entre el tándem formado por Steve Martin y Martin Short y una tercera estrella más inesperada, Selena Gomez, que aplicaba irresistibles dosis de desafección millennial a la comedia física y neurótica de sus compañeros. Otra sorpresa: las comedias de misterio suelen ser mejores en lo cómico que en lo misterioso, pero aquí la trama de asesinato resultaba convincente. Todavía más sorprendente: debajo de los chistes y los misterios latía una humanidad creíble que empañaba todo de melancolía. 

"En el centro de todo debía estar siempre la humanidad", nos cuenta el guionista y productor John Hoffman ('Looking', 'Grace and Frankie'), cocreador de la serie con Martin. "Al final estamos hablando de la dificultad para conectar en nuestros tiempos; de gente muy sola que decide salir de sí misma y sus apartamentos para ayudar en una situación en la que nadie ayuda".

Para los todavía neófitos: en 'Solo asesinatos en el edificio', el exastro televisivo Charles (Martin) y el director teatral a la baja Oliver (Short), acompañados por la joven pero apagada artista Mabel (Gomez), unen sus fuerzas desgastadas para investigar un crimen acaecido en su edificio del Upper West Side neoyorquino, el Arconia, bellísima mezcla ficcional de los históricos Ansonia y Dakota. El título de la serie hace referencia al pódcast 'true crime' que graban por el camino, en el que Sting aparece no para cantar, sino como principal sospechoso.

El extraño trío

Vista ahora, la unión Martin-Short-Gomez parece perfectamente natural, pero en un principio iban a ser tres hombres mayores, algo que suena mucho más aburrido. "Esa era la idea de Martin muy al principio –explica Hoffman–. Yo entré al proyecto muchos años después de nacer ese concepto. Martin seguía queriendo trabajar con Short, amigo suyo de siempre, pero la tercera posición estaba más abierta y pensamos que estaría bien dar un giro inesperado. ¿Quién podría sacudir ese dúo que conocemos tan bien?".

Fue el también productor Dan Fogelman (creador de 'This is us') quien habló de "alguien tipo Selena Gomez". "A lo que algunos contestamos: '¿Y por qué no Selena Gomez?'", recuerda Hoffman. "Al hablar con Selena, ella resultó ser fan del 'true crime'. Y en la primera llamada de Zoom quedó claro que el estilo cómico de Gomez iba a contrastar de forma interesante con la máquina bien engrasada de Martin y Short. De aquello podía salir una serie inesperadamente moderna".

Investigadores (amateur) investigados 

Para la segunda temporada (Disney+, desde el martes, día 28), el desafío era, según Hoffman, "hacer algo fresco sin dejar de ser fiel a los hechos y el estilo de la primera. Cultivar las conexiones entre los personajes, pero también ponerlas a prueba. Poner a los personajes a prueba. Para esto último no íbamos a tener demasiado problema porque al final de la primera los dejamos en un momento complicado". Recordemos (a los viejos fans; neófitos abstenerse) cómo el misterio de Tim Kono dio pie rápidamente al misterio de Bunny (Jayne Houdyshell), huraña presidenta de comunidad que vimos muerta en brazos de Mabel. 

La sombra de la sospecha aletea, por diferentes motivos, alrededor de los tres amigos, que deberán en estos nuevos episodios limpiar su nombre y resolver un nuevo misterio, grabando su pódcast mientras tanto, eso por supuesto. Tina Fey reaparece como la podcaster Cinda Canning, quien trata de inculpar a los protagonistas en su próxima propuesta. Entre los nuevos rostros destaca Cara Delevingne como una líder de colectivo artístico que arrastrará a Mabel como poderoso imán. 

Noticias relacionadas

"Si tienes suerte con tu serie, el casting de la segunda temporada puede volverse complicado", cuenta Hoffman. "De repente mucha gente quiere salir en la serie. Pero hay que tener cuidado y no excederse con los nuevos personajes o cameos. Ha de ser algo orgánico. Lo primero es la historia. Después, el casting". Pero el desfile de nombres propios es importante: solo en el primer episodio vemos a la citada Delevingne, a Michael Rapaport como policía gruñón y a Amy Schumer como Amy Schumer.  

Planes para otras temporadas

Hoffman y su equipo aprovechan las posibilidades autorreflexivas de contar la historia de una secuela (de pódcast) en una secuela (de serie); hay grandes chistes al respecto. Son conscientes de estar estirando un éxito, algo que no tendrán problema en seguir haciendo: "Esperamos que la gente llegue al final de esta temporada, porque lo que pasa es un delirio y tan solo puede obligarte a volver para la tercera", avisa con pasión. 

Temas

Series