Un éxito en casi 60 países

'Intimidad': ¿por qué la serie de Netflix está teniendo tanto éxito? | Claves

La ficción española, que se adelantó al escándalo de Santi Millán, ha reavivado el debate sobre la filtración de vídeos sexuales

Itziar Ituño, en una imagen de la serie de Netflix ’Intimidad’.

Itziar Ituño, en una imagen de la serie de Netflix ’Intimidad’. / NETFLIX / DAVIZ HERRANZ

5
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

De vez en cuando hay series o programas de televisión que generan un gran debate social e invitan a la reflexión sobre temas de nuestro día a día. Ocurrió, por ejemplo, hace un año con la exitosa docuserie sobre Rocío Carrasco que emitió Telecinco, que ayudó a incorporar a nuestro vocabulario expresiones como violencia vicaria y luz de gas, y está pasando ahora de nuevo con 'Intimidad', la nueva serie española de Netflix, que plantea las consecuencias de la filtración de vídeos sexuales en las redes sin el consentimiento de sus protagonistas.

La ficción, que se estrenó el pasado 10 de junio, ha escalado este martes al número 1 de lo más visto en Netflix en España, arrebatándole el puesto a la todopoderosa cuarta temporada de 'Stranger things'. Y a nivel mundial, se ha situado como la serie más reproducida en la plataforma en lengua no inglesa, con 30.210.0000 horas vistas, y está en el Top 10 de 58 países, como Argentina, Brasil, México, Uruguay, Venezuela, Alemania, Francia, Italia, Israel, Turquía, Portugal, Serbia y Kenia.

Pero hace ya unos días que la producción creada por Laura Sarmiento ('Matadero', 'La zona') y Verónica Fernández ('Hache', 'Caronte') lleva siendo 'trending topic' en las redes sociales, coincidiendo con el escándalo de Santi Millán, un caso muy similar al que narra la serie protagonizada por Itziar Ituño, Verónica Echegui y Patricia López Arnaiz. ¿Cuáles están siendo las claves de su éxito?

'Intimidad' plantea un interesante debate sobre la delgada línea que separa la vida pública de la privada, algo que se ha puesto de rabiosa actualidad a raíz de la filtración del vídeo sexual del presentador de 'Got talent'. La serie ahonda en el miedo, la culpa y la vergüenza que entraña sobre las víctimas (en el caso de la ficción, mujeres) y nos lleva a reflexionar sobre la complicidad que ejercen todos aquellos que, aun no habiendo estado detrás de la publicación de las imágenes, han ayudado a difundirlas.

El punto de partida es la viralización de los vídeos sexuales de dos mujeres. Una es una política con un futuro prometedor en el Ayuntamiento de Bilbao (Ituño) y la otra, una anónima empleada de una fábrica vasca (Echegui) que, tras el escándalo, no puede soportar la presión y acaba ahogándose en la playa.

El tirón del caso Santi Millán

La idea de las creadoras era abordar una "historia sobre mujeres que se enfrentaban juntas a ciertas dificultades a pesar de sus diferencias" a través de un tema "que tiene mucho que ver con el aquí y el ahora", como destaca Sarmiento. "Siempre ha habido cotilleos, escándalos, pero la posibilidad de viralización y de daño es muchísimo mayor ahora. Antes un rumor tenía su acción limitada en el tiempo y en el espacio, pero ahora es algo brutal, y me parecía pertinente hablar de ello", subraya la guionista.

Lo que no se podían imaginar era que la actualidad les fuera a poner en el punto de mira, a raíz del caso de Santi Millán. "Por desgracia, es una triste coincidencia, pero es que es un tema que está ahí", recalca Sarmiento. ¿Pero ha impulsado este escándalo a multiplicar el tirón de la serie? "Yo quiero pensar que no hay una influencia tan radical", insiste la creadora. "Si verla a raíz de la noticia sirve para que pensemos sobre ello en lugar de alimentar más el morbo, pues a lo mejor es una consecuencia positiva, no tanto por el número de visualizaciones, sino por la reflexión a la que puedes llegar", añade Sarmiento sobre un tema como el de la violación de la intimidad, sobre el que la ciudadanía todavía tiene muchas lagunas.

¿Es un delito? ¿Qué penas conlleva? ¿Cómo nos convertimos en cómplices? "Lo importante no es señalar al tío que ha empezado esto, sino que los demás nos miremos y veamos cómo participamos, cómo generamos esa violencia desde nuestros pequeños juicios, porque se pueden cambiar mucho las cosas si no le das al 'click' cuando te llega el vídeo", señala una de las actrices de la serie, Patricia López Arnaiz.

Según otra de las intérpretes, Ana Wagener, la violación de la intimidad "es un tema que se ha tratado poco siendo el foco central de una serie, a pesar de que es algo con lo que vivimos diariamente y que causa muchos perjuicios a mucha gente". Porque, como bien señala, hay casos que salen a la luz, "los más mediáticos", pero otros que nunca serán confesados "por la vergüenza, el miedo y la culpabilidad", que sienten las víctimas.

Olvido Hormigos y la empleada de Iveco

Aunque 'Intimidad' no se basa en un hecho real en concreto, sí que tiene reminiscencias de historias que han ocupado las páginas de los periódicos en los últimos tiempos. La de Ituño nos recuerda a la de Olvido Hormigos, concejal socialista de Los Yébenes, un pueblo de Toledo. La publicación sin su consentimiento de un vídeo sexual, en 2012, dio al traste con su carrera política, aunque le abrió un camino en los platós televisivos, sobre todo de Telecinco. Llegó a participar en 'Gran hermano VIP', y aprovechó el tirón mediático para publicar una novela erótica, 'El abrazo infiel', y ser portada de 'Interviú'.

Noticias relacionadas

La trama que protagoniza Echegui, por su parte, guarda muchas similitudes con la de la carretillera de la fábrica de camiones Iveco que se suicidó en 2019 en Madrid. La mujer, de 32 años y madre de dos hijos de corta edad, no pudo soportar la presión cuando se viralizó entre sus compañeros de trabajo, a través de un grupo de Whatsapp, un vídeo sexual. Aunque denunció los hechos a la compañía, al poco tiempo acabó ahorcándose.

El caso se cerró sin encontrar un culpable, porque Inspección de Trabajo determinó que a la víctima "no le afectó" que sus compañeros vieran las imágenes, y que solo temía que lo supiera su marido. La creadora de 'Intimidad' reconoce que la historia de la empleada de Iveco la tuvieron muy en cuenta, porque se produjo justo cuando acababan de comenzar la serie "y por la dureza de lo que ocurrió".