Planes de cara a 2023

¿Qué hará Netflix contra la pérdida de suscriptores y beneficios?

El gigante del 'streaming' ha dejado escapar 200.000 clientes en el primer trimestre de este año

Una persona viendo Netflix en su televisor.

Una persona viendo Netflix en su televisor. / Shutterstock

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Después de anunciar la pérdida de 200.000 suscriptores en el primer trimestre de este año y una caída del 28% en sus acciones, Netflix estudia tomar medidas para frenar la caída de clientes y beneficios, implementando un nuevo modelo de suscripción más económico. Esta nueva oferta incluiría anuncios a cambio de una rebaja en los costes de sus servicios, una propuesta que ya funciona en otras plataformas de la competencia en EEUU como Hulu o HBO Max, que interrumpen la emisión de series y películas para introducir breves pausas publicitarias.

Por el momento, Reed Hastings, cofundador de la compañía estadounidense, ya ha adelantado que esta opción estaría disponible "a lo largo del próximo año o dentro de dos".

Cambio de paradigma

La primera bajada de suscriptores en 10 años ha obligado a la plataforma de 'streaming' Netflix a replantearse su modelo de negocio. Tal como manifestó en una carta a sus inversores su cofundador Reed Hastings, la empresa con sede en Los Gatos (California) estaría dispuesta a añadir una nueva oferta más barata para aquellos clientes que toleren los anuncios.

"Aquellos que han seguido a Netflix saben que yo siempre he estado en contra de la complejidad de la publicidad y a favor de la sencillez de una suscripción", admitió Hastings. "Pero soy aún más fan de dar opciones a los consumidores, y permitir que los clientes que quieran una opción más baja y toleren los anuncios puedan conseguirla tiene mucho sentido. Es algo que abordaremos a lo largo del próximo año o dentro de dos", confirmó.

Se trataría, pues, de un cambio de principios por parte de Netflix, que trata de hacer frente a la disminución de más de 100 millones de dólares en beneficios netos respecto a las cifras registradas el año pasado.

Competencia e inestabilidad

Desde Netflix, se ha vinculado el desplome de las cifras de la compañía con la irrupción de nuevos competidores, como Apple TV+ o Disney+. A su vez, también han justificado la caída por la cancelación de sus servicios en Rusia debido a la invasión a Ucrania, la inflación, la inestabilidad política por la guerra y la paralización de rodajes por el impacto del coronavirus.

Esta retirada de su servicio en Rusia habría supuesto la suspensión de 700.000 cuentas, con lo que Netflix añade que, de no haberse producido, tendrían 500.000 nuevos usuarios respecto al primer trimestre de 2021; una cifra más cercana a los 2,5 millones que se habían marcado como objetivo para el inicio de año.

Cuentas compartidas

Otro de los motivos que podrían explicar la debacle de Netflix es el paso a una política más restrictiva sobre aquellos clientes que comparten su cuenta, casi la mitad de los 222 millones de cuentas de pago activas (concretamente, más de 100 millones), según datos internos recogidos por la propia plataforma.

Noticias relacionadas

"Nuestra relativamente alta penetración en los hogares (incluyendo la gran cantidad de hogares que comparten cuentas), combinada con la competencia, está generando dificultades para el crecimiento de los ingresos", señaló Reed Hastings.  

Así que por ahí podría ir otras de las medidas de Netflix para intentar frenar la pérdida de suscriptores y beneficios. El mes pasado, la compañía comenzó un programa piloto en Chile, Costa Rica y Perú, donde se empezó a cobrar un importe adicional a todos aquellos usuarios que dividen los costes de los servicios con personas de otros hogares. Por el momento, el gigante del 'streaming' todavía no ha fijado su implementación en otros mercados, como el español.