Miniserie de Cosmo

Helen Mirren, la actriz de las reinas: de Isabel I a Catalina II

La oscarizada intérprete británica da vida en ‘Catalina la Grande’ a la emperatriz de Rusia, considerada la monarca femenina más poderosa de la historia

La actriz guarda con la serie una conexión, ya que es nieta de un aristócrata ruso que, durante la revolución de los bolcheviques, se exilió en Londres

La oscarizada Helen Mirre, en el papel de la poderosa emperatriz que gobernó Rusia en el siglo XVIII, protagonista de ’Catalina la Grande’.

La oscarizada Helen Mirre, en el papel de la poderosa emperatriz que gobernó Rusia en el siglo XVIII, protagonista de ’Catalina la Grande’. / COSMO

4
Se lee en minutos
Inés Álvarez
Inés Álvarez

Periodista

Especialista en programas de televisión y series

Escribe desde Barcelona

ver +

Parece que a Helen Mirren se le da bien esto de interpretar a mujeres reales y con poder. Si en la miniserie 'Elisabet I' daba vida a la reina Isabel de Inglaterra con un excelente y premiado resultado, ahora la galardonada actriz británica se mete en la (dura) piel de Catalina II de Rusia, la monarca femenina más poderosa de la historia, en la miniserie ‘Catalina la Grande’, que estrena Cosmo este martes, 12 (22.00).

El drama de época, que está ambientado en la corte rusa en la segunda mitad del siglo XVIII, recorre el reinado de Catalina I durante los 34 años que duró: desde 1764 (dos años después de arrebatárselo a su marido, Pedro III) hasta que falleció en 1796. También cuenta el apasionado romance que vivió con el militar Grigory Potemkin, quien la ayudó a conquistar un enclave tan estratégico como Crimea y construir un imperio. “Es una historia humana de amor y celos, dolor, placer y todas las cosas que nos trae el amor”, sintetiza la actriz.

Además de esa anexión, la emperatriz, una princesa alemana de bajo rango que heredó el apelativo de la Grande de su marido, abrió el país al progreso y a las corrientes filosóficas de la Ilustración, expandió considerablemente sus dominios territoriales e hizo de Rusia una de las principales potencias europeas. A pesar de ser extranjera y mujer. Y pese a que esta mujer inteligente, independiente y sexualmente liberada mantenía una pésima relación con su hijo Pablo y una larga y axfisiante relación con Potemkin, que le complicaría la vida.

Una historia fascinante

La producción de New Pictures y Origin Pictures para Sky y HBO tiene detrás a dos profesionales con experiencia en tratar biografías reales, ya que Philip Martin, su director, lo es también de 'The Crown', y su guionista, Nigel Williams, ya trabajó con la actriz en 'Elizabeth I'. Y un reparto compuesto por Jason Clark ('La noche más oscura'), que da vida a Potemkin; Gina McKee ('Bodyguard'), a la condensa Bruce; Rory Kinnear ('Years and years'), quien interpreta al ministro Panin, y Josep Queen ('Los miserable'),en el papel del príncipe Pablo, entre otros.     

La actriz, una de las pocas actrices que ha ganado los cuatro premios principales por una sola película, 'The Queen (un Oscar, un Bafta, un Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores), cumple con esta serie el sueño de regresar a sus raíces rusas, ya que, aunque nació en Londres, en 1954, Ilyena Lydia Vasilievna Mironov es nieta de un aristrócata y militar ruso, a quien le sorprendió la revolución bolchevique en Londres, ciudad donde vivió su exilio junto con su familia. “Su historia siempre me ha fascinado, no solo por mi conexión con Rusia, sino por el exotismo de la región en el siglo XVIII y hasta cierto punto medieval de la vida en aquella época", confiesa.

Leyendas urbanas

La intérprete de la serie ‘Principal sospechoso’ y las películas ‘The Queen’,’ La última estación’, ‘Gosford Park’, ‘La locura del rey Jorge’ y ’Excalibur’ define a su personaje como “una mujer excepcional, que construyó un imperio y gobernó con gran éxito” y a la que “le gustaba pasarlo bien”. “No era una persona estirada”, añade y “era una adelantada a su tiempo”. Entre sus debilidades destaca su mala relación con  su hijo Pablo, que justifica: “Ella estaba segura de que carecía de la voluntad o el intelecto para gobernar algo tan difícil de manejar como Rusia”. Precisamente achaca las leyendas urbanas sobre su peculiar vida sexual a las calumnias que su hijo, que la odiaba, expandió sobre ella a su muerte. Del mayor y más decisivo amante de la emperatriz Mirren dice que fue "uno de los personajes más extraordinariamente sexis, valientes y heroicos, pero al mismo tiempo infantiles”.

Noticias relacionadas

Una imagen de la serie 'Catalina la Grande', protagonizada por Helen Mirren, que emite Cosmo.

/ Cosmo

El actor australiano Jason Clarke, que da vida a Potemkin, destaca de él "que compartió con Catalina su amor y ambición por el país” y que fue difamado igual que ella.  El guionista Nigel Williams, por su parte, comenta que le interesaba mucho contar la historia de amor con Potemkin, que se convirtió en una relación de compañeros con un objetivo común: el país. “Me parecía un relato muy moderno de enredo sexual que debería enseñarnos ago sobre el amor, la moral y el lugar que las mujeres deberían ocupar en la sociedad”. Mientras que Philip Martin, el director, resalta que “muchos de los problemas a los que se enfrentó la emperatriz siguen resonando hoy”. Y estos son: “Cómo equilibrar el nacionalismo y la expansión con el liberalismo y el cambio social; las tensiones entre las vidas personales y los roles públicos de nuestros líderes, y las particulares presiones que soportan las mujeres en el poder”.  

Temas

Series