Regresa el domingo

'#Luimelia' se consolida como referente LGTBI creciendo en Atresplayer Premium

"La ficción debería servir para educar", aseguran Paula Usero y Carol Rovira, que estrenan la cuarta temporada de la serie en Atresplayer Premium

Carol Rovira y Paula Usero, en la cuarta temporada de ’#Luimelia’.

Carol Rovira y Paula Usero, en la cuarta temporada de ’#Luimelia’. / MANUEL FIESTAS

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Durante tres temporadas, '#Luimelia' ha experimentado mostrando cómo sería la relación amorosa de Luisita (Paula Usero) y Amelia (Carol Rovira) si se hubieran conocido en la actualidad y no en los años 70, como ocurría en su primera serie juntas, la incombustible 'Amar es para siempre'. Este 'spin-off' de la longeva ficción de Antena 3 no solo les ofrecía la oportunidad de profundizar más en su historia, ya que eran las grandes protagonistas, sino que también apostaba por una nueva narrativa, con capítulos muy cortos que no superaban los 10 minutos y que desprendían mucha frescura con los personajes rompiendo la cuarta pared y haciendo guiños como la aparición de los creadores escribiendo el guion mientras los actores representaban ese mismo texto. Atresplayer Premium estrena este domingo 25 de julio la cuarta tanda de episodios dando un nuevo giro a la serie y haciéndola crecer: cuenta con más capítulos (ocho), más largos (de media hora) e incorpora a más personajes.

Sus protagonistas no creen que estas variaciones traicionen el espíritu de la ficción, creada por Borja González Santaolalla y Diana Rojo. "Al final, la esencia de '#Luimelia' son las chicas, así que se mantiene. Y nosotras agradecemos que se haya aumentado el minutaje porque podemos contar las cosas con más calma", asegura Usero. Su compañera, por su parte, reconoce que esta temporada "igual tiene una estructura más de serie por la media hora de los capítulos". "Con la aparición de nuevos personajes todo debe tener un orden y una coherencia que sería difícil de conseguir si sigues el mismo rollo que las anteriores temporadas", justifica Rovira.

Hipotecadas

El conflicto principal que planea este año sobre la pareja es la compra de un piso en común, que les obliga a hipotecarse. "Deciden dar el paso con valentía y con todo lo que eso supone hoy en día por cómo están los precios de la vivienda", recalca Rovira. Pero un imprevisto hace que su idea del idílico hogar se venga abajo y tengan que adaptarse a una situación totalmente inesperada. El tema de la boda, en el que hasta ahora parecía que no lograban ponerse de acuerdo, también estará muy presente.

Entre los fichajes de esta temporada están Francesco Carril, como el inmaduro hermano de Amelia que sigue viviendo con sus padres; Roi Méndez y Ariana Martínez, como un matrimonio amigo de las chicas; Javier Botet, un 'okupa' ilustrado; Joaquín Climent y Ana Labordeta, como los padres de Amelia; Carolina Rubio, la deslenguada amiga de la infancia de Luisita; Claudia Traisac, su nueva compañera de trabajo, y Ondina Maldonado, colega laboral de Amelia.

Noticias relacionadas

Muchos de ellos pertenecen al pasado de las protagonistas y ayudan a entender cómo son en el presente. "Eso a nosotras nos da un 'background'. En esta cuarta temporada hemos descubierto cosas sobre los personajes que nos han enriquecido muchísimo y que han hecho que tengan más aristas y sean más poliédricos", incide Rovira. Repiten Jonás Berami, Lucía Martín-Abello y Alba Gutiérrez, cuyos personajes se consolidan como fijos, y también intervienen Lena Fernández, Resu Morales, Carmen Losa y los actores de 'Amar es para siempre' Itziar Miranda, Manu Baqueiro y Álvaro de Juana.

Convertidas en referentes LGTBI gracias a '#Luimelia', las protagonistas recalcan la importancia de ficciones como esta para dar visibilidad al colectivo en los tiempos que corren, donde aún se producen casos como el asesinato de Samuel. "Pasamos tantísimo tiempo delante de las pantallas, que las series, las películas e incluso los anuncios deberían servir para educar. Es absolutamente necesario que haya historias como 'Veneno' y '#Luimelia', porque estamos acostumbrados a ver series que subrayan y apoyan el patriarcado. Necesitamos ficciones que representen a todos por igual para que las futuras generaciones crezcan ya en una sociedad completamente tolerante", subraya Usero. "Desde que empezamos en 'Amar...' hemos recibio mensajes de gente de todo el mundo a los que esta historia les ha cambiado. Es maravilloso el poder que tiene la ficción, y sentirse reflejado en ella es muy poderoso y necesario", añade su compañera.