TÓMATELO EN SERIE

'Ted Lasso', el regreso de una serie salvavidas

  • Apple TV+ estrena la segunda temporada del fenómeno cómico de 2020, soplo de bondad y positividad en días pandémicos 

Jason Sudeikis en la segunda temporada de ’Ted Lasso’.

Jason Sudeikis en la segunda temporada de ’Ted Lasso’. / Apple TV+

5
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

¿Una serie basada en unas promos semiolvidadas de hace casi una década? No, no todo es adaptable. No, no podía ser buena. Y sin embargo, 'Ted Lasso' logró, sobre todo después de un par de episodios de precalentamiento (raramente un piloto de 'sitcom' da la medida justa de lo que será dicha serie), granjearse el respeto de la mayoría de críticos y generar un sorprendente boca-oreja, o en plena pandemia, flujo de whatsapps y tuits

Nadie esperaba esa resonancia, empezando por Apple TV+, que había estrenado la serie en lo más crudo del crudo verano: 14 de agosto, una clase de fecha reservada a productos por los que se tiene poca estima, incluso hoy en día, cuando las antiguas divisiones del calendario televisivo han perdido algo de sentido. En estas mismas páginas despachamos 'Ted Lasso' con una pequeña cápsula informativa y seguimos adelante sin mirar atrás, en absoluto preparados para el fenómeno por llegar.

Porque 'Ted Lasso' caló. Y los motivos no son difíciles de desentrañar. En esencia, motivo: el entrenador de fútbol titular cocreado e interpretado por Jason Sudeikis, un bastión de bondad y esperanza en un tiempo de provocación polarizadora y desánimo generalizado.

Pequeña biografía de un icono

Lasso no siempre fue así. Cuando se dio a conocer en Estados Unidos, allá por 2013, era otro de esos hombres blancos arrogantes a los que Sudeikis se abonó durante su paso por 'Saturday night live' (Mitt Romney o George W. Bush, digamos) y siguió cultivando en películas como 'Cómo acabar con tu jefe' o la reivindicable (anti-)comedia romántica 'Nunca entre amigos'

La cadena NBC Sports se había hecho con los derechos de la Premier League en Estados Unidos y necesitaba llamar la atención del público sobre esta clase de fútbol. Entra en escena Ted Lasso, entrenador yanqui del Tottenham Hotspur, tan seguro de sí mismo como ignorante, sorprendido porque en Europa los jugadores puedan pasar la pelota a un compañero que está detrás de ello y, sobre todo, por el absurdo de admitir los empates. "Si intentaras acabar un partido en empate en Estados Unidos… Eso podría salir en el Libro de las Revelaciones como causa del apocalipsis", afirmaba. 

Sudeikis creyó que había personaje para rato y, por sugerencia de su expareja Olivia Wilde, empezó a desarrollar una serie sobre un pez estadounidense fuera del agua. "Usamos la versión original de 'The office' como modelo e hicimos un borrador del piloto e ideas para episodios de la primera y segunda temporadas", ha explicado a 'The New York Times'. "Después todo se paró tres años. Luego se cruzó en el camino Bill Lawrence e hizo que todo sucediera". El creador de 'Scrubs' acabó de dar forma a las ideas de Sudeikis y sus dos viejos colegas de improvisación Joe Kelly y Brendan Hunt (este último, también actor en la serie: es el gran entrenador Beard).

La mejor versión de Lasso 

El Lasso de la serie es ligeramente distinto al conocido, aunque ya desde la segunda promo se hizo al personaje más simpático. Este Lasso definitivo, igual de ignorante pero más curioso, era lo que un mundo en cuarentena necesitaba: una voz (cautelosamente) optimista en mitad del desánimo, un tipo obstinado en levantarte el día incluso cuando él mismo está secretamente por los suelos; si está en Inglaterra, es en parte para tratar de salvar su matrimonio.

Esto último explica que incluso alguien tan naíf como Lasso acepte una oferta misteriosa: ir a trabajar con un equipo de fútbol profesional en Inglaterra, el segundón AFC Richmond, sin tener la más remota idea de ese deporte; lo suyo es el fútbol americano universitario. Lasso compensa su falta de conocimiento del juego con sus bienvenidas apreciaciones filosóficas, casi siempre en forma de personal aforismo. 

Los miembros de la HFPA se dejaron engatusar (nuevamente) y decidieron premiar a Sudeikis con un Globo de Oro al mejor actor protagonista de comedia. Además, la serie ha obtenido un prestigioso premio Peabody por "ofrecer la perfecta contrapartida a la prevalencia duradera de la masculinidad tóxica, tanto fuera como dentro de la pantalla, en un momento en que la nación necesita modelos inspiradores de bondad". Y la semana pasada batía el récord de nominaciones a los Emmy para una comedia novata: una veintena de ellas. 

En busca de la remontada

Desde el viernes, día 23, podemos saber cómo se desenvuelve el AFC Richmond en la Championship, equivalente a nuestra Segunda División. Nos reencontramos con el equipo cuando lleva encadenados nada más que siete empates, ¡siete!, algo que horrorizaría al primer Lasso. El gran Dani Rojas (Cristo Fernández) tiene oportunidad de romper la maldición marcando un penalti al Nottingham Forest, pero lo impensable sucede y todo se va al traste. 

Incluyendo el mojo de Rojas, cuya salvación no pasa por esta reflexión de Lasso: "Has sufrido una improbable y trágica coincidencia. No tan distinta de las vistas a lo largo de 'Magnolia', la obra de Paul Thomas Anderson de 1999". Mejor solución parece la psicología deportiva, representada aquí por la estricta Sharon (Sarah Niles), quien, al menos en un principio, no tiene la mejor química con Lasso. Niles es conocida como la oficial Funmi de 'Podría destruirte', pero antes había sido, entre otras muchas cosas, una colega del personaje de Sally Hawkins en 'Happy, un cuento sobre la felicidad'. Como en esta película de Mike Leigh, la pregunta principal parece: ¿una personalidad alegre es algo realmente beneficioso?

Noticias relacionadas

Hemos hablado bastante de Lasso, pero ni la serie ni su éxito se entienden, por otro lado, sin secundarios como la vulnerable presidenta Rebecca Welton (Hannah Waddingham), el entrañable pelele Higgins (Jeremy Swift), la 'influencer' Keeley Jones (Juno Temple) o el retirado capitán Roy Kent (Brett Goldstein). Sus tramas, sus historias de amor, deporte, caída, transformación y resurrección, importan tanto o más que las de Lasso. En una serie humanista, todo el mundo es importante. 

Temas

Series