El 'Juego de tronos' español

'El Cid' regresa con una segunda temporada más sangrienta

Las batallas cobran relevancia en los cinco nuevos episodios de la serie de Amazon Prime Video protagonizada por Jaime Lorente

Jaime Lorente, la segunda temporada de ’El Cid’.

Jaime Lorente, la segunda temporada de ’El Cid’. / AMAZON PRIME VIDEO

3
Se lee en minutos
Marisa de Dios
Marisa de Dios

Periodista

Especialista en series y programas de televisión

Escribe desde Barcelona

ver +

Rodrigo Díaz de Vivar es uno de los grandes héroes de la historia de España por su papel en la Reconquista, cuya vida inspiró el más importante cantar de gesta de la literatura patria, el 'Cantar del mío Cid'. Amazon Prime Video quiso recuperar su figura potenciando su lado humano por encima de sus logros bélicos en una serie que comenzaba su andadura cuando el protagonista era solo un simple escudero, el joven Ruy, y ahora sigue indagando en sus conflictos personales en una segunda temporada que llega este jueves 15 de julio más sangrienta, con un mayor calado folletinesco y con una encarnizada lucha fratricida por la corona como telón de fondo.

El desencadenante de todas las tensiones en la corte de Burgos es la decisión tomada por el rey Fernando I el Grande justo antes de morir al final de la anterior entrega, al trocear sus territorios entre sus cinco hijos. El reparto genera un terremoto entre Alfonso (Jaime Olías) y Sancho (Francisco Ortiz), que obligará a tomar partido al resto de sus hermanos, Urraca (Alicia Sanz), García (Nicolás Illoro) y Elvira (Lucía Díez), así como a Ruy (Jaime Lorente). "Por fin empieza a darse cuenta de que hay otros valores en la vida igual o más importantes que la lealtad", avanza el actor de 'La casa de papel' sobre un personaje que le ha permitido redescubrir a una figura que considera que ha estado "manipulada por muchos intereses políticos". "La serie cuenta muy bien cómo muchas veces, a raíz del miedo, nace lo peor del ser humano", recalca Olías.

Las batallas cobran un especial protagonismo en los cinco episodios que componen esta segunda temporada, con elaboradas secuencias de lucha, y se avivan las intrigas palaciegas de esta especie que aspira a ser el 'Juego de tronos' a la española, pero con base histórica. Detrás de las conspiraciones se encuentra siempre Urraca, la primogénita del rey que ve cómo sus hermanos se han llevado la mejor parte del botín solo "por llevar un colgajo entre las piernas", como tan gráficamente lo define ella en la serie.

Noticias relacionadas

"En esta segunda temporada se explica mejor la relación de Urraca con su madre, lo que ha sentido desde pequeña, por qué tiene ese carácter, y vemos su parte más vulnerable", explica la actriz que la interpreta, que reivindica series como 'El Cid' para "darle espacio a las mujeres que han hecho historia". "Por fin tenemos un proyecto que muestra que hay mujeres que han cambiado el destino de los reinos de España", añade Sarah Perles, que da vida a la impetuosa Amina, princesa árabe que aspira a conquistar a Ruy y que está inspirada tanto en una poeta de la época medieval como en la futura esposa de Alfonso VI.

Entre combates e intrigas también hay espacio para los devaneos sentimentales de Ruy con Amina (cuyas secuencias juntos ponen las notas picantes a la serie) y Jimena (Lucía Guerrero), su futura esposa y con escenas mucho más castas. Pero la relación más llamativa es la que surge entre García y Nuño (Álvaro Rico), tratándose de una serie ambientada en el siglo XI. "Entra en juego una composición emocional, casi de descubrimiento sexual de los dos personajes, que le da otra dimensión a esta historia", subraya el actor que encarnó a Polo en 'Élite' sobre su papel en una serie que, viendo la extensa trayectoria de gestas del Cid, podría tener muchas más temporadas. "Yo estaría encantado", confiesa su protagonista, que el próximo septiembre dirá adiós al personaje que le ha hecho famoso mundialmente, el del rudo atracador enamoradizo de 'La casa de papel'.