TÓMATELO EN SERIE

'New Amsterdam', el paisaje después de la pandemia

Ryan Eggold en la tercera temporada de ’New Amsterdam’.

Ryan Eggold en la tercera temporada de ’New Amsterdam’. / FOX

  • El miércoles se estrena, en exclusiva en FOX, la tercera temporada de una serie convertida tardíamente en fenómeno a través de Netflix 

Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

ver +

Últimamente los fenómenos nacen con la misma rapidez con que se diluyen, pero a 'New Amsterdam' le costó ser lo que es hoy en día: un nuevo gran éxito del género hospitalario, uno de los principales sustentos salvavidas de la ficción generalista, junto con los procedimentales policiales. Estrenada en NBC en septiembre de 2018, aquí se incorporó al catálogo de Prime Video en junio de 2019 y unos meses, después, en octubre, pudo verse en Antena 3; en ambos casos, con ruido moderado. 

Pero tras su llegada a Netflix a mediados de febrero de este mismo año, este drama médico empezó a aparecer persistentemente en el Top 10 de la plataforma y a adquirir la notoriedad que no obtuvo en anteriores estrenos. No, no es que el título 'New Amsterdam' estuviera maldito: al contrario que la serie de 2008 con Nikolaj Coster-Waldau como detective inmortal, esto durará más de ocho episodios. De hecho, llegada la hora de renovar por una tercera temporada, NBC aprovechó y pidió ya de paso la cuarta y la quinta.

¿Por qué esta 'New Amsterdam' ha triunfado y la otra no? ¿Por qué esta serie de hospital ha funcionado y tantas otras no? El factor Netflix es importante: la popularidad de la plataforma es tal que cualquier producto más o menos efectivo tendrá aquí serias oportunidades de encontrar su fandom. Pero también hay que señalar hacia su héroe protagonista y el momento en que muchos le conocieron.

La serie llegó a España en un momento de luz al final del túnel pandémico, pero también de fatiga emocional y física o incertidumbre sobre el futuro. E igual que el entrenador de fútbol titular de 'Ted Lasso' nos ayudó a superar la era covid con su optimismo, el no menos idealista doctor Max Goodwin (Ryan Eggold) fue un poco como el coach que necesitábamos para encarar esta recta con alegría.

"¿Cómo puedo ayudar?"

Libremente inspirada en el verdadero doctor Eric Mannheimer y su libro biográfico 'Twelve patients: Life and death at Bellevue Hospital', la creación del veterano David Schulner (antiguo guionista de 'Una vez más') relata los intentos de Goodwin de cambiar la forma de funcionar en el hospital New Amsterdam (trasunto del neoyorquino Bellevue) y eliminar zonas de sombra en la sanidad del país. "Todos pensamos que el sistema no se puede cambiar. Pero veréis, somos el sistema y tenemos que cambiar. Seamos médicos otra vez", dice en su primer discurso ante los empleados. Su lema es: "¿Cómo puedo ayudar?".

A la vez que trata de cambiar el sistema, Goodwin (incluso el apellido es positivo) ha de lidiar con serias preocupaciones personales. Su esposa Georgia (Lisa O'Hare) está embarazada del primer hijo de ambos, pero Max no sabe si llegará a ejercer demasiado como padre. Porque el matrimonio no va bien, pero también porque sufre un carcinoma de células escamosas. Su doctora allí será Helen Sharpe (Freema Agyeman), con quien establece una relación polifacética y en fluctuación. Completan el equipo Lauren Bloom (Janet Montgomery), jefa del Departamento de Emergencias con sus propias emergencias conductuales; el psiquiatra con extra de empatía Iggy Frome (Tyler Labine), o, hasta hace poco, Vijay Kapoor (Anupam Kher), jefe de Neurología que es la viva imagen de la sabiduría. 

Después de una guerra

Los guionistas de 'New Amsterdam' han tomado buena nota de 'Anatomía de Grey': menos no es más, más es siempre mejor; más es todo. Y por eso no pueden pasar más cosas ni cruzarse más temas candentes en cada episodio. También como en ese longevo clásico, abundan las situaciones de dulce tortura emocional con baladas esponjosas al fondo. Los espectadores van al New Amsterdam, como al Seattle Grace, a sufrir, y aceptan con gusto las puñaladas en el corazón. 

La tercera temporada, que podrá verse solo en FOX desde el miércoles, día 2 (aún no se sabe cuándo llegará a Prime Video y Netflix), arranca con imágenes no por conocidas menos devastadoras: cuerpos apilados en camiones refrigerados, padres médicos separados de sus hijos y familias, rostros de sanitarios marcados a fuego por las gafas de protección… Son los estragos del covid resumidos en pocos directos minutos, mientras suena, por supuesto, una balada esponjosa: 'What a wonderful world' según Jon Batiste. 

Noticias relacionadas

Pero esta nueva entrega de 'New Amsterdam' no se centra en el desastre, sino en el proceso de cura; en el aprendizaje de esa 'nueva normalidad' que da título al episodio de arranque de la temporada. A Goodwin y equipo no les da demasiado tiempo, sea como sea, a reflexionar. En cuanto parece haber pasado lo peor, un avión aterriza de emergencia en el río Este frente a las miradas atónitas de Max y Helen. A seguir salvando vidas. Y las noches de muchos espectadores hambrientos de drama. 

Temas

Series