TÓMATELO EN SERIE

'Little birds', descubrimiento erótico del brazo de Juno Temple

Hablamos con la actriz británica de culto, favorita de Friedkin, sobre una miniserie basada libremente en relatos de Anaïs Nin

Juno Temple en una imagen de la miniserie ’Little birds’.

Juno Temple en una imagen de la miniserie ’Little birds’. / Dean Rodgers / Warp Films

  • Juno Temple, la actriz propulsada por su atrevido papel en 'Killer Joe', de William Friedkin, protagoniza una adaptación del volumen de cuentos eróticos 'Pajaritos'

  • Starzplay estrena el domingo esta creación de la polifacética artista Sophia Al-Maria, dirigida también por una mujer, Stacie Passon

Se lee en minutos

El sexo y las escenas de desnudo son habituales en las series. Pero son algo más raras aquellas series que se sirven del deseo carnal no solo para despertar al espectador, sino para investigar los misterios de la excitación sexual y por qué lo que a unos dispara la libido a otros les deja frío. Hay, en fin, muchas series con sexo, pero pocas series sobre sexo, aunque sea algo tan presente en nuestras vidas reales e imaginadas.

Por eso 'Little birds' (Starzplay, domingo, día 14), relato de un viaje de descubrimiento y autoconocimiento sexuales, es toda una rareza. La polifacética artista Sophia Al-Maria se sirve de los cuentos del libro 'Pajaritos' de Anaïs Nin –o mejor, de algunos elementos que recombina a placer en un único relato más extenso y tangible– para explorar el camino de liberación erótica de Lucy Savage, rica heredera neoyorquina a la que su prometido recibe en Tánger con menos pasión de la deseable. Es la Tánger (filmada en Tarifa) de 1955: una ciudad en su propio camino de liberación, en su caso de la opresión colonialista.

Lo sexi y lo érotico

Figura emblemática de la vanguardia literaria parisina, Nin pasó a la leyenda por sus intensos diarios y quizá, sobre todo, por la ficción erótica que escribió por encargo para un cliente anónimo. Cuentos escritos en los cuarenta, pero no publicados hasta décadas después en las compilaciones póstumas 'Delta de Venus' (1977) y 'Pajaritos' (1979). La primera fue adaptada por Zalman King, rey del 'softcore' de autor, en una película de 1995. La segunda resurge ahora en forma de miniserie de seis episodios.

Su protagonista es Juno Temple, una actriz de inquietud constante, revelación absoluta hace una década en 'Killer Joe', aquella historia de sexo, asesinato y pollo frito dirigida por William Friedkin a partir de una obra teatral matadora de Tracy Letts. Temple recuerda a la perfección qué sintió cuando leyó 'Pajaritos' a los diecisiete años: "Iba en un avión y, bueno, fue como… Me subió la temperatura", confiesa entre risas. "Ciertos momentos grotescos se me escapaban. Pero creo que, simplemente, debías dejarte llevar y explorar todos los tipos de sudor que te presenta. Esos momentos en que el cuerpo te domina y tu cerebro ya no tiene el control. Lo sexi es cuestión de cabeza. Lo erótico es cosa del cuerpo, creo".

A Temple le apetecía reencontrarse con "una vieja amiga", como describe a Nin, y más todavía si era de la mano de mujeres que "sabrían pillar su escritura". El núcleo del equipo creativo es femenino: crea y escribe Sophia Al-Maria; dirige Stacie Passon, hace poco autora de la adaptación al cine de otro clásico literario: 'Siempre hemos vivido en el castillo', de Shirley Jackson. "Estar rodeada de mujeres era, desde luego, un valor añadido. Hombres y mujeres experimentan el erotismo de forma diferente, porque tenemos una anatomía diferente, básicamente". ¿Habría dudado de aceptar el proyecto si hubiese tenido hombres al frente? "La verdad es que no lo sé. Es una pregunta difícil. Pero sé que con Stacie iba a poder liberarme de forma más cómoda".

Padrino Billy Friedkin

Nuestra entrevistada no es una primeriza, sea como sea, en el ámbito de las escenas más íntimas y vulnerables. Recién entrada en la veintena, aceptó un papel bastante complicado con un director complicado de llevar: William Friedkin, autor de 'The French connection' y 'El exorcista', entre otras viscerales obras maestras. "Recuerdo leer aquel guion ['Killer Joe'] y sentir como si me dieran una patada en el estómago. Pensar en esa película era como tener la regla: sabía que lo quería, pero sabía que dolería. Siempre estaré agradecida a Billy por haber creído en mí".

En 'Killer Joe', Temple debía protagonizar un desnudo integral y justo después compartir una escena de sexo con un hombre mucho mayor (dos décadas) y mucho más vestido que ella. "Matthew McConaughey fue encantador", asegura. "Habló mucho conmigo sobre la escena. Todavía hoy considero importante discutir con mis compañeros qué está bien y qué no; cómo vamos a avanzar para llegar a conquistar la escena. Una vez eso está claro, una escena de sexo puede ser disfrutable. Al fin y al cabo, generalmente todo consiste en compartir momentos íntimos con un hombre o una mujer muy guapos".  

Te puede interesar

Del rodaje de 'Little birds', Temple se quedará con esos momentos íntimos, pero también con los ratos de diversión al lado de Rossy De Palma, espléndida en la serie como Condesa Mandrax, reina social de la colonia. 'Rossy es una leyenda. Me habría gustado pasar aún más tiempo con ella, pero no hacía más que ir y venir. ¡Es una mujer muy ocupada!'.

5 grandes series sobre sexo


'Dime que me quieres' (2007). Reivindicable drama de HBO sobre tres parejas que buscan ayuda en una terapeuta (gran Jane Alexander) para salvar su relación. Duró solo una temporada, pero no por ser cancelada, sino porque su creadora, Cynthia Mort ('La extraña que hay en ti'), ya había dicho todo lo que tenía que decir. Hurra por la concisión. También por una ambición psicológica casi bergmaniana y la franqueza de sus escenas de sexo.   


'Easy' (2016-). El prolífico director 'indie' Joe Swanberg nunca ha tenido miedo a la frontalidad sexual: su primera película, 'Kissing on the mouth', de 2005, estaba llena de sexo no simulado, incluyendo una escena de masturbación a cargo del mismo Joe. Netflix no le deja llegar tan lejos, pero 'Easy', colección de historias sobre el laberinto moderno del amor, el sexo y la tecnología, es atrevida y divertida.

 

'The Deuce (Las crónicas de Times Square)' (2017-2019). Como en 'Dime que me quieres' y la también bastante interesante 'Wanderlust', el sexo aquí no es particularmente afrodisíaco. Lo que interesa al tándem formado por David Simon y George Pelecanos (apoyado por mujeres tanto en dirección como guion) son las muchas y a menudo oscuras caras del trabajo sexual. En la serie de HBO también hay, sin embargo, sexo con amor, iluminado de forma más cálida.


'The girlfriend experience' (2016-). Basándose libremente en la película de Soderbergh de igual nombre, Amy Seimetz y Lodge Kerrigan desarrollaron, primero juntos (en la gran primera temporada) y después en paralelo, historias sugestivas sobre el aspecto transaccional de la sexualidad. En la tercera temporada de la serie de Starz, que se estrena en el próximo South By Southwest, tomará el relevo Anja Marquardt, directora de 'She's lost control'.

 

'Sex education' (2019-). Demasiadas series de instituto pasan un poco por encima del sexo o, peor aún, lo convierten en algo banal. En cambio, esta estupenda creación de Laurie Nunn para Netflix, cuya tercera temporada podría llegar este año, reconoce su importancia capital en la vida adolescente y trata de arrojar luz sobre sus complejidades a esa y a muchas otras edades. Que tomen apuntes los guionistas del mundo.

Temas

Sexo Series