FINAL DE LA PRIMERA TEMPORADA

Crítica de 'Raised by wolves': ¿sueñan los androides con la maternidad?

En la serie, visualmente muy sugestiva, se puede rastrear toda la obra de Ridley Scott como director centrada en la ciencia ficción y en los dilemas entre androides y humanos

Amanda Collin, en un fotograma de ’Raised by wolves’

Amanda Collin, en un fotograma de ’Raised by wolves’

Se lee en minutos

Raised by wolves ★★★★

Dirección:  Ridley Scott, Luke Scott y James Hawes

Reparto:  Amanda Collin, Abuybakar Salim, Winta McGrath, Travis Fimmel, Felix Jamieson

País:  Estados Unidos

Duración:  10 episodios

Año:  2020

Género:  Ciencia ficción

Estreno último episodio:  5 de noviembre del 2020

Cadena:  TNT

Aunque el creador de ‘Raised by wolves’ es Aaron Guzikowski, la serie que acaba de llegar al final de su primera temporada tiene más de su productor, Ridley Scott, quien además dirige los dos primeros episodios y delega en su hijo Luke otros tres. En este relato ambientado en el futuro en un desértico planeta, pueden rastrearse elementos de ‘Blade runner,’ ‘Prometheus’, ‘Alien: Covenant’ e incluso ‘Marte (The Martian)’, es decir, la obra de Scott como director centrada en la ciencia ficción y en los dilemas entre androides y humanos.

Madre, el personaje central de la historia, interpretado en una excelente elección de casting por Amanda Collin, es dos cosas a la vez, androide y nigromante. La acción acontece en el remoto planeta Kepler 22b, un lugar de pozos profundos, arbustos retorcidos, desiertos y nubes espesas sobre las montañas, en el que hay varias colonias humanas. Pero perteneciendo a un futuro sin especificar, lo que allí ocurre parece proceder de un remoto pasado marcado por las creencias religiosas.

Madre y Padre son dos androides embutidos en trajes de látex plateado que crían niños humanos a partir de embriones congelados para sembrar una civilización. Son ateos, pacifistas y tecnócratas, en oposición al despliegue de creencias de los humanos que adoran una deidad llamada Sol, viajan en el Arca del Cielo, conocen templos pentagonales, creen en las profecías y hasta encuentran un diente de Rómulo, aquel que, con su hermano Remo, fue amamantado por lobos. La religión es para ellos una invención para dar las gracias.

Los dos androides son tan hieráticos como los replicantes de ‘Blade runner’, pero ella es poderosa como los de ‘Prometheus’. Puede llegar a ser devastadora con sus ojos, mientras que él es un androide elemental capaz de contar chistes y ser entrañable con sus retoños humanos. Son los lobos del título. Amamantan una nueva especie, aunque Madre quiera generar la suya propia en el impactante tramo final de la serie.

Visualmente muy sugestiva, entre la sugerencia de la penumbra y la catarsis de las explosiones de sangre y violencia, con un diseño de producción simple y estilizado –esa pequeña nave en forma de silbato, los diagramas del tablero de mandos o la visualización de un reptil mítico– ‘Raised by wolves’ reflexiona sobre las creencias más antiguas en un árido contexto futurista. Las expectativas e interrogantes que deja para la segunda temporada son altas.