FENÓMENO TELEVISIVO

Quién es quién en 'Antidisturbios': los personajes y actores del reparto

Vicky Luengo, en una imagen promocional de la serie ’Antidisturbios’

Vicky Luengo, en una imagen promocional de la serie ’Antidisturbios’

Se lee en minutos

El magnífico reparto coral es uno de los infinitos activos que ofrece 'Antidisturbios', la serie creada por Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña que se ha convertido en el fenómeno de la temporada: ese grupo de policías de la UIP, marcado a fuego tras ejecutar desastrosamente un desahucio, esa agente de asuntos internos obsesionada patológicamente por descubrir la madeja de corrupción que se esconde detrás del caso... Personajes ya para la historia de la ficción serializada española, interpretados por un elenco en estado de gracia. Pero... ¿quién es quién en 'Antidisturbios? Conoce a todos los personajes y a los actores que les dan vida.

Laia Urquijo (Vicky Luengo)

La ya legendaria partida de Trivial con su familia en el prólogo del primer episodio revela el carácter obsesivo y testarudo de la agente de asuntos internos encargada de investigar al grupo de antidisturbios. Un personaje oblicuo, a la altura del que interpretaba Emily Blunt en ‘Sicario’, esa idealista agente del FBI reclutada por una fuerza de élite del Gobierno para luchar contra el narcotráfico. La encarna con  desazonante magnetismo Vicky Luengo, actriz mallorquina criada en Barcelona que empezó en el 'Club Super 3' y a la que hemos visto en series como ‘La Riera’, ‘La pecera de Eva’, ‘Homicidios’ o ‘Madres’. 

Salvador Osorio (Hovik Keuchkerian)

Es el jefe del grupo Puma que debe ejecutar un desahucio en el centro de Madrid que acaba en tragedia. Agente impecable en lo profesional, no puede decir lo mismo de su vida personal. Sufre dolor crónico en la espada que le obliga a medicarse y su único objetivo es aprobar unas oposiciones que le permitan dejar el furgón de la UIP. Es uno de los grandes personajes de la serie, interpretado con potencia introspectiva por el exboxeador, monologuista, poeta y actor madrileño nacido en Beirut, de padre armenio y madre española, Hovik Keuchkerian, el conocido Bogotá de ‘La casa de papel’.

Diego López (Raúl Arévalo)

Es el más reflexivo de los antidisturbios. Tiene la suficiente experiencia como para que el trabajo no le afecte, pero empieza a replantearse sus prioridades porque lo que quiere es alejarse de ese mundo de violencia y estar con su familia. Raúl Arévalo reconoce que ha sido el trabajo más duro al que se ha enfrentado en toda su carrera, que abarca ya más de 50 títulos, con hitos como ‘Azul oscuro casi negro’, ‘Gordos’, por la que ganó el Goya al mejor actor secundario, o ‘La isla mínima’. Y por supuesto, ‘Tarde para la ira’, su ópera prima como director, ganadora de cuatro Goya.  

 Alexánder Parra (Álex García)

Su arco dramático es uno de los más complejos. Por una parte, cuenta con la protección de su tío, el policía Rosales, pero esta relación también se convertirá en fuente de conflictos morales. Intenta ser el chico perfecto, buen amigo, buen profesional, buen novio, pero alberga muchas zonas oscuras. En los últimos tiempos, Álex García se ha convertido en uno de los actores más taquilleros de nuestro país gracias a películas como ‘Si yo fuera rico’. Domina la comedia, el drama y forjó su imagen de galán en la serie ‘Tierra de lobos’ y la película ‘La novia’, por la que estuvo nominado al Goya. En teatro arriesga con obras como ‘Jauría’, basada en el caso de La Manada. 

 José Antonio Úbeda (Roberto Álamo)

Un veterano del furgón. Experiencia profesional y aparente aplomo; solo aparente, pues bajo el casco y el traje negro se esconden pavorosos ataques de pánico. Nadie se lo ha diagnosticado, pero es víctima de la depresión. Mejor dicho, se lo ha diagnosticado su mujer tras leer las páginas médicas de una revista del corazón en la peluquería. Un personaje encarnado con taciturna contención por Roberto Álamo, a años luz de su policía expeditivo y psicopático de ‘Que Dios nos perdone', papel por el que este enorme actor teatral, surgido del grupo Animalario, conquistó el Goya a la mejor interpretación masculina.

 Rubén Murillo (Patrick Criado)

Es el más joven del grupo y conduce el furgón con más nervio que el Nen de Castefa.  Inestable, espasmódico, carente de autocontrol, recibirá un escupitajo en un momento de alta tensión durante el desahucio y acabará entrando en erupción, lo que desencadenará la tragedia en al corrala. Un personaje hipertenso, interpretado con  energía juvenil por Patrick Criado, que ya dejó poso en  ‘Vivir sin permiso’ y en ‘Águila Roja’, y que lo hará, no tengan ninguna duda, en la quinta y última temporada de ‘La casa de papel’.

 Elías Bermejo (Raúl Prieto)

Es un recién llegado al grupo de antidisturbios; por eso, al principio no se fiarán mucho de él. Sin embargo, lo que de verdad oculta es su tendencia a generar relaciones tóxicas con las mujeres. Es un maltratador psicológico que incluso llega a la violencia física, un acosador en toda regla. Es uno de los primeros papeles protagonistas para Raúl Prieto en televisión, no así en teatro, donde ha liderado otras tan importantes como ‘Misántropo’, de Miguel del Arco, con el que suele colaborar asiduamente. Su presencia y contundencia escénica son arrolladoras.

 Moreno (Tomás del Estal)

Es el jefe de Laia Urquijo en su unidad de asuntos internos. Hizo algo en el pasado –tomar un atajo judicial en un antiguo caso en Valencia- que le dejó escaldado. Cuando la agente descubre la trama corrupta detrás del desastroso deshucio del centro de Madrid, Moreno intentará evitar que su obsesiva pupila siga adelante. Mejor no revelar por qué. Lo interpreta con gesto tranquilo, y mucho fuego interior, Tomás del Estal, hombre de teatro desde sus inicios en La Fura dels Baus, y secundario de carácter en cine y televisión.

 Rosales (David Lorente)

Es el subjefe de los antidisturbios. Su posición de mando intermedio le ha proporcionado conexión con las altas esferas, convirtiéndose en uno de los eslabones que componen la cadena de corrupción. Adora a su sobrino Alexánder, y por eso intenta protegerlo, aunque sus consejos siempre se apartan de la vía legal. Está interpretado por David Lorente, que ya aparecía en ‘El reino’. Además de cine y televisión, destaca su trayectoria teatral, como actor y director, tanto en obras clásicas como contemporáneas.

Te puede interesar

 Diana (Mónica López)

Es la jefa de Laia en asuntos internos, una mujer de carácter que se sitúa en un puesto de poder que le permite manejar información muy delicada que ella puede manipular. La relación con sus subalternos será fría, aunque en principio nada le haga parecer sospechosa. La canario-catalana Mónica López se formó en las tablas para más tarde desembocar en el histórico culebrón ‘Nissaga de poder’. Ha participado en películas como ‘Intacto’, de Juan Carlos Fresnadillo, ‘En la ciudad’, de Cesc Gay, o ‘El habitante incierto’, de Guillem Morales.

 Revilla (Paco Revilla)

Un expolicía corrupto metido en todos los chanchullos imaginables, arreglador de asuntos previo pago, contratador de sicarios del Este, buen amigo de las altas esferas y… tocado con gorra estilo inglés. No hay que darle muchas vueltas para percatarse de que Revilla es la némesis del comisario Villarejo, llevado casi al terreno de la caricatura desde su propio apellido: Revilla…rejo. Quien interpreta al serpenteante excomisario no es un actor profesional, sino el padre del mismísimo Rodrigo Sorogoyen, acreditado aquí como Paco Revilla.