30 sep 2020

Ir a contenido

'Talking heads': la voz y la palabra en tiempos de pandemia

Movistar+ estrena este lunes la revisión de una serie clásica de monólogos de la BBC, rodada durante los meses de confinamiento

Beatriz Martínez

Imagen promocional de la serie ’Talking heads’

Imagen promocional de la serie ’Talking heads’

Han sido muchos los experimentos de ficción que han surgido a lo largo de la pandemia, sin embargo, el dramaturgo británico Alan Bennett ya experimentó en los años 80 con una fórmula que puede trasladarse perfectamente al escenario actual en el que vivimos: una serie de monólogos interpretados por grandes intérpretes que hablan a cámara alrededor de algunas ansiedades universales del ser humano como la muerte o la soledad, y que ahora cobran una dimensión casi reveladora.

Por eso, la cadena BBC recupera el espíritu de ‘Talkings heads’ en una nueva versión actualizada que emitirá a partir del lunes 10 de agosto Movistar Seriesmanía. Doce capítulos entre treinta y cuarenta minutos que fusionan el formato teatral y cinematográfico y que fueron rodados durante el confinamiento en el Reino Unido manteniendo las medidas de higiene y seguridad.

De alguna manera, ‘Talking heads’ se encarga de volver a poner en valor el verdadero sentido del texto y de la palabra, también de la actuación más técnica y desnuda, sin recurrir a ningún tipo de parafernalia visual para trasmitir un mensaje potente y sumergirnos en una narración absorbente en forma de soliloquio que permite al espectador recrear mentalmente las acciones y sentimientos que en él se trasmiten.

Para celebrar este ‘comeback’ se han recuperado diez de las piezas que aparecían en las dos temporadas que en su momento configuraron la serie, la primera emitida en 1988 y la segunda en 1998. Imelda Staunton toma el relevo de Patricia Routledge para convertirse en la protagonista de ‘Una mujer de cartas’, mientras que Leslie Manville recupera el rol que hizo Maggie Smith en ‘Yacer entre lentejas’, donde interpreta la mujer de un párroco con problemas de alcoholismo. Kristin Scott Thomas sustituye a Eileen Atkins en ‘La mano de Dios’ y Martin Freeman asume la tarea de emular al propio Alan Bennett en ‘Una grieta en el azucarero’.

Uno de los fragmentos más memorables, el que hizo Thora Hird con más de 80 años, ‘Esperando el telegrama’, no se ha incluido (por prudencia decidieron no embarcar en el proyecto a ningún intérprete que pudiera ser población de riesgo durante la crisis sanitaria), sin embargo, sí se han añadido dos textos inéditos escritos por Bennett el año pasado, los que corresponden al capítulo 2 y al 12: ‘Una mujer normal’, protagonizado por Sarah Lancashire (‘Happy Valley’) y ‘El santuario’, con Monica Dolan, que comenzó a preparar el papel precisamente el día que supo que su hermano había fallecido por el covid-19. 

Textos ya clásicos

En la dirección encontramos a de Nicolas Hytner, que también ejerce de productor y que ya se encargó de adaptar al cine una de las obras fundamentales de Alan Bennett, ‘The History Boys’ y su libro ‘The Lady in the Van’ (con Maggie Smith) y también aparecen nombres asociados a la dirección de escena como el Josie Rourke (‘María, reina de Escocia). Ellos se encargan de recuperar el espíritu de estos textos convertidos ya en clásicos y que se estudian en las escuelas por la belleza que atesora la cadencia de su escritura (y declamación).  

La nueva ‘Talking heads’ es más que un ejercicio de nostalgia, ya que al haber sido creada durante la cuarentena se ha tenido muy en cuenta la situación por la que todos estábamos pasando y eso, de alguna manera, se ha colado en las imágenes. Personajes atrapados en sus espacios domésticos, frustración, paranoia, altibajos de emociones y muchos secretos inconfesables que abarcan temas nada cómodos como el incesto o las relaciones de poder en el sexo. Un exorcismo a través de la voz y el verbo.