12 jul 2020

Ir a contenido

CULTURA EN CUARENTENA

'En casa', una serie sobre la vida en el confinamiento

Leticia Dolera, Elena Martín, Carlos Marqués-Marcet, Paula Ortiz y Rodrigo Sorogoyen transforman el encierro en material creativo en esta serie de HBO que se estrena este miércoles

Beatriz Martínez

Leticia Dolera, una de las participantes en el proyecto ’En casa’, en una escena de la serie.

Leticia Dolera, una de las participantes en el proyecto ’En casa’, en una escena de la serie.

La pandemia ha obligado a dejar en 'stand by' toda la actividad industrial cinematográfica de nuestro país, pero son muchos los creadores que han sentido la necesidad de testimoniar este momento histórico desde sus propios hogares para intentar expresar sus inquietudes unidas al sentimiento de miedo y extrañeza que parece acercar realidad en la que vivimos a la ciencia ficción. Incluso Martin Scorsese ha aportado su granito de arena a través de un cortometraje sobre su propia cuarentena.

En España también se han sucedido los experimentos de este tipo, desde las crónicas caseras de Alberto González Vázquez  (@queridoantonio) en Twitter, pasando por una oleada de festivales de cortometrajes rodados de puertas adentro, sin apenas recursos, pero con muchas dosis de imaginación.

Ese es también el germen de la propuesta que ahora estrena HBO, 'En casa', y que parte de Warner Bros. ITVP España en colaboración con Caballo Films, la productora de Rodrigo Sorogoyen, precisamente uno de los directores que participan en esta radiografía de nuestro tiempo a través de cinco trabajos que abordan el confinamiento desde las perspectivas de sus diferentes autores, Elena Martín, Carlos Marqués-Marcet, Paula Ortiz y Leticia Dolera.

Como no podía ser de otra manera en estas circunstancias extraordinarias, las limitaciones cobran una dimensión muy especial: tan solo un 'Filmmaker Kit' para el rodaje, compuesto por un teléfono de última generación y una serie de complementos, y la imposibilidad de salir al exterior ni relacionarse con un equipo. Por esa razón, buena parte de los directores son también protagonistas de sus historias.

Realidad y ficción

La ficción y la realidad se entremezclan en una curiosa combinación en la que las incertidumbres de los personajes adquieren una resonancia que va desde lo íntimo hasta lo colectivodinamitando las barreras de lo personal para convertirlo en una experiencia catártica común.

Rodrigo Sorogoyen quería contar la historia de una pareja, y para ello se lanzó a interpretar al personaje masculino junto a la actriz Marta Nieto, con la que comparte su vida personal. "A veces te miro y no sé quien eres, no reconozco a la persona que tengo enfrente de mí, con la que comparto todos los días". Así empieza un relato en torno al descubrimiento de las diferentes caras de la persona con la que convives en un momento en el que la realidad parece descomponerse en mil pedazos, así como la propia identidad. "Al final me ha quedado más personal de lo que esperaba y lo asumo con cierto pudor", cuenta.

A Carlos Marqués-Marcet le pilló el estado de alarma en Madrid, fuera de su casa en Barcelona, así que tuvo que amoldarse al nuevo espacio en el que se encontraba. Opta por el diario confesional a través de la mirada de su pareja para, en medio de sus reflexiones en soledad, introducir imágenes de su archivo de vídeo personal en forma de memorias, de fragmentos capturados en una sinfonía de imágenes que adquiere un punto poético. "Es curioso, porque 'Els dies que vindran' sí que estaba rodada en mi casa, y de repente aquí ha sido todo lo contrario. Cuando estás en un sitio ajeno tanto tiempo, puedes dedicar horas a observarlo para sacarle todo el partido posible".

La comuna milenial

Para Elena Martín constituyó una oportunidad ideal para abordar un tema que le interesaba, la comuna milenial. "En este caso no se trataba de hablar de mí misma, sino de las personas con las que me encontraba encerrada. En estas circunstancias sale lo mejor y lo peor de todos nosotros, la convivencia provoca un cuestionamiento constante". La soledad, también puede sentirse estando rodeada de mucha gente, y el sentimiento de incomprensión, puede verse magnificado.

A Leticia Dolera le pareció un reto a nivel artístico contar una historia sobre el confinamiento mientras estaba ocurriendo en tiempo real.  "Empecé a pensar cómo una jaula puede ser un lugar físico, pero también un espacio emocional o mental”, cuenta. ¿Puede ser el encierro una experiencia liberadora? De eso intenta hablar la directora a través los mimbres de una relación tóxica y del empoderamiento femenino.

El caso de Paula Ortiz es sin duda el más particular. Decidió dirigir su corto a través de Skype para que fuera protagonizado por las actrices Celia Freijeiro y Julia de Castro, confinadas junto a Milena Suárez, que ejerció las labores de operadora de cámara siguiendo las indicaciones de Paula por videollamada. "Queríamos hacer un corto desde una visión positiva dentro de tanto caos y miedo, por eso optamos por la comedia. Fue  como un juego para nosotras y un ejercicio de desahogo".

La directora de 'La novia'’, que acaba de anunciar nuevo proyecto, 'Teresa', basado en la obra de Juan Mayorga 'La lengua en pedazos', reconoce que una de las cuestiones que más le han perseguido durante estos meses ha sido la conciencia de la fragilidad. "Es un tema que me trastoca casi todos los días, ahora casi lo hace en forma de hachazos. Somos tan vulnerables tanto individual como colectivamente, que me parece impensable que en el corazón de una historia no lata ese sentimiento, ya sea de forma emocional o sociopolítica".

Por último, Leticia Dolera hace hincapié en la incertidumbre que genera este momento. "Ahora somos conscientes de que no podemos controlar las cosas como pensábamos y que algo estábamos haciendo mal como sociedad. En materia cultural, ha quedado claro que necesitamos historias que consumir. La cultura es un faro. El tema ahora es cómo haremos para conseguir tener una cultura sostenible".

Temas Series