29 may 2020

Ir a contenido

ÉXITO EN 'STREAMING'

'The mandalorian': ¿el futuro de 'Star wars' está en la tele?

La estupenda acogida a la serie de Disney+ contrasta con las críticas de los fans a las últimas películas estrenadas en cines

Nando Salvà

Fotograma de ’The mandalorian’

Fotograma de ’The mandalorian’

El episodio final de la primera temporada de 'The mandalorian' se abre con una escena en la que dos stormtroopers se dedican a... pasar el rato. Ni siquiera son soldados importantes con agendas secretas o poderes ocultos, sino solo un par de mindundis que intercambian impresiones sobre los sinsabores de su trabajo. Y, en el contexto de 'Star wars', esos tres minutos de cháchara son el tipo de lujo que ninguna de las más recientes películas de la saga osó permitirse. A diferencia de la reciente 'El ascenso de Skywalker' (2019), que a lo largo de más de dos horas y media de metraje no aflojaba el ritmo ni un instante para tomar aire, la nueva serie -su tercer episodio ya está disponible en la nueva plataforma de streaming Disney+- permite a los fans tomarse su tiempo para pasear sin prisas de un planeta a otro. Y, en el proceso, nos ofrece un vistazo de lo que podría ser el futuro de la saga.

Después de todo, la estrategia seguida hasta ahora por Disney respecto a ella -los estudios le compraron a George Lucas los derechos para explotarla en el 2012- no ha satisfecho a casi nadie. Las cinco películas estrenadas a lo largo del último lustro no solo han generado una sensación de fatiga que ha mermado la capacidad taquillera de la marca 'Star wars', sino que también han desatado las iras de buena de los fans. Tras su estreno en Estados Unidos el pasado noviembre, en cambio, 'The mandalorian' los hizo aplaudir prácticamente a todos al unísono, e inmediatamente se erigió en un fenómeno pop gracias a su omnipresencia de Twitter y a todos esos 'gifs' de Baby Yoda que circularon sin cesar por internet. También, inevitablemente, se convirtió en la serie más pirateada del momento.

Es cierto que lo ha tenido más fácil que ese quinteto cinematográfico. No se le pidió que recaudara mil millones de dólares, ni que funcionara como cierre de una trilogía de trilogías, ni que soportara el peso de comparaciones constantes a las tres películas originales. Su creador, Jon Favreau, ha gozado de libertad para sorprender al espectador. Por primera vez en mucho tiempo, una historia situada en el universo 'Star wars' resulta impredecible. 

A diferencia de los 'spin-offs' 'Rogue One' (2016) y 'Han Solo' (2018), que también transcurrían en él pero ajenos al misticismo Jedi, 'The mandalorian' no muestra ni un atisbo de desesperación por explicitar sus conexiones con la trilogía original. En realidad, sus principales referentes están menos en la ciencia ficción que en el wéstern. Su protagonista se inspira en el icónico vaquero al que Clint Eastwood encarnó en la Trilogía del Hombre sin Nombre de Sergio Leone, y su estructura reproduce las de viejas series del oeste como 'Maverick' o como 'Látigo' -también protagonizada por Eastwood-, exponentes de una época en la que la ficción televisiva no aspiraba a la complejidad ni al prestigio. Reproducir esa simplicidad narrativa ha permitido a Favreau concentrarse en desarrollar personajes fascinantes y visitar escenarios de 'Star wars' que el cine no llegó a explorar. Y para hacerlo ha contado con 15 millones de dólares por episodio, por lo que el 'look' de 'The mandalorian' tiene poco que envidiarle al de cualquier 'blockbuster'.

Desde el sofá

¿Y si el éxito de 'The mandalorian' significa que el hábitat natural de la saga es la televisión? Conviene recordar que Lucas ya pensó en la posibilidad de una teleserie en 1978; y que en el 2005 llegó a escribir 50 episodios de una ficción titulada 'Underworld', concebida como una versión espacial de 'El Padrino', que nunca llegó a producirse por su elevado presupuesto. Pese a ello, los dominios el universo 'Star wars' son mucho más vastos en el ámbito de la pequeña pantalla -y, en concreto, en el de la animación- que en el de la grande: 'The clone wars' acaba de estrenar su séptima temporada a bordo de Disney+, 'Star wars: Rebels' se prolongó durante cuatro y 'Star wars: Resistance' va por la tercera.

Imagen promocional de 'The clone wars'.

Este año, por primera vez en mucho tiempo, no habrá película de 'Star wars'; tampoco el próximo. Se anunciaron estrenos cinematográficos para el 2022, 2024 y 2026, pero eso es todo lo que se sabe acerca de ellos. Mientras tanto, en un futuro más inmediato -aunque, a causa de la pandemia de coronavirus, no tanto como se esperaba- llegarán a Disney+ la segunda temporada de 'The mandalorian' y sendas series centradas en Obi Wan-Kenobi y Cassian Andor, y hasta un concurso presentado por el actor Ahmed Best, que dio vida al infame Jar-Jar Binks. Y eso, claro, es solo el principio. Disney necesita encontrar contenidos para su nuevo servicio de 'streaming' en algún sitio y, ¿existe uno más lleno de mundos, culturas especies alienígenas y conflictos políticos inexplorados que la más famosa de las galaxias muy, muy lejanas?