Ir a contenido

LO QUE NO SABÍAS DE...

Las mejores películas de los actores secundarios de 'Juego de tronos'

Iain Glen protagonizó 'Darkness', de Jaume Balagueró y Liam Cunnigham rueda el nuevo filme de este director

Oona Chaplin y Natalia Tena son buenas amigas y ambas participaron en 'Tierra firme' de Carlos Marqués Marcet

Eduardo de Vicente

El codiciado trono de la popular serie.

El codiciado trono de la popular serie. / ALBA VIGARAY / EFE

Esto se acaba, amigos. Ya faltan pocas horas para que conozcamos el desenlace de Juego de Tronos y comprobemos si nos decepciona o no después de las sorpresas que nos ha deparado la octava temporada. A lo largo de todos estos años han ido apareciendo por la serie muchos personajes más o menos secundarios que tienen un amplio bagaje artístico y, quizás, sintamos curiosidad por conocerlos más a fondo y descubrirlos en otros registros ahora que el invierno ya parece haber acabado.

Jorah Mormont (Iain Glen)

Iain Glen trabajó con el catalán Jaume Balagueró. / HELEN SLOANE / SMPSP

Este escocés de 1961 que ha sido el principal guardaespaldas de Danaerys tiene amplia experiencia en el cine de acción como la saga Resident Evil, Lara Croft o El reino de los cielos, pero también ha destacado en una serie de calidad como Downton Abbey o en el filme de aventuras Las montañas de la luna. Pero retrocederemos hasta 2002 para recordarle como el protagonista de Darkness, que supuso el debut internacional de Jaume Balagueró, un filme de terror sobre una casa maldita que tenía en vilo a toda una familia.


   

Davos Seaworth (Liam Cunningham)

Cunningham intenta rodar películas con contenido social.

Es uno de los más veteranos, un irlandés nacido en 1961 con más de un centenar de trabajos y, casi siempre, de secundario. Un hombre comprometido con los problemas sociales que ha trabajado en superproducciones como War Horse o Furia de titanes, pero que es más habitual en películas más baratas e ingeniosas de la talla de El irlandés. Pero nuestra favorita es El viento que agita la cebada (2006), de Ken Loach, que obtuvo la Palma de Oro en Cannes y que cuenta el conflicto irlandés desde el punto de vista de dos hermanos rebeldes. Por cierto que estos días está rodando con Luis Tosar y José Coronado la nueva película de Jaume Balagueró, Way down. ¡Ganas de verla!


   

Melisandre (Carice van Houten)

La famosa bruja roja es una prestigiosa actriz holandesa.

La antítesis de sir Davos es la bruja roja, adoradora del señor de la luz. Es una actriz holandesa (1976) que también ha participado en producciones internacionales como Valkyria, con Tom Cruise, Repo-Men o El quinto poder, sobre Julian Assange. Pero su mejor interpretación fue en El libro negro (2006), de Paul Verhoeven donde interpreta a una judía que, durante la segunda guerra mundial, se infiltra entre los nazis para obtener información. Por cierto, como curiosidad vale la pena destacar que la actriz y su némesis, Cunningham, ya habían coincidido en Black butterflies (2011), biografía de la poetisa sudafricana Ingrid Jonker poco antes de empezar a participar en Juego de Tronos.


   

Oona Chaplin (Talisa Stark) y Natalia Tena (Osha)

Dos buenas amigas que no coincidieron mucho en la serie.

Aunque los recorridos de sus personajes no coincidieron demasiado se trata de dos buenas amigas y ambas con raíces españolas. El apellido de la primera la delata, es hija de Geraldine Chaplin y nieta del genial Charlot. Nació en Madrid en 1986 y hemos visto a la enamorada de Robb Stark en series como Purgatorio, Black Mirror o en Proyecto Lázaro, pero lo mejor está por venir, ya que es uno de los personajes principales de las futuras secuelas de Avatar. Natalia Tena nació en Londres (1984) pero sus padres son una extremeña y un vasco (su primer apellido es Gastain). Antes de ayudar en su peregrinaje a Brandon Stark, fue Nymphadora Tonks en las películas de Harry Potter pero donde realmente nos sedujo fue en 10.000 km., del catalán Carlos Marqués Marcet que, en su siguiente película, Tierra firme (2017), las reunió a ambas junto a David Verdaguer. Es una comedia muy agradable sobre una pareja lésbica y su mejor amigo que transcurre en una barca amarrada en el Támesis. No es de extrañar, ya que Tena vive de la misma manera, en un barquito en el río en la capital británica.


   

Jojen Reed (Thomas Brodie-Sangster)

El joven actor era el niño enamorado de 'Love actually'.

Otro de los personajes que protegía a Brandon Stark era este joven actor londinense que, aunque no lo aparenta, tiene 29 años y una completa filmografía a sus espaldas con más de 40 títulos, muchos más que años. Entre ellos figuran la saga El corredor del laberinto, La niñera mágica Tristán e Isolda, pero nunca podremos olvidarlo como el niño que no sabía cómo enfrentarse a su primer amor en la deliciosa Love actually (2003).


   

Shae (Sibel Kekilli)

La actriz alemana se inició en el cine rodando películas pornográficas.

La amante de Tyrion Lannister es una actriz alemana de origen turco (1980) que tuvo unos inicios muy sorprendentes, ya que se inició en el cine pornográfico con películas baratas como ¡Casting de macizas! Sin embargo, consiguió un gran reconocimiento tras rodar Contra la pared (2004), un apasionante drama de Fatih Akin que contaba la historia de amor entre dos suicidas que obtuvo el Oso de Oro en Berlín. Pero, desde entonces, su carrera (GOT al margen) no ha acabado de despegar participando en filmes aceptables pero no brillantes como Kebab Connection o El último tren a Auschwitz.


   

Olenna Tyrrell (Diana Rigg)

Rigg fue muy popular en los años 60 en la serie 'Los Vengadores'.

En la serie la vemos de viejecita, esta inglesa ya tiene una edad (1938) pero en su juventud fue una actriz bellísima y muy sensual que alcanzó la popularidad gracias a Los Vengadores (nada que ver con Thor, Hulk y compañía), una serie de intriga de los 60 donde compartía protagonismo con un señor con bombín y paraguas, Patrick McNee. En los últimos años intervino en el drama El velo pintado, pero el dato más curioso es que es la única chica Bond que consiguió casarse con 007. Fue en Al servicio secreto de su majestad (1969), pero el matrimonio no le duró mucho...


   

Gorrión Supremo (Jonathan Pryce)

Este actor británico es famoso por las películas de 'Piratas del Caribe'.

Este polifacético actor galés (1947) es recordado por los públicos de todas las edades por ser el padre de Keira Knightley en la saga Piratas del Caribe pero también se enfrentó a James Bond en El mañana nunca muere y fue Perón en la Evita que protagonizó Madonna. Y hablando de musicales, se convirtió en oriental para interpretar al Ingeniero de Miss Saigon. Pero si hemos de escoger uno de sus títulos, nos quedamos con el grandilocuente Brazil (1985) de Terry Gilliam, que nos lo dio a conocer.


   

Cuervo de los tres ojos (Max von Sydow)

Max von Sydow fue el actor favorito de Bergman.

Un respeto y una ovación a uno de los grandes de la historia del cine. El más internacional de los actores suecos, y sigue en activo pese a contar ya con 90 años. Su interminable filmografía abarca más de 150 títulos con algunos momentos estelares como el padre Merrin de El exorcista, el malvado emperador Ming de Flash Gordon, el mayor alemán de Evasión o victoria. Trabajó a las órdenes de Woody Allen (Hannah y sus hermanas) o de Spielberg (Minority report). Pero no hay que olvidar sus orígenes ya que fue el actor fetiche de Ingmar Bergman en su primera etapa con dos filmes que sobresalen por encima de la media: El séptimo sello (1957) y El manantial de la doncella (1960) donde podemos descubrir que un día fue joven.


   

…Y de propina

Keisha Castle-Hughes fue nominada al Oscar con tan solo 12 años.

Otros actores que tienen un curioso pasado son Keisha Castle-Hughes (Obara Sand, una de las tres hijas de la vengativa Ellaria Sand). Cuando era niña protagonizó Whale rider (2002), una hermosa cinta de aventuras neozelandesa sobre una pequeña que lucha contra el machismo de su tribu y llegó a ser nominada al Oscar. Tara Fitzgerald (Selyse, la esposa desequilibrada de Stanis Baratheon), tuvo su momento de gloria en los 90 como pareja de Hugh Grant en dos películas Sirenas (1994) y El hombre que subió una colina pero bajó una montaña (1995). Richard E. Grant, que fue nominado al Oscar este año por ¿Podrás perdonarme algún día? era uno de los actores que representaba la parodia teatral de la muerte de Ed Stark en un teatro callejero. Y en esta última temporada, un actor español más conocido por su silueta (mide dos metros y pesa 56 kilos) que por su cara, Javier Botet (la niña Medeiros de Rec y la aterradora madre de Mamá) era uno de los caminantes blancos que amenazaba a Arya en la biblioteca. Los aficionados a Juego de Tronos ya tienen trabajo a partir del próximo lunes.