26 sep 2020

Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Confianza en uno mismo: cómo trabajar nuestra autoestima desde casa

La valoración de uno mismo se refleja en el tipo de relaciones que mantenemos con los demás

Ángel Rull

Una chica riéndose.

Una chica riéndose. / 123RF

La autoestima es un concepto psicológico muy extendido a nivel social. Todo el mundo conoce de su existencia y tienen alguna noción sobre ello, aunque nos falta profundidad. El no conocerlo plenamente nos impide, en muchos casos, no tomar medidas para solucionarlo. Vemos que hay un reflejo en nuestra vida de no valorarnos o querernos correctamente pero nos faltan herramientas para solucionarlo. Las relaciones que mantenemos, las parejas que tenemos, nuestro éxito profesional o la forma de vivir nuestras propias emociones dependen de ese nivel de autovaloración. Somos conscientes de sus consecuencias pero no de la forma que podríamos tener para hallar una solución.

Nuestro nivel de autoestima se ve en nuestro mundo exterior, por lo que, no siempre somos conscientes de ello. Atribuimos fracasos o malas relaciones a la mala suerte o la casualidad, pero no tenemos en mente que el respeto que nos guardamos a nosotros mismos o el tipo de cuidados que buscamos. Si quitamos ese espejo, nos quedamos ciegos respeto a la valoración personal. Sin embargo, es desde dentro desde donde debemos mirar dicha valoración, evaluarla y construirla. Si usamos a los demás para regularlos, no estaríamos construyendo una seguridad real. Por eso, en casa, en soledad y en silencio, debemos aprender a querernos.

Amor personal

Querernos, respetarnos o cuidarnos a nosotros mismos hace que los demás lo hagan en la misma medida. No implica que no vayamos a cruzarnos con personas negativas, sino que tendremos las herramientas necesarias para parar ese tipo de relaciones. Este tipo de herramientas nacen de la necesidad de seguir protegiendo nuestra autoestima y de tener y buscar lo que de verdad merecemos. Pero, antes de llegar a eso, a usarlo socialmente, debemos haberlo construido en nuestra propia casa.

Las siguientes herramientas te ayudarán a valorarte más, escucharte y saber cuáles son tus necesidades, para que puedas tener una mejor autoestima:

1. Logros

La autoestima tiene una unión con la sensación de que hemos ido consiguiendo diferentes objetivos y metas. Sin estos logros, o sin verlos, no nos sentimos válidos. Para poder ser consciente de todo eso que sí hemos logrado, podemos hacer una línea en un folio, desde el momento de nuestro nacimiento hasta la fecha actual e iremos colocando todos aquellos hitos, como el haber aprobado una asignatura difícil, el haber aprobado una oposición, haber encontrado un trabajo o haber acudido alguna vez al psicólogo. Puntos significativos que nos hayan hecho estar mejor.

2. Valores

Nuestra sociedad se rige por una serie de valores que no siempre son acordes a los nuestros pero que acabamos interiorizando. Cuando hay esa diferencia, nos orientamos a logar todo aquello que los demás también buscan, alcanzándolo en muchas ocasiones y sintiéndonos vacíos. Debemos evaluar cuáles son nuestros verdaderos valores, descartar los de los demás, y reafirmarnos en ellos.

3. Necesidades

Saber qué es todo lo que realmente necesito para estar bien o para alcanzar un bienestar siempre es importante. Sin esa brújula, puedo encontrarme perdido y guiarme por la inercia de los acontecimientos. Puedo necesitar una casa o no, puedo necesitar una pareja o no, puedo necesitar una carrera o no. Que los demás lo tengan o lo quieran, no significa que a mí vaya a hacerme feliz.

4. Objetivos

El establecer una serie de metas en nuestra vida, irlas logrando y restructurando a lo largo de los meses se relaciona con la percepción subjetiva de felicidad. Siempre debemos tener metas en mente, por pequeñas que sean, que nos motiven y que de verdad sean un reto, dentro de lo factible.

La confianza y la seguridad en uno mismo se basan en nuestra autoestima, en cómo nos relacionamos con nosotros mismos y cómo nos respetamos. Esto es realmente visible cuando, por ejemplo, estamos en la soledad de nuestra casa. Es en ese mismo punto donde vemos trabajar nuestra autoestima.

Ángel Rull, psicólogo.

Temas Psicología