01 abr 2020

Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Educación en valores: cómo enseñar principios a los niños

El uso de herramientas morales fomenta las buenas relaciones interpersonales

Ángel Rull

Una niña pequeña observa un mapa.

Una niña pequeña observa un mapa. / 123RF

Los valores son las guías que usamos para comunicarnos, expresarnos, relacionarnos y escuchar a los demás, pero también dirigido a nosotros mismos. Nos mueven y nos empujan a actuar y gracias a ellos podemos alcanzar un mayor bienestar. El problema es que caemos en la cuenta de que existen en la etapa adulta, cuando ya están muy marcados pero sin que sepamos su importancia o cuales son los nuestros.

Para alcanzar un mejor desarrollo y poder crecer de una forma más plena, tenemos la posibilidad de conocer y usar nuestros propios valores. Y, como padres, podemos cambiar la situación de los más pequeños si, desde la infancia, les educamos en valores. Es algo sencillo de usar que definirá cómo serán de adolescentes o de adultos. 

Normas básicas

Los niños deben incorporar a su repertorio moral y emocional una serie de valores que les ayuden a saberse manejar mejor con los demás y con ellos mismos. Estos valores actúan como un plano donde señalamos por dónde nos queremos mover, que queremos lograr y los caminos que sí son fundamentales para nosotros. Cualquier persona se rige por una serie de principios, pero no los hemos buscado en la infancia ni se nos ha enseñado a movernos gracias a ello. Por eso, actualmente y dada su importancia, se nos enseña cada vez a edades más tempranas.

Los siguientes valores son básicos para enseñar a nuestros hijos y nuestras hijas:

  • Compromiso: es uno de los valores más importantes, tanto hacia uno mismo como hacia los demás. Uno de los motivos de fracaso escolar se relaciona con la falta de compromiso.
  • Tolerancia: una sociedad sin prejuicios se basaría en el respeto de cualquier diferencia interpersonal que pueda existir. Pero no es solo un beneficio colectivo, sino también individual.
  • Equidad: dar a los otros lo que nos debemos dar a nosotros mismos, merecer como merecen los demás, sin excusas ni justificaciones.
  • Reconocimiento: saber valorar las cualidades de cada persona, sin desmerecerlas ni envidiarlas, como debemos hacer con las propias.

Guía para padres

Nuestra sociedad ha ido preocupándose cada vez más por aspectos psicoemocionales a la hora de educar. Nuevas asignaturas o actividades extraescolares se centran no solo en adquirir conocimiento sino también en saber vivir de una manera más plena. Esta tarea también debe aplicarse dentro del hogar, donde los padres somo educadores y modelos de comportamiento para nuestros hijos. Sin embargo, lo que queremos enseñarles, como pueden ser los valores, no sabemos transmitírselo, aunque podemos también aprender a hacerlo.

A través de las siguientes pautas, podemos enseñar valores a nuestros hijos:

1. Usa la televisión y el cine

Intentamos, en muchas ocasiones, educar sin pantallas, cuando es una herramienta perfecta para que aprendan a ver el mundo y relacionarse. A través de series o películas, pueden saber lo que son los valores o la importancia que tienen para nosotros. No se trata solo de sentarse en el sofá sino de hablar también de ello.

2. Ser ejemplo

Cuando nos comportemos siguiendo nuestros valores, independientemente de si nos preguntan por ello o no, debemos sentarnos a darles una explicación. Que comprendan nuestra motivación, lo que hemos sentido y cómo lo hemos gestionado.

3. Independencia

Los valores son algo único de cada persona. Aunque tengamos nosotros algunos considerados como importantes, nuestros hijos deben encontrar y seguir los suyos propios. Intenta ofrecerles un abanico y que sepan escoger los que quieren y necesitan.

La educación en valores en niños pequeños no siempre parece fácil desde fuera. Sin embargo, si nos lo tomamos como un reto para nosotros y lo enfocamos como un juego para ellos, podremos tener grandes resultados. Lo agradeceremos cuando vayan creciendo y avanzando.

Ángel Rull, psicólogo.