Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Crisis existenciales: cómo superarlas y salir fortalecido

Las crisis de identidad suponen sintomatología depresiva y ansiosa

Ángel Rull

Hombre ante una encrucijada.

Hombre ante una encrucijada. / 123RF

Cualquier crisis existencial supone un punto de inflexión en la vida de quien la sufre. Es un momento en el que aparece la necesidad de encontrar el propósito a nuestra existencia o el significado a la vida que estamos viviendo. Ocurre en momentos de estrés o ante adversidades, pero también en épocas de estabilidad. En este último caso, la tranquilidad genera un vacío que es el causante de la propia crisis.

Cuando aparece la crisis, la persona se encuentra rodeada de síntomas similares a los de una depresión. Un estado de tristeza del que cree que no podrá salir. Sin embargo, superarla reforzará la propia autoimagen y ganará en seguridad de cara al futuro.

Vida con sentido

Desde el ámbito de la Psicología Positiva, se estudia el sentido vital y el propósito. Este estudio tiene como objetivo dotar a la persona de sentido en su vida. La psicoterapia describiría la forma única que cada uno tiene de vivir, de estar en el mundo. Esta forma de ser hace que se crezca y podamos dotar de significado a nuestro trabajo o a nuestra familia, pero de forma más concreta, también a nuestros propios pensamientos.

El significado se pierde cuando nos enfrentamos a una crisis vital. Dejamos de saber qué hacemos o quiénes somos. Replantearnos esto, aunque a veces sea doloroso, hace que pongamos el foco en todo lo que forma parte de nuestra vida, pudiendo alcanzar un mayor estado de gratitud. Por tanto, las crisis pueden servirnos para asegurarnos un futuro con mayor bienestar.

Supera la crisis

Durante siglos nos hemos estado preguntando el sentido de la existencia humana, desde una perspectiva más o menos religiosa y filosófica. Aparecen preguntas que globalmente no han podido ser respondidas. Estas preguntas también nos las formulamos de forma individual. No tener respuesta o dudar del sentido genera un vacío con sentimientos de tristeza, apatía o ansiedad. Es importante, por lo tanto, saber qué hacer cuando esto ocurre.

¿Cómo podemos superar una crisis existencial y salir fortalecidos?

1. Trabaja la compasión

Tendemos a tratar amablemente a los demás en los momentos adversos y a ser muy duros con nosotros en las mismas circunstancias. Esta postura no nos ayuda a encontrar rápidamente una solución, sino que acaba generando mayor culpa y malestar. Por eso, una vez identificada la crisis, hay que dar espacio para las emociones negativas y no tener prisa por superar el momento.

2. Tus valores

Todas las personas contamos con una serie de valores que dan sentido a lo que somos y a nuestra forma de relacionarnos con el mundo. Vivir alineados con nuestros valores nos hace sentirnos mejor y más felices. Sin embargo, en ocasiones olvidamos nuestros valores e interiorizamos los de los demás, y buscamos satisfacer algo que ni siquiera es nuestro. Ante una crisis, es momento de reevaluar cuáles son estos valores y si estábamos viviendo de acuerdo a ello.

3. Gestión emocional

Nuestras emociones son la reacción más directa a aquello que vivimos, desde el día a día hasta los grandes acontecimientos. Con las crisis, debemos evaluar si tenemos un verdadero conocimiento sobre cómo funcionan nuestras emociones y si están en sintonía con nosotros mismos.

4. Fortalezas personales

Cada persona tiene una serie de habilidades con las que fluye y gana bienestar. Si nuestra profesión coincide con nuestras fortalezas, si las usamos a diario, el equilibrio se alcanza y nos encontramos bien. Si no es así, evalúa qué te hace sentir bien y busca la forma de implementarlo en tu día a día.

Las crisis nos hacen salir de la zona de seguridad y enfrentarnos a nuestros miedos. Momentos de incertidumbre en los que sentimos vacío y dolor, pero de los que podemos aprender y ganar en autoestima, siempre y cuando sepamos cómo.

Ángel Rull, psicólogo.