Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Cómo hacer networking con éxito

Las relaciones laborales impulsan nuestra carrera profesional

Ángel Rull

Empresarios caminando en el corredor de una oficina.

Empresarios caminando en el corredor de una oficina.

Cuando decidimos emprender o si necesitamos buenas relaciones en el trabajo, es imprescindible tener una buena red de contactos. A día de hoy, el networking es más fácil a través de redes sociales o congresos profesionales. Sin embargo, seguimos pensando que todo es cuestión de cantidad, y no de calidad. Queremos que nuestro perfil de LinkedIn vaya creciendo en número, pero no nos interesa saber si de esta forma estamos creciendo en reputación o en marca personal.

Por eso, debemos marcar una estrategia que nos ayude a primar la calidad en lugar de la cantidad. Hay maneras más efectivas para poder destacar entre toda la oferta de profesionales que hay hoy día. Estas estrategias de networking te abrirán muchas puertas y te harán ganar en relaciones y profesionalidad.

Quid pro quo

La base de una buena relación laboral es que no haya desequilibrios significativos. Necesitamos que el otro nos ofrezca algo y nosotros también dárselo. Nos debemos alimentar del trabajo y los conocimientos de los demás para poder crecer. Nosotros les aportaremos valor a través de nuestras habilidades.

Cuando estamos dentro de una red de contactos, ya sea física como virtual, y somos sujetos pasivos, con el paso del tiempo perderemos en reputación y veremos cómo los demás dejan de interesarse en nosotros. Hay que romper con esta mentalidad egoísta y empezar a buscar qué es aquello que les podemos dar a los demás. Es la mejor forma de mostrar que somos, de ganar en reputación y que todos conozcan nuestro trabajo.

Haz networking

Una de las formas más accesibles para ampliar y mejorar nuestra red de contactos es el uso de las redes sociales, aunque no es el único. Cualquier situación donde vayamos a tener un encuentro con otros trabajadores puede ser aprovechado para trabajar las relaciones. Al ser tan importante el networking, debemos marcarnos una estrategia que nos haga ganar en reputación y en calidad de contactos.

A través de las siguientes pautas, podrás hacer networking con éxito:

1. Piensa en tu objetivo

Si estás pensando en un evento en concreto, antes de ir allí, tienes que tener claro lo que quieres conseguir, si es darte a conocer, si es consolidar la confianza con gente que ya conocías, o si es ganar clientes. Una vez marcado el objetivo, ¿qué pasos vas a seguir? ¿Cómo vas a presentarte? ¿Vas a llevar un portfolio?

2. Establece contacto previamente

En algunos congresos o reuniones, nos interesa en especial conocer a una o varias personas concretas. Por eso, ponte en contacto con ellos previamente, hazles saber que estarás también y que te gustaría, de forma formal o informal, poder tener la ocasión de saludarles. Pero siempre hay que procurar no ser muy invasivo.

3. No todo es trabajo

Cuando pasamos varias horas en una ponencia, no siempre nos apetece después discutir sobre los puntos tratados. Por eso, deja también espacio para las charlas informales, las anécdotas y el humor. Es muy importante también cuidar los aspectos menos profesionales.

4. Cuida tu imagen previa

Antes de empezar una estrategia de Networking, tanto por LinkedIn como en un congreso, haz un análisis de la imagen y la reputación que tienes en Internet. Ten actualizada tu página web, tarjetas de visita hechas y redes sociales depuradas.

5. Colabora

No todo es intercambio. Las colaboraciones son una de las mejores formas de estrechar relaciones y generar confianza. Cada uno, además, se ve beneficiado de la red del otro. Ten siempre clara la idea de colaboración antes de proponerla, y no te embarques en cualquier proyecto que se te presente; hay que saber escoger.

El networking es la mejor forma que tenemos de ir ampliando nuestro entorno laboral, pero también nos permite generar nuevas amistades, más allá del trabajo. Consolida nuestra marca personal y nos abre aún más al mercado. Debemos saber cómo hacerlo, contactar y hacer después un seguimiento de todas las nuevas personas, sino la red no se ampliará con eficacia.

Ángel Rull, psicólogo.