Ir a contenido

UNA HISTORIA DE SARRIÀ-SANT GERVASI...

Piscines i Esports, el parque más activo

Piscines i Esports pasó de acoger actividades deportivas, bailes y espectáculos a transformarse en zona verde, gimnasio y multicine

SÍLVIA ALBERICH / BARCELONA

Dos árboles centenarios en la entrada del parque de Piscines i Esports (Doctor Fleming, 8) dan la bienvenida a una zona verde en la que destaca un estanque semicircular y una amplia extensión de césped. Un grupo de niños juegan a fútbol, mientras los ancianos pasean por el parque o descansan en un banco. En el mismo terreno se encuentra un inmenso complejo deportivo, detrás del cual hay una antigua masía, reconvertida en restaurante de comida rápida, y debajo de esas instalaciones hay varias salas de cine.

El terreno que ocupa hoy en día Piscines i Esports poco tiene que ver con lo que fue a principios del siglo XX, cuando acogió la sede del Real Club de Polo. Lo hizo durante más de dos décadas. "En 1932 el club se trasladó a su actual ubicación (en Les Corts) porque necesitábamos espacio para ampliar instalaciones", explica Ruth Birk, directora de Comunicación del Real Club de Polo.

BÉISBOL Y GOLF

Tres años después, en 1935, se construyó en Doctor Fleming un enorme complejo deportivo que incluía un campo de béisbol, una pista de patinaje, un campo de golf y un gimnasio. Se bautizó con el nombre de Piscinas&Sports (con la conjunción y deportes a la inglesa a causa de la moda). Lo más llamativo era su espectacular piscina, ubicada en medio del recinto. "Tenía dos trampolines e incluso se hacían competiciones", recuerda la vecina María Antonia Cañellas, de 62 años. "Era un sitio muy emblemático", añade.

Otro de los que la recuerda con cierta nostalgia es Pedro Robles, propietario de Semon, una emblemática tienda de productos gourmet situada en la calle de Ganduxer, 31, a pocos metros de otra de las entradas del parque. "Aprovechaba el mediodía para darme un chapuzón en la piscina, que daba mucha vida a esta zona", explica Robles, quien empezó a trabajar en el colmado en 1977, con apenas 15 años.

La parte lúdica tuvo una gran relevancia, sobre todo durante la posguerra. La pista de baile del recinto se convirtió en una de las más famosas de la ciudad. "Por ella pasaron artistas como el Dúo Dinámico, Los Mustang y Georgie Dann", destaca el historiador Jesús Mestre Campi.

EN UNA TERCERA PARTE

Durante la dictadura franquista, el complejo pasó a llamarse Piscinas y Deportes. En 1986, el parque cerró. Alrededor de él empezaron a construirse edificios y, en 1998, el DiR Diagonal abrió sus puertas, pocos meses después de que lo hiciera Cinesa Diagonal. "Piscines i Esports ocupa ahora una tercera parte de su extensión", concreta Mestre.

Una de las reclamaciones de la Associació de Veïns i Comerciantes del Turó Parc es la creación de un pipicán en el barrio. El ayuntamiento aprobó hacerlo en el parque de Piscines i Esports después del próximo verano. Sin embargo, los vecinos defienden que se haga en otra plaza más cercana, ya que, según lamenta Joan López Forés, vicepresidente de la entidad, "es un espacio insuficiente para todos los perros que hay".