Ir a contenido

Vecino de sarrià-sant gervasi

Eduard Carreras, jefe de Pedriatría de Sant Pau: "El atardecer primaveral en Sarrià es fantástico"

Carme Escales

Cuando de niño Eduard Carreras (Barcelona, 1954) estaba en casa y oía la sirena del camión de los bomberos que subía por la calle de Balmes apretaba a correr hasta la terraza, para ver pasar a los equipos de emergencia que se abrían paso hacia algún lugar donde ayudar.

Su padre, en la vivienda familiar, también tenía un espacio en el que ayudaba. Era pediatra y atendía visitas en la consulta de casa. Eduard y sus tres hermanos llegaban del colegio -a 30 metros de casa- y entraban sin hacer ruido, para no romper el silencio de la sala de espera.

EMERGENCIAS PEDIÁTRICAS

Así, en aquellos pocos metros de barrio en el que hacía vida Eduard Carreras emergió su vocación y verdadera pasión por su dedicación profesional. "De pequeño, muchos niños quieren ser bomberos. Y, en mí se fusionó aquella atracción por las emergencias con la ayuda de mi padre como pediatra. Esas dos ramas me llevaron hasta los cuidados intensivos pediátricos", resume el director del servicio de Pediatría del Hospital de Sant Pau.

Y aún más. Hace 20 años, cuando se pusieron en marcha los primeros servicios de emergencias pediátricas terrestres en Catalunya, gobernados desde los hospitales Sant Joan de Déu y Vall d'Hebron, Carreras propuso que el Sant Pau activara la primera unidad de emergencias pediátricas en helicóptero, que él dirige y que es única en España.

De ahí que muchos de sus recuerdos de infancia y juventud en Sarrià son de este tipo. "El edificio que se derrumbó por una explosión en la calle de Santa Amèlia, una mañana, justo a la hora de trasladarnos al colegio -cuenta-. Y un autobús de dos pisos que volcó en la calle de Balmes, cerca del monumento a El Timbaler del Bruc, sin heridos", dice. Esos episodios despertaban en aquel niño de Sarrià ese espíritu de ayuda que hoy recompensa con creces todas las horas y la adrenalina de él y de los equipos de emergencia del Sant Pau.

"Son enormemente reconfortantes casos como el de un niño al que nuestro helicóptero fue a rescatar, hace dos jueves, a la piscina pública de un pueblo del Penedès.El menor tenía parada cardiorrespiratoria. Nuestro equipo de guardia aquel día, la doctora Elisabet Coca y la enfermera Alejandra Pérez, aterrizó junto a la piscina y reanimó al niño, que trasladaron al Sant Pau. Ingresó en la UCI pediátrica, y el domingo salió con el alta", cuenta.

SU CONSULTA

Carreras reside actualmente en el distrito de Les Corts. Pero en Sarrià-Sant Gervasi tiene su consulta médica privada y sus mayores vínculos con la ciudad. "Les Corts es solo mi barrio residencial. En Sarrià ejerzo mi vocación -más allá de todo lo que hace en el Guinardó, en el Hospital de Sant Pau- y también donde voy a comprar", explica. "En el entorno de la plaza de Adriano tengo mi centro comercial logístico: charcutería, pescadería, panadería, pastelería, verdulería y frutería y bodega", explica Carreras desde el distrito en el que se siente realmente a gusto.

"Pasear un atardecer primaveral en Sarrià es fantástico", considera el vecino, que cada día ocupa 15 minutos en su camino al trabajo, desde Les Corts, hasta el Guinardó, cruzando Sant Gervasi por la ronda del Mig. "A esta vía, la ciudad no ha terminado de encontrarle el punto, siempre está en obras alguno de sus tramos", lamenta. Él aprovecha ese trayecto para escuchar, en la radio, "a Basté (El Món a RAC1), cinco minutitos, y el resto: Vaughan Radio, para practicar inglés", detalla el responsable de Pediatría del Sant Pau.

0 Comentarios
cargando