Ir a contenido

UNA ENTIDAD DE SANTS-MONTJUÏC

La otra familia

Avismón acompaña en su día a día a personas mayores que viven solas y con muy pocos recursos.

Atiende a medio millar de personas con la ayuda de otros tantos voluntarios.

CARME ESCALES / BARCELONA

Salida primaveral de ancianos atendidos por Avismón.

Salida primaveral de ancianos atendidos por Avismón. / AVISMÓN

"La solitud es la peor enfermedad de las personas mayores. Ayúdanos a vencerla". Así reza en su presentación y llamada al voluntariado una entidad que lleva 20 años prestando atención y compañía a personas mayores que viven solas y con pocos recursos. Magdalena Blasco es una de sus impulsoras y actualmente dirige la gestión de Avismón. "La idea de este proyecto fue de Montserrat Ferré, una gran amiga que falleció hace 11 años y con la que trabajé en Òmnium Cultural. Ella me explicó su plan y a mí me pareció muy interesante", relata Blasco.

"Hace 20 años pocas entidades atendían a personas mayores. Formamos la primera junta con gente de diferentes ámbitos y empezamos", añade Blasco. Hoy atienden a unas 530 personas y el pasado año contaron con 452 voluntarios para hacerlo posible.

El deseo de vivir en casa

Carmina Gómez, natural de Nerva (Huelva), tiene 84 años. Es viuda y no tiene hijos. Vive en un piso de protección oficial. Hace unos cinco años, la asistenta social le propuso la visita semanal de alguna persona que, de forma altruista, la pudiera acompañar a hacer recados o, simplemente, le hiciera compañía. Ella aceptó y está encantada. "Avismón es mi segunda familia", expresa Gómez. "Hemos hecho de todo, y todo bueno -dice-. Nos vamos por ahí, en Navidad hay una comida, ahora haremos la castañada, vamos de excursión por Catalunya y siempre lo pasamos bomba. La señora Elisa me acompaña al médico, a comprarme unos zapatos... Estoy muy contenta. Si hay que cambiar una bombilla lo hace".

Elisa es Elisa Solà. Tiene 79 años y desde el 2009 es voluntaria de Avismón. "Escuché por televisión que buscaban voluntarios. Yo cuidaba entonces a una señora, pero tenía tiempo para un voluntariado. Y fui a su local y me explicaron cómo funcionaban -explica la voluntaria-Primero estuve acompañando seis años a otra persona, y hace dos años que estoy con Carmina".

Cada jueves, a las 11 de la mañana, comparten un par de horitas de compañía y pequeños quehaceres. "Yo no escatimo tiempo. Lo hago porque quiero y porque me siento bien haciéndolo. Vivir un voluntariado así es una experiencia muy buena", asegura Solà.

Avismón cuenta con un equipo de siete empleados y 57 voluntarios de despacho, y la entidad organiza actividades para los usuarios.

Vinculados al barrio

A través del Secretariat d'Entitats de Sants, Hostafrancs i La Bordeta, Avismón se vincula mucho al barrio. "Organizamos talleres, de memoria, musicoterapia, cocina, gimnasia para personas mayores, entre otros, para todo aquel que quiera venir. La mayoría son personas mayores del barrio", declara la directora de Avismón.

A lo largo del año, la asociación se da a conocer en Firentitats, que se hace en el Casal de Sants, y en la Mostra d'Associacions, en la plaza de Catalunya, durante la Mercè. Una cena solidaria para recaudar fondos y una recogida de alimentos con la colaboración de la Guàrdi Urbana son otros actos que dan a conocer la labor de Avismón.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.