Ir a contenido

SANTS-MONTJUÏC

Robótica para todos

El Punt Multimèdia Casa del Mig enseña a niños y adultos a construir impresoras 3D

SÍLVIA ALBERICH / BARCELONA

Una decena de personas observan con atención, toman apuntes y preguntan las dudas que van surgiendo de las explicaciones que Ricard Gómez da en un taller para aprender a construir una impresora 3D. "En este curso se desarrollan muchas disciplinas, como programación, geometría, diseño y electrónica", destaca el profesor del taller, que se imparte los martes en el Punt Multimèdia Casa del Mig (Muntadas, 1-5), centro formativo municipal. Para Gómez, la actividad también sirve para concienciar sobre el reciclaje de ordenadores. "Aquí se reutiliza mucha chatarra digital, como disqueteras y lectores de DVD, para la fabricación de una impresora 3D", añade.

De 35 a 65 euros

Raúl Pérez, decorador de 47 años que ya había hecho un taller de impresión 3D en el mismo centro, se ha vuelto a apuntar para aprender a montar una impresora. "Es importante perder el miedo a los componentes tecnológicos y a un ámbito que aún es bastante desconocido", explica Pérez.

Además de este taller de fabricación digital y robótica, el Punt Multimèdia organiza otros. Todos son de 8 o 14 horas y cuestan entre 35 y 65 euros (hay precios especiales para parados). En los del grupo de multimedia y audiovisual se incluye un curso de WordPress, uno de After Effects y otro de Illustrator. "Nuestro objetivo es acercar la tecnología a todas las capas sociales", explica Oriol Blas, profesor y coordinador de los talleres. "Además de estos cursos, organizamos festivales, exposiciones mensuales y concursos y jornadas sobre robótica", añade.

Desde que se puso en marcha el Punt Multimèdia, en noviembre del 2001, la tendencia ha cambiado. "Al haber mucha autoformación en multimedia, se apunta menos gente. En cambio, hay mucha más en robótica y 3D", detalla el coordinador.

Aprender y divertirse

Esta área es la que despìerta más interés en los varones, adultos y niños. De ahí que también organicen dos talleres de fabricación digital y robótica para los más pequeños e incluso para alumnos de varias escuelas asistien con sus profesores al centro para conocer de cerca el universo 3D.

"La robótica es muy importante para las nuevas generaciones y tiene una parte lúdica que divierte a los niños", relata Belén Fernández, profesora y coordinadora del espacio Maker, que ofrece talleres gratuitos para que la gente conozca estas actividades. El centro también ofrece un espacio gratuito a asociaciones que quieran desarrollar proyectos. "La idea es que haya una retroalimentación y esos proyectos beneficien al barrio", concluye Fernández.

0 Comentarios
cargando