Ir a contenido

"En el barrio de Sants encuentras de todo y de manera cómoda"

La caricatura de Montserat Tura en el programa 'Polònia' (TV3) esconde a la actriz Gemma Deusedas quien, aunque ni nació en Sants ni reside ahora en este distrito, trabaja en él

Ella no duda en afirmar que se siente de Sants. Allí llegó con dos años y allí imparte su saber teatral

CARME ESCALES / Barcelona

De los 2 a los 23 años, Gemma Deusedas vivió en Sants, muy cerca de la escuela Proa en la que estudió y de la que ella es hoy profesora. Con la gran diferencia de que ahora acude a clase impulsada por su gran pasión por la expresión teatral, una forma de comunicación que ha construido la carrera de esta profesional, como actriz y como empresaria, puesto que Deusedas ha creado un proyecto, Buganvilia Produccions (www.buganviliapro.com), que abarca tanto la producción de espectáculos como la pedagogía teatral.

Durante 14 años, Deusedas ha compaginado sus interpretaciones sobre el escenario y sus papeles en televisión con su propio proyecto educativo, a través del lenguaje que ella domina. La actriz promueve la introducción de la expresión teatral en muchos de los ámbitos en los que movemos. «La expresión teatral contribuye al desarrollo de las habilidades sociales de las personas, algo que para mí es básico», apunta.

Por eso disfruta cada día que en su bicicleta, deja el antiguo pueblo de Gràcia para impartir sus clases en el antes pueblo también, el barrio de Sants que conserva mucho aún de aquel pequeño núcleo rural.

Fisonomías atrayentes

No fue nada casual que, una vez finalizó sus estudios en el Institut del Teatre, Gemma Deusedas decidiera independizarse en el barrio de Gràcia. «Yo dejé Sants porque sentía ganas de separar el barrio en el que trabajaba, y en el que había vivido siempre, de mi nueva etapa independiente. Pero Gràcia y Sants tienen muchos puntos en común. A mí me gustan los barrios como Sants, de casas antiguas y calles pequeñas», detalla quien interpreta a Montserrat Tura y a Helena García Melero, además de a otros personajes de las series Polònia y Crackòvia de Televisió de Catalunya. Anteriormente y también en TV3 Gemma Deusedas trabajó en la serie Temps de silenci, en este caso en el papel de Roser.

«Tanto teatro como televisión me parecen ámbitos muy enriquecedores», reconoce la actriz, que ya prepara su próxima interpretación sobre el escenario. Será en una pieza que se representará en el espacio L'Obrador de la sala Beckett de Gràcia, en ese barrio en el que habita la actriz y en el que también está vinculada a otra sala de teatro. Desde hace unos años, Deusedas participa de forma habitual con la compañía residente del Almeria Teatre, donde últimamente ha intervenido en El càntir trencat, Invasió subtil i altres contes y El casament dels petitsburgesos.

Esos teatros en Gràcia y la escuela Proa, donde estudió Primaria y Secundaria y ahora introduce el teatro en el programa curricular como asignatura optativa, le dan alas a Gemma Deusedas y mucho aire para volar desde su pasión. Tanto, que apenas sale a buscar otras cosas en el resto de la ciudad. «Reconozco que desconozco totalmente algunos barrios de Barcelona», confiesa. «A mí me dejas sin metro, sin bici y sin dinero en Horta, por ejemplo, y no me sé mover», puntualiza.

Tiendas de proximidad

Poseer la calle comercial más larga de Europa algo tendrá que ver también con la mínima alternancia de Gemma Deusedas con otros distritos. «En Sants puedes encontrar prácticamente de todo y de manera cómoda», justifica. «Yo, además, aprecio mucho el trato cercano en los pequeños comercios», explica quien, sobre todo, acude en busca de zapatos a la larguísima calle de Sants. «Hay muchísimas zapaterías. Sí, tal vez sean los zapatos lo que más acostumbro a comprar ahí, además de las compras en el mercado. Mi madre siempre ha sido mucho de ir a comprar al mercado y yo de pequeña siempre la acompañaba», recuerda.

Los domingos, sin embargo, la cita estaba en Montjuïc. «Los domingos por la mañana íbamos a pasear, y me acuerdo que cerca del Poble Espanyol había unos jardines con unas tortugas de piedra y allí jugaba», rememora la actriz que también recuerda muy bien el parque de atracciones de Montjuïc. «El tren de la bruja me gustaba y me daba miedo, todo a la vez», dice.

Hoy, siempre que puede vuelve a pasear por la montaña de sus domingos de infancia. «Subo hasta arriba por la avenida de Maria Cristina, y me siento a tomar un café en la terraza del MNAC. Siempre busco el aire libre, necesito ver el cielo y la naturaleza», expresa Deusedas. «Y siempre que regreso a mis lugares de infancia puedo volver a tomar conciencia de quién soy, dónde estoy y el camino que he seguido hasta ser lo que hoy soy», reflexiona la álter ego de Montserrat Tura y Helena García Melero en TV-3,