Colectivos vulnerables

Las ciudades del Besòs ofrecen vivienda y formación a madres con hijos sin hogar para favorecer su reinserción

  • El proyecto Vesta arranca con 10 familias monomarentales de Badalona, Sant Adrià, Santa Coloma y Moncada

Una de las mujeres sin hogar beneficiarias del proyecto Vesta en Santa Coloma de Gramenet.

Una de las mujeres sin hogar beneficiarias del proyecto Vesta en Santa Coloma de Gramenet. / Ayuntamiento de Santa Coloma

3
Se lee en minutos
ACN

Los ayuntamientos de las ciudades del Besòs –Sant Adrià de Besòs, Badalona, Santa Coloma de Gramenet y Montcada i Reixac– se han aliado con entidades del tercer sector para dar una alternativa de vida a madres con hijos a su cargo que viven en la calle. El objetivo es favorecer su reinserción en la sociedad, facilitándoles una vivienda y formación para que puedan encontrar trabajo.

El proyecto arranca con diez madres y sus hijos y el objetivo es que se puedan añadir nuevas familias monomarentales cuando éstas alcancen los objetivos y liberen recursos económicos. La inversión prevista para los próximos tres años es de un millón de euros, que financian a los consistorios participantes, el Ayuntamiento de Barcelona y el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB).

Una de las mujeres que se alojan en Santa Coloma es originaria de Bangladesh y tiene tres hijos. Está separada del que fue su marido y asegura que hay muchas más mujeres que están sufriendo esa situación. "Estaba muy desesperada y cuando entré el primer día en el piso pude respirar", explica. La mujer aplaude la iniciativa y admite que prefiere trabajar en recibir ayudas.

Triple dimensión

Y es que el proyecto pone el foco en un colectivo doblemente vulnerable e intentar ofrecer una alternativa de vida digna. Como explica la alcaldesa de Sant Adià de Besòs, Filo Cañete: "La vulnerabilidad, cuando se habla de mujeres, solas y con hijos en el cargo, es una vulnerabilidad aún mayor". En este sentido, desde el Vesta se trabaja en una triple dimensión para abordar el fenómeno. La vivienda, la reinserción social y la incorporación en el mundo laboral. Para el alcalde de Badalona, Rubén Guijarro, el derecho a la vivienda es uno de los grandes "pilares" del proyecto porque da un refugio y un punto de partida para que estas mujeres reanuden el vuelo.

La Fundació Mambré es el agente encargado al buscar y captar las viviendas en el mercado privado e intentar conseguir un alquiler social que, en un primer momento, se pagará con recursos públicos. En paralelo, los Servicios Sociales de los ayuntamientos, junto a Sant Joan de Déu y Cáritas ofrecerán acompañamientos social, jurídico y psicológico.

La tercera pata se completa con la elaboración de itinerarios de inserción laboral personalizados para mejorar la capacitación y la inserción laboral de las mujeres que forman parte del programa. En este ámbito será clave el papel de la Fundació Formació i Treball, que aportará los medios técnicos y los recursos materiales necesarios.

Rehacer sus vidas

A partir de ahí, el objetivo es que las mujeres puedan rehacer su vida y den paso a otras familias monomarentales en la misma situación. "Que abandonen el proyecto quiere decir que la madre y los hijos permanecen en la vivienda y son los ayuntamientos y las entidades los que nos retiramos. Esta es la diferencia", ha explicado el director de Servicios Sociales de Sant Joan de Déu, Salvador Maneu.

Esto significa que en el momento en que la familia alcanza los objetivos y "una cierta autonomía económica", pasa a pagar el alquiler de una vivienda de la que no deben irse. "La vivienda tiene voluntad de permanencia, pero ya no será necesaria la inversión de recursos públicos", concluye Maneu.

"Es un proyecto que será beneficioso para las personas que tendrán la oportunidad de rehacer sus vidas, partido de situaciones muy complejas, pero también será inspiradores para otros posibles proyectos de carácter social", valora la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon.

30 personas

En su puesta en marcha, en el Vesta participan 30 personas de diez unidades familiares. Cuatro mujeres se alojan en Badalona, dos en Santa Coloma, dos en Sant Adrià y otras dos en Montcada i Reixac. La alcaldesa vallesana Laura Campos explica que los cuatro municipios comparten "problemáticas y potencialidades comunes" y se felicita por la búsqueda de "soluciones conjuntas".

Noticias relacionadas

En este sentido, el proyecto tiene la voluntad de replicar la fórmula en otros territorios. El coste en el área del Besòs será de poco más de un millón de euros en los próximos tres años. El AMB, el Ayuntamiento de Barcelona y el Consorci del Besòs aportan el 47,21%, las entidades del tercer sector aportan el 10% y los ayuntamientos de los municipios participantes, el 42,79% restante.

Más noticias de Badalona y de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO