Comida a domicilio

Santa Coloma de Gramenet suspende las licencias de las ‘macro-cocinas fantasma’

  • La medida se ha llevado a cabo para evitar la apertura descontrolada de cocinas industriales "que puedan ocasionar efectos adversos para los vecinos"

Imagen de archivo de una cocina profesional.

Imagen de archivo de una cocina profesional. / Ayuntamiento de Santa Coloma

1
Se lee en minutos
El Periódico

El pleno municipal del mes de julio de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès) aprobó la suspensión por un año de licencias a las cocinas industriales en el municipio, después de que el Ayuntamiento haya recibido consultas y peticiones vinculadas a la actividad de las llamadas ‘macro-cocinas’ o ‘cocinas fantasma’ –dedicadas únicamente a la venta a domicilio-, debido a la proliferación de este modelo de negocio a raíz de la pandemia del covid-19.

"Esta medida la hemos tomado para evitar la apertura descontrolada de cocinas industriales que puedan ocasionar efectos adversos para los vecinos y vecinas de la ciudad, mientras estudiamos la regulación de esta actividad en relación a su ubicación, condiciones de seguridad y exigencias medioambientales", ha explicado la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon.

En otras poblaciones metropolitanas, los vecinos afectados han protagonizado protestas en contra de la instalación de este tipo de actividad por “los inconvenientes que provoca para la convivencia”, como olores, ruidos y perturbaciones en el tráfico.

Noticias relacionadas

Santa Coloma es una ciudad con mucha densidad de población, por eso se ha considerado necesaria la suspensión, por el plazo de un año, del otorgamiento de licencias a establecimientos con obrador y/ o cocinas industriales para la elaboración de platos preparados, sin venta al público ni degustación.

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO