Ayudar a recuperar la visión

El Hospital Esperit Sant de Santa Coloma impulsa la donación de córneas

El centro empezará a practicar su extracción y se podrá garantizar el derecho a la donación de tejidos al final de la vida

Fachada del Hospital Esperit Sant de Santa Coloma de Gramenet.

Fachada del Hospital Esperit Sant de Santa Coloma de Gramenet. / FHES

Se lee en minutos
El Periódico

Desde la Fundació de l’Hospital de l’Esperit Sant (FHES) de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès) se ha creado un Grupo de Trabajo de Donación de Tejidos que tiene como objetivo promover la donación de córnea entre los pacientes y familiares de referencia del centro.

“Se ha elaborado un protocolo de actuación que recoge el procedimiento a seguir en caso de que un difunto sea donante o que la familia quiera proceder a hacer una donación”, explican desde el hospital.

En la FHES ha formado a un grupo de profesionales en esta materia para hacerlos facilitadores e informadores de los derechos del paciente fallecido. Así, desde el centro señalan que la tarea de estos profesionales es transmitir a los familiares toda la información disponible y, en caso afirmativo, transmitir la posibilidad de llevar a cabo el procedimiento de extracción en el propio Hospital. “La extracción se realiza con el máximo respeto hacia la persona fallecida y no afecta a su aspecto”, remarcan desde el Esperit Sant, quienes también recuerdan que cada córnea puede ayudar a recuperar la visión a dos personas diferentes.

Donaciones

“En principio, todos podemos ser donantes de córnea, pero es cuando alguien muere que se hace el planteamiento a los familiares más directos que son quienes dan el consentimiento informado para proceder a la extracción de córneas del difunto”, recuerdan desde el centro hospitalario.

Este proceso se simplifica cuando la persona, en vida, ha dejado constancia de su voluntad de ser donante en el Documento de Voluntades Anticipadas o cuando lo ha manifestado a sus familiares.

Noticias relacionadas

Así, las condiciones clínicas en el momento de la muerte determinarán si los tejidos son válidos para el trasplante y tener miopía, astigmatismo, hipermetropía o haber sido operado de cataratas “no impide que las córneas sean viables para un trasplante”.

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO