Ir a contenido

ACCIÓN POLICIAL

No, la casa de los agresores del metro de Santa Coloma no está 'reokupada'

El propietario del inmueble y la Policía local de la ciudad han accedido a la vivienda para confirmar que estaba vacía y con las chapas de tapiado intactas

La acción surge como respuesta a la alerta de algunos vecinos que, a partir de una fotografía en redes sociales, aseguraron ver a un nuevo 'okupa'

Manuel Arenas

Fotografía de un okupa caminando por el tejado del inmueble tapiado. 

Fotografía de un okupa caminando por el tejado del inmueble tapiado.  / Grupo de Facebook 'Santako al Desnudo'

La Policía local de Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès) inspeccionó el número 111 de la avenida de la Generalitat de la ciudad catalana tanto anoche como esta misma mañana -hoy, junto con el propietario, accediendo incluso a la vivienda- para confirmar que la casa se halla vacía y sigue tapiada, según confirman fuentes municipales.

Se trata del inmueble sellado y desinfectado tras el periodo de 'okupación' de sus anteriores inquilinos, el grupo de jóvenes detenidos por un apuñalamiento y una agresión sexual en la estación de metro de Can Peixauet (L9) el pasado mes de noviembre.

La acción policial surge como respuesta a la alerta de algunos vecinos que, a partir de una fotografía subida ayer mismo a redes sociales, aseguraron ver a un nuevo 'okupa'. La fotografía, que ilustra este artículo, fue tomada a las 17:19 h de ayer 24 de enero, según apuntan desde el grupo de 'Facebook' 'Santako al Desnudo', donde fue publicada.

Un encapuchado no identificado

Sin embargo, al hombre encapuchado y aparentemente joven que camina sobre un tejado no se le ha podido identificar y este diario no ha podido confirmar que tenga relación alguna con el inmueble tapiado, de manera que podría tratarse del inquilino de alguna otra vivienda 'okupada' de la zona.

En noviembre, cuando el Ayuntamiento de Santa Coloma certificó haber avisado hasta tres veces a la Generalitat de la situación de desamparo de los jóvenes no acompañados, situación a partir de la cual se creó una mesa de seguimiento de jóvenes vulnerables, la casa 'okupada' quedó totalmente precintada y deshabitada. 

Según informa el consistorio colomense, además, "la propiedad realizó hace unas semanas trabajos de desratización y desinfección, por lo que actualmente no existe riesgo sanitario derivado de esta finca".

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Ayuntamientos