Ir a contenido

GALARDÓN INTERNACIONAL

La colomense Sonia Miras, nueva subcampeona del mundo de lucha de brazos

La deportista logra la segunda posición con su brazo derecho en el Zloty Tur 2018, la edición anual del torneo más prestigioso de la disciplina

"Es el campeonato más emocionante de mis 15 años de carrera", explica a EL PERIÓDICO Miras tras no competir una larga temporada por motivos extradeportivos

Manuel Arenas

Sonia Miras.

Sonia Miras. / RICARD FADRIQUE

La luchadora Sonia Miras (Santa Coloma de Gramenet, 1980) se ha proclamado recientemente subcampeona del mundo de lucha de brazos en el torneo internacional más prestigioso en esta disciplina, el Zloty Tur 2018, la edición anual de la Copa del Mundo.

Tras una larga temporada fuera de las mesas de competición por motivos extradeportivos, la deportista de Santa Coloma de Gramenet llegaba a la Copa del Mundo -tras ganar los internacionales de Barcelona y Ciudad Real- con la ilusión de poder mejorar el papel de su primera participación el año pasado, cuando quedó penúltima clasificada, tal y como comentaba en una entrevista de mayo con EL PERIÓDICO. 

"Es el campeonato más emocionante que he tenido en mis 15 años de carrera deportiva"

Sonia Miras

Luchadora de brazos

"Era la segunda vez que me presentaba a este torneo. El año pasado caí en primera ronda y no pensé jamás en llegar a tocar podio: ni siquiera me llevé la bandera, imagina. Es el campeonato más emocionante que he tenido en mis 15 años de carrera deportiva", asegura visiblemente emocionada la deportista a este diario.

Seguridad con su brazo derecho

En esta ocasión, la luchadora colomense logró llegar a la final del torneo ganando con su brazo derecho. "Con el izquierdo caí en primera ronda. Primero me tocó contra una sueca actual subcampeona del mundo, y posteriormente contra la campeona mundial con brazo izquierdo de 60 kg. No tuve opciones", apunta Miras.

Al día siguiente, sin embargo, todo cambió. "Fui con más ganas, porque me siento muy segura con mi brazo derecho". Tras dos combates ganados, a Miras le volvió a tocar contra la campeona del mundo. "Pensé: si ayer conseguí abrirle la mano con brazo izquierdo siendo ella la campeona, con brazo derecho tengo que batirla. Y lo conseguí".

Tras aquel significativo combate, Miras consiguió clasificarse entre las tres primeras. "Estaba en el podio y no podía creerlo. Salí de allí con brillo en los ojos, mis amigos me dieron ánimos y me tocó contra una chica polaca: iba tan eufórica que gané el pulso con mucha facilidad", recuerda Sonia Miras.

Sonia Miras, en una foto de archivo de EL PERIÓDICO / MANUEL ARENAS

El llanto final

Tras mirar la pantalla y verse en la final, la deportista colomense rompió a llorar: no podía creer estar en posesión del subcampeonato del mundo tras haber pasado por tantas dificultades para poder competir. 

"Sabía que la final no la iba a ganar, pero igualmente quise plantar cara. Al acabar, bajé llorando y no dejé de llorar en por lo menos tres cuartos de hora. Las primeras personas a las que avisé fueron mi padre, mi chico y la alcaldesa Núria Parlon, que me dijo que me seguiría. Todavía no me lo creo", culmina Miras.

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA