Ir a contenido

REFORMA URBANA

Parlon apoya en la votación de la Salzereda la opción de los vecinos críticos con el Gobierno

La alcaldesa asegura que personalmente opta por el modelo dos, que surgió a raíz de las protestas vecinales

En el Pleno de junio, el Gobierno defendió la viabilidad de la opción uno como "gran parque fluvial verde"

Manuel Arenas

La alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlon, se posiciona a favor de la opción 2 en la consulta sobre el futuro de la Salzereda, en Santa Coloma de Gramenet. / MANUEL ARENAS / POL ALFAGEME

El próximo sábado se vota en Santa Coloma sobre el futuro del paseo Salzereda“Es un proceso vinculante”, explican en el teléfono de información que el consistorio colomense ha puesto a disposición de los vecinos. 

Hay dos propuestas sobre la mesa para reformar el paseo, vía colindante al parque fluvial del Besòs, y la alcaldesa Núria Parlon (PSC) revela a EL PERIÓDICO que “probablemente yo optaría por la opción dos", la que apoyan los vecinos de la Plataforma Passeig Salzereda, que propone no estrechar la acera pegada a las viviendas. "Ya se lo he expresado a muchos vecinos que dicen: ‘¡Ya veremos si votas la dos o votas la uno!’, confirma la primera edil de la ciudad.

"Teniendo en cuenta la opinión de los vecinos de la Plataforma Passeig Salzereda, sorprende su respuesta porque ellos aseguran que el Gobierno está por la opción uno", le repregunta EL PERIÓDICO.

"Bueno, yo creo que aquí ha habido cierta manipulación por parte de la oposición en esta dirección, de dar a entender que el Gobierno quería imponer por narices la opción uno, cuando esto no ha sido así en ningún momento. Al contrario: aquí había una propuesta diseñada por parte de los técnicos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB)", explica ella.

La oposiciónque ha venido criticando el proceso de participación, 
apoya la opción dos

Parlon se refiere a la opción uno como aquella prevista para “tener una conexión y una continuidad del río” que encuentra un paralelismo en “las ciudades europeas”. En esos mismos términos expuso en el Pleno municipal de junio –antes de que surgiera el segundo modelo de calle- dicha opción el Teniente de Alcaldesa de Urbanismo, Jordi Mas, quien defendió la viabilidad de la opción uno como "un gran parque fluvial verde para aprovechar los potenciales que tiene el sitio, tal y como han hecho otras ciudades con río, y para establecer un espacio de referencia por el cual te puedas sentir orgulloso de tu ciudad y que aglutinará más peatones que el actual”.

La oposición, con la opción dos

Por su parte, la oposición, especialmente Gent d’Esquerres (Gent d’Esquerres-ICV-EUiA) y C’s –posteriormente se sumaron PP y SOM Gramenet-, que desde un principio apoyaron a los vecinos de la zona en sus reivindicaciones a favor de la opción dos, se han pronunciado públicamente sobre el asunto.

Lo han hecho siguiendo las críticas al Gobierno de los vecinos agrupados en la Plataforma Passeig Salzereda: "La opción uno la impulsaron sin tener en cuenta a los vecinos", dice la portavoz Amalia Pérez, que además remarca que "el Gobierno tiene algún tipo de interés que desconocemos por que salga la opción uno, ya que la han publicitado mucho".

“Hace un tiempo los vecinos contactaron con nosotros y otros grupos de la oposición para explicarnos que se había planificado por parte del Gobierno la reforma del paseo sin contar con su opinión”, explica Dimas Gragera, portavoz de C’s, quien pone de relieve que la opción uno surgió “sin ceñirse a un reglamento ni pasar por Pleno, y cuando lo propusimos en el Pleno el PSC se opuso”.

En ese mismo sentido se pronuncia Alexandra Sevilla, portavoz de Gent d’Esquerres, quien se refiere a la opción uno como la que “quería imponer sin consultar el Gobierno municipal”. Sevilla ya expuso en el Pleno de junio que el proceso de participación había “vulnerado sistemáticamente la normativa que regula los procesos de debate público en Santa Coloma, ya que no hay acuerdo para plantear el proyecto ni actas que recojan las participaciones en el proceso”.

“Sería de tontos invertir contra los vecinos”

Sobre el proceso de participación que culminará el sábado con la votación, Parlon remarca que “se partió de un proceso de participación muy importante en la ciudad que algunos quieren obviar pero que existió como tal, que luego se desarrollaron una serie de talleres para que los vecinos y vecinas pudieran opinar, de los que participó FAVGRAM y algunos de los vecinos y vecinas de los barrios, que ya explicaron sus contradicciones a la posibilidad de ampliar la zona que justo queda encima del parque fluvial”.

Toda Santa Coloma, y no sólo la calle o distrito implicados, podrá votar el sábado

Amalia Pérez, portavoz de la Plataforma Passeig Salzereda, advierte que “el día de la votación estaremos presentes para controlar que el proceso se lleva a cabo como es debido”, algo a lo que también alude la regidora Alexandra Sevilla.

“Evidentemente, sería de tontos hacer una inversión de 7 millones de euros para ponernos en contra a los vecinos y las vecinas. Nada más lejos de nuestra intención", asegura Núria Parlon.

La alcaldesa rememora los hechos acaecidos: "Cuando vimos la confusión que había de información, cuando comprobamos que había reticencias en relación a dónde se hacía la mejora, hicimos una reunión a mediados de julio, con todos los que quisieron venir, y a partir de aquí a los arquitectos y a los técnicos les dijimos: 'Dibujad una segunda opción', con toda la naturalidad".

Parlon enmarca una polémica como esta dentro de lo que significa gobernar. "Uno no parte de posiciones absolutas, pero sí que partes de una propuesta”, apunta la alcaldesa de Santa Coloma, que sugiere que el Gobierno como institución no toma partido en la votación ya que “algunos [del Gobierno municipal] querrán que salga la uno, igual que hay vecinos y vecinas del paseo Salzereda que quieren que salga la uno, porque dicen que los niños y las niñas, cuando juegan delante de sus casas, les molestan, y eso es una realidad palpable cuando paseas por allá, y otros del Gobierno pensaremos, como es mi caso, que la dos, que es la que mayoritariamente quieren los que viven allá”.

Votará toda Santa Coloma

A pesar de que a la plataforma Passeig Salzereda le gustaría que sólo votara la calle “o como mucho el distrito”, reseña Amalia Pérez, a la cual apoya en esta reivindicación la oposición, “sí que considero importante que pueda votar toda la ciudad. No estamos hablando de una calle dentro de una trama urbana sin que tenga un valor singular: el paseo Salzereda tiene un valor singular para el conjunto de la ciudad y creo que debemos confiar en el criterio de la gente”, argumenta Núria Parlon.

En cuanto a la posibilidad de que este tipo de participación mediante voto entre dos opciones se repita en un futuro para otras reformas urbanas, la alcaldesa lo condiciona a dos requisitos: que sea una transformación de ciudad importante y que se trate de un espacio “claramente simbólico” como el paseo Salzereda.

Dos modelos de calle

Dos pantallas de plasma proyectan en el paseo hasta el día 16 cada uno de los dos posibles modelos de calle: el primero, impulsado desde el inicio por el Gobierno municipal, propone un cambio más drástico ampliando 15 metros la acera del río para destinarla a zona de paseo y estrechar -de 20 a 8 metros- la acera de los edificios. Este modelo pretende conectar la zona de paseo directamente con el parque fluvial.

El segundo modelo, más conservador urbanísticamente y surgido a raíz de las protestas vecinales, está diseñado para mantener la estructura actual, dejando la circulación de vehículos en el mismo lugar que ahora y no estrechando la acera de las viviendas. Tanto en este caso como en el del primer modelo se instalarán parques infantiles. La principal diferencia reside en el espacio de la acera pegada a los edificios.

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA