Ir a contenido

La Diputación cede a Cáritas 14 pisos para personas vulnerables en Santa Coloma, Badalona, Barcelona y Hospitalet

La institución ya ha cedido un total de 57 inmuebles en la entidad, prorrogables durante cinco años

ACN / SANTA COLOMA

La Diputación de Barcelona ha cedido a Cáritas Diocesana de Barcelona 14 pisos destinados a personas vulnerables y con riesgo de exclusión social en Barcelona, Hospitalet, Badalona y Santa Coloma

Con esta última concesión, la Diputación ya lleva cedidos 57 inmuebles a la entidad para combatir la pobreza y las desigualdades socioeconómicas de forma conjunta. Las viviendas ofertadas serán prorrogables durante cinco años.

A lo largo del 2016 ha aumentado el precio del alquiler de los inmuebles un 6,8% de media en toda Cataluña, un 9% en la ciudad de Barcelona y un 5,9% en el ámbito metropolitano.

Según la secretaria general de Cáritas de Barcelona, ​​Montse Padilla, estos datos "dificultan el acceso a la vivienda a los colectivos más vulnerables y que coinciden con el incremento e intensificación de la pobreza, que afecta al 19% de la población catalana".

PISOS PARA 49 FAMILIAS

En la rueda de prensa que ha tenido lugar este jueves 4 de mayo, la vicepresidenta cuarta de la Diputación de Barcelona, ​​Meritxell Budó, y el diputado de Presidencia, Servicios Generales y Relaciones con la ciudad de Barcelona, ​​Jaume Ciurana, junto con Padilla, explicaron la colaboración en alojamientos para personas en riesgo de exclusión social que han mantenido ambas instituciones desde el año 2013, cuando tuvo lugar la primera firma del convenio "para fomentar políticas sociales orientadas a la cohesión social ya la reducción de las desigualdades".


A través del convenio que han renovado y ampliado este jueves, Cáritas ofrece pisos sociales en 49 familias -169 personas- que podrán contar con un hogar "digna y accesible", tal como definido Budó.

Ciurana ha informado de que "todavía quedan más viviendas para asignar, y que los esperan conceder a lo largo del próximo otoño".

LA GESTIÓN DE CÁRITAS

La secretaria general de Cáritas Diocesana de Barcelona ha explicado que "la entidad gestiona los inmuebles y ofrece un acompañamiento para la inserción social de las familias, que cuentan con un alquiler adaptado a sus capacidades económicas, que se revisan periódicamente y se renuevan anualmente". 

Los alquileres sociales de las viviendas están entre los 25 y los 250 euros, en función de las características de la familia, y el contrato de alquiler social, se inicia con un período mínimo de un año.

En caso de no poder asumir los gastos, Cáritas se hace cargo del coste. Los nuevos alojamientos concedidos se encuentran mayoritariamente en Barcelona, ​​seguido de L'Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet y Badalona. Asimismo, informó que actualmente hay treinta familias en lista de espera.

PERFIL DE LOS ACOGIDOS

Budó explicó que "un 62% de las familias acogidas no cuentan con ingresos recurrentes, y el resto, a pesar de tener trabajo, no puede permitirse pagar una vivienda".

El perfil de personas que optan a estos inmuebles son sobre todo familias que han sido desahuciadas o que tienen graves dificultades de alojamiento. La entidad da preferencia a familias con algún miembro menor de edad.

Padilla ha añadido que "el acuerdo es un paso más en la ampliación del parque de alquiler social", aunque ha lamentado que "en Catalunya las viviendas públicas y sociales sólo representan el 2% del total, frente a la media del 16 % en Europa, por lo que pide a las administraciones catalanas a trabajar para llegar a estas cifras".

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando