Ir a contenido

SANT MARTÍ

Armonía para el barrio

La escuela Isa Moren siembra cultura con danza y música en Sant Martí de Provençals

CARME ESCALES

Isa Moren corrige a sus alumnas en su escuela de la Verneda.

Isa Moren corrige a sus alumnas en su escuela de la Verneda. / ROGER PLA

Cuando el pasado 30 de noviembre la alcaldesa de Barcelona Ada Colau hizo entrega de una Medalla d'Honor de la Ciutat a Isa Moren (Jaén, 1948) todo un gran barrio aplaudió. Porque Moren fundó en 1969 la primera escuela de danza de Sant Martí de Provençals. Desde la punta de sus zapatillas de ballet creía, y sigue creyendo desde su alma, en la fuerza que infunde en las personas el movimiento corporal acompañado de la música. Pero, sobre todo, de los valores que el aprendizaje del baile, la música y el canto aportan a la vida. "La formación de danza es como una continuidad hacia otras carreras -afirma Isa Moren-. Esos valores se pueden difundir y transmitir a cualquier nivel y disciplina".

Moren recogió la Medalla d'Honor en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, el mismo lugar en el que bailó por última vez. Fue en 1981. Bailar en un espacio público es un regalo que ella aprecia. Sabe cuántas reivindicaciones les costaron a su vecindario lograr el Auditori de Sant Martí. Ella también supo luchar por tirar adelante con una escuela de danza en un barrio "humilde y no céntrico en el que, cuando ella llegó, tampoco había mucha conciencia cultural. Pero ella planteaba espectáculos hechos por alumnos con el mismo rigor y disciplina que cualquier profesional. Ese es su sello", señala el bailarín Xavi Benaque, exalumno de la escuela Isa Moren. "Soy hijo de Sant Martí de Provençals, mi padre también". Con 14 años descubrió a Moren. "Su delicadeza y pasión por la danza me cautivaron", dice. "Y con ella aprendí que no importa el barrio ni los metros cuadrados que tengas, porque el motor que mueve esta escuela es el equipamiento humano. Eso es lo que marca la diferencia", apunta el bailarín desde Suiza, donde ha sido contratado por la Ópera de Lausanne para una producción del teatro de la Zarzuela de Madrid.

Asociación Petit Ballet

Organizar pequeños espectáculos, muestras de danza con motivo de fiestas vecinales ha sido como una mancha de aceite con la que Isa Moren ha impregnado todo el barrio con cultura sonora y visual. "Para que un barrio funcione y sea un lugar querido por sus vecinos y vecinas es necesario que cada cual ponga de su parte. Y la Asociación Cultural Petit Ballet (que fundó también Isa Moren) es ejemplo de ello. Sus proyectos han sembrado muchas semillas que han dado fruto", expresa Roger Torrell, presidente de la Coordinadora de Entidades Vern de la Verneda-Sant Martí. "Uno de nuestros pilares en nuestros 30 años de historia -añade- ha sido promover una relación de complicidad, solidaridad y confianza entre las entidades y personas del mundo asociativo".

Temas: Danza

0 Comentarios
cargando