Ir a contenido

NOVELA NEGRA

Teresa Driscoll, investigadora de la culpa del inocente

La autora británica, periodista de sucesos durante 25 años, triunfa en el mercado anglosajón con el 'thriller' psicológico 'Te veo'

Anna Abella

La escritora Teresa Driscoll, autora de ’Te veo’, en Barcelona. 

La escritora Teresa Driscoll, autora de ’Te veo’, en Barcelona.  / JULIO CARBÓ

Teresa Driscoll, periodista de sucesos durante 25 años, 15 de ellos como presentadora de noticias de la BBC, iba un día en tren a Londres cuando entraron en el vagón dos jóvenes con dos grandes bolsas de basura. No pudo evitar escuchar su conversación. Acababan de salir de prisión. Ahí pensó: "¿Qué pasaría sí…?". Y empezó a pensar en una historia que cristalizaría en ‘Te veo’ (Principal Noir), un ‘thriller’ psicológico en línea con éxitos como ‘Perdida’, de Gillian Flynn, o ‘La chica del tren’, de Paula Hawkins, que ha sido número uno en ventas en Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia y ha vendido los derechos a 15 países. 

Driscoll tiró de un hilo de la ficción para imaginar en ese mismo tren a una de sus protagonistas viendo cómo dos expresidiarios flirtean con dos adolescentes. Al día siguiente ve en las noticias que una de ellas ha desaparecido y la culpa por no haber intervenido la reconcome. "Me pregunto a mí misma, y a los lectores, qué habría hecho en una situación similar. No es una respuesta sencilla -admite-. En mi experiencia como periodista he visto en juicios e investigaciones a mucha gente que se siente culpable por cosas por las que no debería sentirse así. He visto cómo personas que han sido las últimas en ver o hablar con una víctima antes de que aparezca muerta sienten culpa sin tener nada que ver con esa muerte". 

Todos son sospechosos

Utiliza Driscoll esas emociones para crear una trama donde casi todos los personajes y sospechosos tienen cosas que ocultar y se sienten culpables, el padre, la madre, la amiga… Y recuerda un caso real. "Entrevisté a la madre de una agente inmobiliaria que quedó para enseñar una casa a un cliente y desapareció. Sentía culpa y estaba devastada por no saber qué le había pasado a su hija".  

"La culpa es un sentimiento muy potente. ¿Por qué sentimos culpa cuando no está justificado sentirla? Los personajes tienen una fuerte personalidad y muchas capas. Eso me permite analizar la naturaleza humana y las pasiones que la mueven, ver qué les gusta, lo que no quieren perder, la maldad…", explica. Por ello escribe ‘thrillers’ psicológicos, añade señalando entre sus favoritos ‘Engleby’, de Sebastian Faulks, y la citada ‘Perdida’.

El odio en las redes

En ‘Te veo’ pesa la relación entre padres e hijos. "Perdí a mi madre a los 17 años por un cáncer y esa pérdida tan temprana dio forma a mi vida. Es un tema que, consciente o inconscientemente, siempre surge en mis libros -asume-. La adolescencia es una edad difícil de gestionar. Con mis hijos me preocupaba constantemente por si les pasaba algo, por lo que pensaban, por lo que me ocultaban…". Otro gran tema es el odio que aflora en las redes sociales. "No se debe juzgar a la gente tan rápidamente pero en las redes sociales hay opiniones muy dañinas que se extienden muy rápido. De ahí que en la novela haya un personaje que sufre mucho por esa condena pública, que afecta a su floristería. La única regla que rige mi vida es ser amable con los demás". 

Para Driscoll la novela negra debe "analizar los temas que nos asustan como sociedad y la ficción es un lugar seguro donde hacerlo". "Admiro el coraje de la gente ante una tragedia -señala-. En estos libros mostramos la parte más oscura de la naturaleza humana pero también la fortaleza y la resistencia. Vivimos tiempos difíciles como sociedad y ante las tragedias conocemos la parte buena de las personas y que siempre hay luz en la oscuridad".