¿Por qué ha sido 'La chica del tren', la novela de Paula Hawkins, el libro más vendido de Sant Jordi?

El boca a boca, la promoción cinematográfica han impulsado 'La chica del tren', la novela de Paula Hawkins publicada hace ya 10 meses

Tráiler de ’La chica del tren’.

Se lee en minutos

ERNEST ALÓS / BARCELONA

'La chica del tren', de Paula Hawkins, ha conseguido convertirse en el libro más vendido de Sant Jordi a pesar de que ya llevaba a sus espaldas un verano (se publicó en España el junio del 2015, como lectura veraniega) y una campaña de Navidad fructífera. Cuando parecía que era un libro ya maduro, hace tres semanas empezó una súbita escalada en las listas de los más vendidos. ¿Cuál es la explicación? 

Elena Ramírez, editora de la traducción en castellano en Planeta, recuerda que hace solo unos días se lanzó a las redes el tráiler de la adaptación cinematográfica que se estrenará el próximo 21 de octubre, pero que en cuanto se empezó a intuir este movimiento la editorial se animó a hacer un esfuerzo publicitario para revitalizarlo. La expectación ante la película ha provocado repuntes similares en EEUU y en el Reino Unido, donde ha regresado al número 4 de las listas. Así que se trata de un fenómeno general, cree, no solo de un rebrote debido a las pecularidades de Sant Jordi, una jornada en que el público menos habitual en las librerías apenas tiene referencias de un puñado de 'best-sellers' ya consolidados. Isabel Martí, editora del libro en catalán en La Campana, cree también en la efectividad del tráiler: "Está muy calculado, empieza con escenas de sexo y sigue con intriga", valora.

EL ATRACTIVO DE UN LIBRO CON SUSPENSE

Pero no obstante, Martí cree que "ha sido más efectivo el boca a boca" en torno a un libro que empezó entre los círculos del lectores susceptibles de ser influidos por libreros, informaciones, críticas y un vigorosísimo plan de márketing "y que siguió ampliándose a sectores cada vez más extensos, como las ondas concéntricas sobre el agua". Esa reacción en cadena, cree Elena Ramírez, hacía años, desde el éxito de Stieg Larsson, que no se veía con tal progresión a lo largo del tiempo y tales dimensiones (cifras de ventas superiores en España a los 300.000 ejemplares, y a los 11 millones en todo el mundo). "Creo que será un libro que directamente rompa todo tipo de expectativas; 'La chica del tren' es el primer libro que tiene un comportamiento como el de los 'best-sellers' de antes de la crisis", confía Elena Ramírez.

Te puede interesar

Tanto Ramírez como Martí tuvieron lectores con mucha vista que les alertaron rápidamente de las posibilidades de la historia de 'La chica del tren', por lo que lo adquirieron rápidamente sin llegar a que saliera a subasta (una práctica que en el mundo editorial se conoce como 'preempt'), en el caso de Planeta cuando el libro solo estaba contratado en Alemania. Porque márketing, tendencias o momentos del mercado no bastan para explicar el éxito de un libro. Esta novela sobre una joven abotargada por el alcohol (en el cine parece que hará mejor cara interpretada por Emily Blunt), que viaja cada día en cercanías para ocultar que ha perdido el trabajo y que cree que desde la ventana de su vagón ha reconocido a un asesino, con giros sorprendentes en el desenlace, es, para Ramírez, "el libro con el que se consolida la tendencia del 'domestic noir', en que el protagonista no es un detective sino alguien con los mismos problemas que el lector".

Quien tiene problemas con las que el lector acaba por empatizar es, claro, el personaje, claro: Paula Hawkins, una periodista que había tenido que escribir novelas de 'chick lit' bajo seudónimo, ve por su ventana ahora un futuro bastante despejado.