La lectura de libros en catalán sigue creciendo

El 87% de los lectores lee en alguna ocasión títulos en lengua catalana, pero solo es la lengua más habitual para el 26%

La lectura de libros en catalán sigue creciendo

LAURA GUERRERO

4
Se lee en minutos
Ernest Alós
Ernest Alós

Jefe de sección de Participación

Especialista en Cuando puedo, escribo sobre historia, literatura fantástica y de ciencia ficción, ornitología, lenguas, fotografía o Barcelona.

Escribe desde Barcelona

ver +

Como ha demostrado el debate en torno al estado de salud del catalán y su hipotético estatus de oficialidad, los datos sobre el uso de la lengua pueden analizarse siempre como un vaso semivacío o semilleno. 

Y por la opción del semilleno, y subiendo, se ha inclinado el ‘conseller’ de Cultura, Santi Vila, a la hora de analizar el estudio sobre los hábitos de lectura y compra de libros en Catalunya que ha presentado hoy en compañía de los presidentes de los gremios de editores y libreros, Antoni Daura y Patrici Ticsis. Según la encuesta, en los últimos años ha aumentado progresivamente el número de lectores que tienen el catalán como su lengua más habitual de lectura (del 21,2% del año 2011 al 26,4% del año 2015) y ha crecido también el número de lectores de libros, del 62% del año 2011 al 66,3% del 2015, apenas dos puntos por debajo de la media europea (aunque solo un 61% lee por motivos de ocio, y un 52%, una cifra que no ha variado en los últimos años, son lectores frecuentes, que leen al menos una vez a la semana).

LA LENGUA MÁS HABITUAL, EL CASTELLANO

Según la encuesta difundida hoy, el 71% de los lectores encuestados dicen tener el castellano como su lengua habitual de lectura, mientras que son el 26,4% los que tienen el catalán como si lengua habitual y el 2,6% declaran ser preferentemente lectores en otras lenguas. Pero este indicador solo apunta a cuál es la lengua preferida o más utilizada. Para ver el vaso notablemente mejor abastecido solo es necesario tener en cuenta que además de ese 26,4% de ‘catalanolectores’un 61% más de los lectores catalanes también lee ocasionalmente en catalán. Preguntados por el idioma del último libro que han leído, el 23,9% dicen que fue en lengua catalana (y el 28,1% han comprado su último libro en catalán). Otro indicador favorable para el progreso de la lectura en catalán es el de la edad: los lectores habituales en catalán son solo el 22,8% por encima de los 55 años, pero llegan al 32,8% entre los 14 y los 34 añosy al 54,8% en los menores de 13 años.

Los jóvenes leen más

Los datos del estudio de hábitos coinciden con las cifras de ventas del libro en catalán, aunque en este caso las últimas cifras disponibles son las del 2014, recogidas en el Informe de Comercio Interior de la Federación de Gremios de Editores de España. Ese año, la facturación del sector del libro en Catalunya, incluyendo el libro de texto, ascendió a 454 millones de euros, de los cuales 207 (el 45,5%) correspondieron al libro en catalán. Sin embargo, si nos atenemos únicamente a la literatura y al libro infantil y juvenil no escolar, de los 144 millones facturados, 40,9, el 28%, corresponden al libro en catalán. El mercado, por cierto, no acaba de reaccionar: según el estudio presentado hoy, se ha recuperado el número de compradores de libros (del 45,1% del 2012 al 47,9% del 2015) pero ha disminuido la compra media anual de volúmenes (de 8,4 en el 2010 a 7 en el 2015).

Si no se tiene en cuenta el libro de texto (de compra obligatoria y mayoritariamente en catalán) estas cifras coinciden también con otro indicador de la encuesta presentada ayer. Preguntados los lectores sobre qué lengua elegirían si un libro que quisieran leer en su tiempo libre estuviese disponible tanto en catalán como en castellano, el 45,1% responde que les sería indiferente, el 36,8% preferirían leerlo en castellano y el 18,1% preferirían leerlo en catalán. En resumen, y según muestran todas las cifras: a este algo más del 25% que alcanza la lectura en catalán se llega gracias tanto al núcleo de lectores que tiene el catalán como su lengua preferida de lectura como al alto número de ‘castellanoleyentes’ que no tienen ningún problema en pasarse ocasionalmente al catalán.   

MIRANDO EL VASO MEDIO VACÍO

Noticias relacionadas

Sin embargo, todos estos porcentajes están referidos al total de la población lectora por interés personal, no académico o laboral. Si consideramos el número de lectores en lengua catalana sobre el total de la población de Catalunya, las cifras son un poco más descorazonadoras (y coincidentes con los análisis más pesimistas sobre el grado de salud del catalán). El 39% de los catalanes no lee libros por placer, el 7,68% leen, pero no en catalán, el 37,21% leen en catalán solo ocasionalmente y el 16,10% tienen el catalán como su lengua de lectura más habitual.

El estudio de hábitos de lectura lo elabora anualmente la empresa de estudios Conecta por encargo de la Federación de Gremios de Editores de España. En años anteriores al estudio general se le añadía una muestra ampliada en Catalunya (1.200 encuestados) para poder extraer un estudio específico, operación que costeaba el Gremi d’Editors en Llengua Catalana. El año pasado, este estudio no se pudo realizar a causa de las dificultades económicas del gremio, por lo que no están disponibles los datos del 2014. Este año la encuesta, con los datos del 2015, se ha podido realizar de nuevo gracias al apoyo de la Conselleria de Cultura.