Orgullo de: Sant Boi (2)

Aurora Bravo: la primera mujer al frente de la U.E. Santboiana, el club pionero del rugby en España

Aurora Bravo presidenta de la UE Santboiana

Aurora Bravo presidenta de la UE Santboiana / ELISENDA PONS

  • Este verano, EL PERIÓDICO publica una serie de historias y perfiles locales sobre 'orgullo de ciudad' en diversas ciudades catalanas de la Gran Barcelona

  • La U. E. Santboiana, estandarte de Sant Boi de Llobregat, ha encontrado en Aurora Bravo una referente que conecta los valores del club con la ciudad

4
Se lee en minutos
Elena Martínez
Elena Martínez

Periodista

ver +

Cien años atrás, cuando el santboiano Baldiri Aleu Torres estudió Veterinaria en la Universidad de Tolouse (Francia), aprendió las normas de un deporte todavía desconocido en España: el rugby. Al acabar sus estudios, en 1921, volvió a su origen, Sant Boi de Llobregat (Baix Llobregat), y decidió fundar la Unió Esportiva Santboiana (U. E. Santboiana), club decano de este deporte tanto en Catalunya como en España, el cual presidió hasta 1936. Ahora, un siglo después, el conjunto pionero del rugby español tiene al mando a su primera mujer: Aurora Bravo.

Sevillana de nacimiento "pero con el corazón en Sant Boi", Bravo salió elegida por los socios de la entidad esta pasada primavera con una participación de más del 60% y a amplia distancia de su competidor. Su primera reacción a que le propusieran presentarse fue “¿tú estás loco?”, pero "rápidamente tu gente te empodera y acabas preguntándote que por qué no ibas a hacerlo", afirma.

Bravo llegó a Sant Boi desde Morón de la Frontera (Sevilla) con 9 años, cuando sus padres compraron un piso en la ciudad de la comarca del Baix Llobregat. Se hizo socia del club en 1975, hace 45 años, y no porque le apasionara por entonces el rugby sino porque “quería venir a la piscina”. "Mi hermano empezó a jugar en la U. E. Santboiana y mis amistades y mi vida en general empezó a estar vinculada a este deporte hasta que, finalmente, me casé con un jugador de rugby", apunta Bravo.

“Mi presidencia es un homenaje a mi marido"

Aurora Bravo se casó con Hector Massoni en 1996, jugador histórico de la U.E Santboiana que formó parte de la escuela del club y acabó siendo capitán del primer equipo. También entrenó y dirigió el primer equipo del club junto con el hermano de Bravo.

Massoni falleció con 55 años en 2018 y ahora, cuatro años más tarde, su mujer ve en su presidencia una forma de rendirle homenaje: “Lo vivo de una forma muy intensa. Me acuerdo de mi marido, me acuerdo de mi hermano y pienso: ¡allí voy! Esto es un homenaje a ellos”.

Como primera mujer que preside el club, Bravo afirma que ser referente permite "que se empiece a normalizar que una mujer sea presidenta de un club de rugby". A sus 60 años, la presidenta desea que las próximas mujeres que se planteen seguir sus pasos "no se lo piensen ni un segundo".

"Como mujer, puedes llegar a cualquier sitio"

Aparte de ser presidenta, Bravo es graduada social y tiene un despacho desde hace 32 años. De él sobrevive, ya que la presidencia “no me da de comer”, reconoce. La presidenta explica que el rugby “es un deporte catalogado como amateur, no tiene ingresos, no todas las administraciones lo apoyan”, pero desea poderle dedicar todo el tiempo posible a la Santboiana: "Lo que más valoro son los proyectos sociales y continuar teniendo los valores que el club ha representado siempre”.

En los 32 años que lleva a cargo de su despacho, Bravo cuenta que en múltiples ocasiones clientes le han preguntado por el “jefe” de la empresa. Yo tengo un despacho junto a mi socia, estoy a punto de jubilarme, pero aún a día de hoy nos siguen preguntando por el director de la empresa y tenemos que aclarar que somos nosotras. Cuesta mucho meterse en el mundo laboral como mujer”. Sin embargo, no duda de que “como mujer, puedes llegar a cualquier sitio: hay que ir empoderada”.

Aurora Bravo presidenta de la UE Santboiana

/ ELISENDA PONS

Sant Boi y la Santboiana

Esta pasada temporada ha sido especial para la U.E Santboiana. Además de celebrar de manera oficial su centenario, el pasado mayo ganó la Liga Divisón de Honor después de 16 años ante más de 3.000 aficionados que asistieron al estadio Baldiri Aleu, bautizado en memoria de su precursor. Ambas celebraciones convirtieron las calles de Sant Boi en una fiesta: un autocar del club recorrió toda la ciudad y el Ayuntamiento preparó una recepción oficial en el balcón consistorial.

Bravo recuerda esos días con gran ilusión y defiende que hay un sentimiento “muy bonito” por parte de los santboianos hacia el club. “Recuerdo que hace cuatro años, cuando ganamos la Copa del Rey en Valladolid, hubo un movimiento espectacular de los seguidores de la Santboiana hasta la ciudad castellana: Valladolid se convirtió en Sant Boi”.

Cuando se fundó el equipo de rugby hace más de un siglo, el municipio era un pueblo que no llegaba apenas a 10.000 habitantes y los jugadores del club provenían de familias que se conocían entre ellas. Según Bravo, a día de hoy sigue habiendo ese sentimiento de "entender Sant Boi como un pueblo".

Noticias relacionadas

Y, de alguna manera, ese sentimiento "de pueblo" se traslada al club, aunque "hay muchos niños y niñas en la entidad que son de pueblos de alrededor y esperamos que vengan muchos más", concluye Bravo.

Lee todas las noticias de Sant Boi en EL PERIÓDICO Sant Boi