Detenido en junio de 2018

Uno de los condenados por la violación triple de Sant Boi huye de la justicia

Los jueces, a petición de la fiscalía, han ordenado su captura tras no comparecer en una vista en la Audiencia de Barcelona

Uno de los acusados de la triple violación, saliendo de la Audiencia de Barcelona tras una sesión del juicio.  / MANU MITRU

Uno de los acusados de la triple violación, saliendo de la Audiencia de Barcelona tras una sesión del juicio. / MANU MITRU / Manu Mitru

3
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

Uno de los tres condenados por la violación múltiple a una joven en un descampado de Sant Boi (Baix Llobregat), M. H. E., no ha comparecido este jueves ante el tribunal que debía decidir si ingresaba en prisión. Los magistrados, a petición de la fiscalía, ordenaron su búsqueda y captura para su ingreso en la cárcel, ante el "riesgo de fuga", ahora puesto de manifiesto, y la elevada pena impuesta.

La Audiencia de Barcelona ha celebrado esta mañana una vista para decidir sobre la situación de los tres condenados por violar por turnos en 2018 a una joven quienes permanecían en libertad provisional. El pasado 13 de diciembre, el tribunal condenó a cada uno de ellos a 20 años de cárcel por tres delitos de agresión sexual -uno como autores y otros dos como cooperadores necesarios-, por lo que las acusaciones solicitaron una comparecencia para pedir medidas cautelares que garantizaran que no huirían de la justicia, a la espera de que la sentencia sea firme.

Uno de los tres procesados, sin embargo, no ha acudido a la vista convocada por la Audiencia sin que haya dado explicación alguna ni su abogado conozca su paradero, por lo que la fiscalía y la acusación particular ejercida por la víctima han pedido al tribunal que dicte una orden de búsqueda y captura contra él para detenerlo.

Ninguno de los tres violadores ya condenados ha estado en prisión preventiva por estos hechos: tras su detención, en junio de 2018, el titular del juzgado de instrucción número 1 de Sant Boi acordó dejarlos en libertad provisional con retirada del pasaporte, comparecencias periódicas en el juzgado y orden de alejamiento de la víctima. La situación ha cambiado, pues ahora ya una sentencia que les considera culpables de los delitos de agresión sexual.

Para los otros dos condenados que sí han comparecido ante el tribunal las acusaciones han solicitado su ingreso en prisión provisional y, de forma subsidiaria, el ministerio público ha pedido que se les retire el pasaporte y se les mantenga la obligación de comparecer periódicamente en los juzgados. Los jueces decidirán en los próximos días.

Testimonio aterrador

Noticias relacionadas

Los hechos por los que fueron condenados los tres violadores sucedieron sobre las 6.30 horas del 19 de mayo de 2018, cuando a la salida de una discoteca de Molins de Rei los procesados convencieron a la víctima, a la que habían conocido dentro del local, para que se marchara con ellos. La joven, que había ingerido alcohol y sustancias estupefacientes y sufría un "grave deterioro de sus funciones intelectivas y físicas", se subió al vehículo, que los acusados condujeron hasta un descampado del vecino municipio de Sant Boi. Una vez allí, la desnudaron, realizaron tocamientos y la violaron por turnos al tiempo que la agredían y vejaban mientras ella "gritaba e intentaba zafarse de los procesados", según la sentencia. El testimonio de la víctima en el juicio fue aterrador. "Me decían que otras chicas no ponían tanta resistencia".

Los magistrados señalan que la víctima "en ningún caso consintió los actos sexuales" y tampoco "pudo evitarlos pese a los gritos y la resistencia ofrecida" ante "la violencia" de los procesados. Subrayan que los acusados la sujetaron por los brazos, piernas, cabeza y cuello, "rompiéndole las medias, quitándole las bragas y subiéndole el vestido". Le generaron "una situación de angustia al verse en el interior de un vehículo y en un descampado, alejada "de la posibilidad pedir auxilio mientras sufría de forma sucesiva los tres ataques" contra su "libertad sexual".