CONTRA EL VIH

La Unidad de VIH del Parc Sanitari Sant Joan de Déu atiende a más de 60 personas en sus primeros dos años

A esta área especializada del centro de Sant Boi han acudido desde 2016 pacientes de la misma ciudad y de localidades vecinas como Sant Vicenç o Torrelles

Un paciente durante los análisis en una foto de archivo

Un paciente durante los análisis en una foto de archivo / Agencias

2
Se lee en minutos
El Periódico

Una de cada cuatro personas con VIH desconoce que lo tiene. Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba reducir este dato al 10% en 2020, recientemente trasladó dicho reto a 2030 ya que, a pesar de las numerosas líneas de investigación abiertas en el ámbito de la prevención y el tratamiento de esta enfermedad, el horizonte sigue viéndose todavía lejos.

Así lo afirma el Dr. Vicens Díaz de Brito, responsable de la Unidad de Atención al Paciente con VIH del Parc Sanitari Sant Joan de Déu. Aprovechando la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, celebrado el pasado 1 de diciembre, esta área del hospital samboyano ha hecho balance acerca de sus dos primeros años de vida.

La Unidad de Atención al Paciente con VIH se puso en marcha en Sant Boi en 2016 como una apuesta del centro por abordar de manera integral las enfermedades infecciosas como esta. Desde entonces, ha atendido a más de 60 pacientes, procedentes tanto de Sant Boi como de Sant Vicenç, Torrelles y Santa Coloma de Cervelló.

Una cifra que, según el Dr. Díaz de Brito, muestra la evolución de este ámbito de especialización del centro que, desde que se creó, sigue conservando intacto su objetivo: convertirse “en simples conocidos” para los pacientes “a quienes vienen a saludar y en quienes tienen una plena confianza”.

Así, la Unidad del Parc Sanitari ha ido creciendo en estos dos últimos años apostando por establecer lazos de confianza, hacer pedagogía en la prevención y minimizar el rechazo social a esta enfermedad.

Un proceso de confianza

Una relación que se inicia en una primera visita en el Hospital General del PSSDJ, donde se explica a los pacientes en qué consiste exactamente el VIH y cuáles serán los pasos a seguir, con el objetivo de “que los pacientes se sientan protegidos”, especialmente en el caso de los pacientes jóvenes.

Tras conocer los resultados de los primeros análisis, los usuarios empiezan un proceso de medicación supervisado por el equipo de la unidad de VIH, formado por dos médicos especializados en enfermedades infecciosas, una enfermera y una farmacéutica.

Un mes después, las personas atendidas pueden ver cuáles han sido los efectos de la medicación que, hasta ahora y según el centro, han sido siempre positivos. Desde ese momento, las consultas van minorizándose y limitándose, pero sin llegar a perderse en ningún momento, pues “somos como sus confesores, establecemos una relación casi de amistad con nuestros pacientes”, apunta el doctor.

La normalización, un gran reto

El Dr. Díaz de Brito recalca que uno de los aspectos básicos a mejorar y fomentar es la normalización de esta enfermedad infecciosa. “Cuando una persona está diagnosticada con cualquier otra enfermedad grave, el resto suele empatizar, pero cuando se enteran de que tiene SIDA la actitud suele ser de rechazo”, lamenta.

Noticias relacionadas

Por eso, desde el Parc Sanitari Sant Joan de Déu recuerdan que es de vital importancia minimizar el estigma y vencer el desconocimiento generalizado que existe sobre el VIH. Más allá de la educación sexual, el doctor del centro samboyano apunta a la importancia de realizarse serologías para diagnosticar y tratar cuanto antes y prevenir futuras complicaciones.

Más noticias de Sant Boi en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas

Sida