Tampoco renovarán contratos

Catalunya recorta las sustituciones de verano en los CAP por falta de presupuesto

El ICS informa de que también cerrarán los servicios de ITS de los centros de salud (salvo el de Manso) y reducirá la actividad de centros de atención continuada como el del Casc Antic y la Guineueta

Salut emplaza a los nacidos entre 1966 y 1980 a vacunarse del sarampión ante los brotes en Europa

¿Cómo saber si me tengo que vacunar del sarampión en Catalunya? Todas las claves

Una imagen de archivo del CAP Manso, en Barcelona.

Una imagen de archivo del CAP Manso, en Barcelona. / Manu Mitru

Beatriz Pérez

Beatriz Pérez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Los centros de atención primaria (CAP) vivirán un verano de recortes. Según ha podido saber EL PERIÓDICO, el Institut Català de la Salut (ICS) ha comunicado a lo largo de este jueves y viernes a los equipos directivos de diferentes centros de salud de Barcelona que no podrán contratar personal sustituto para las vacaciones, no prorrogará los contratos eventuales, cerrará los servicios de infecciones de transmisión sexual (ITS) de gran parte de los centros de salud de Barcelona (los usuarios tendrán que desplazarse al CAP Manso) y limitará la actividad de centros de atención continuada (CAC) como el del Casc Antic o Guineueta. Estos dos, que abrían de lunes a sábado, lo harán ahora de lunes a viernes.

Fuentes del ICS, a preguntas de este diario, solo confirman que "disminuirán las sustituciones de personal en determinados CAP". Las mismas fuentes no especifican qué magnitud tendrán estas sustituciones y de qué centros de salud se trata, y achacan estos recortes a "la situación económica actual vinculada a la prórroga presupuestaria". El ICS afirma que sí habrá sustituciones de "bajas por maternidad o por incapacidad temporal". Sin embargo, fuentes consultadas por este diario, circunscritas a la atención primaria de Barcelona y que han estado presentes en estas reuniones, confirman que el ICS les ha avisado de que no podrá contratar personal para sustituir a los que estén de vacaciones.

El ICS se escuda en que normalmente estas sustituciones se cubren con los propios profesionales del equipo, ya que hay pocos profesionales de medicina de familia y de enfermería en la bolsa de trabajo. La novedad de este verano es que no se contrará a ninguna categoría profesional (médicos, enfermeras, auxiliares o administrativos) y que se no se renovarán los contratos eventuales. Y que la medida ha sido anunciada a dos días de empezar junio. Algunos sanitarios reclaman ya que el conseller de Salut en funciones, Manel Balcells, comparezca para explicar esta situación a los pacientes.

De un día para otro

Sanitarios de la primaria barcelonesa aseguran que este anuncio del ICS ha sido de un día para otro, en reuniones de urgencia por videconferencia que se han producido entre este jueves y viernes. Ayer jueves, 30 de mayo, a dos días de empezar junio, supieron que no habrá sustituciones para los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Desde este sábado 1 de junio, apuntan diferentes voces de estos CAP, tampoco renovarán a aquellos que ya trabajaban como refuerzo (esto es, los que tenían contratos eventuales). Hay profesionales que supieron ayer jueves que este lunes ya no deben ir a trabajar. Los recortes también salpican a centros que no forman parte de la red del ICS: los hospitales L'Esperança y Plató cerrarán en agosto, tal como avanzó 'El País' hace semanas.

El impacto de este recorte será de hondo calado. Con muy poco tiempo de margen, obligará a mover el descanso de muchos trabajadores, y a cerrar agendas y posponer la actividad no urgente. También supondrá una sobrecarga considerable para los trabajadores en plantilla. "Estamos en 'shock'. Acabamos de recibir la bomba", explicaba este viernes por la mañana a este diario una médica de familia de Barcelona. Los sanitarios creen que detrás de esta medida se encuentra no la falta de presupuestos, sino el tercer convenio del ICS, que implicó mejoras salariales.

Igual que Vall d'Hebron

La situación que ahora viven los CAP es muy similar a la del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, también de la red del ICS, que en abril comunicó a su plantilla que no renovará el contrato de 200 profesionales eventuales. El gerente de Vall d'Hebron, Albert Salazar, admitió que debían ajustar el gasto en unos 33 millones de euros, ya que el hospital no dispone de las partidas del covid-19 y, además, debe asumir el incremento de la plantilla durante 2023, con los aumentos salariales del tercer convenio del ICS, que supuso una inversión de 320 millones de euros más para mejorar las condiciones laborales de más de 55.000 profesionales de 289 equipos de atención primaria y ocho hospitales catalanes.

Las fuentes consultadas por este diario, del ámbito de la atención primaria de Barcelona, señalan que la falta de presupuesto a la que se enfrentan los CAP este verano tiene que ver precisamente con un mal cálculo por parte de la Conselleria de Salut. "El tercer acuerdo conllevó un incremento salarial importante. Este mes, medicina y enfermería han cobrado todos los retrasos en las nóminas desde diciembre. Ha habido, por parte del departamento, un mal cálculo económico. Es un descontrol porque, si no, nos dirían de un día para otro que no podemos contratar personal suplente", explica el directivo de un CAP de la capital catalana, quien teme la sobrecarga de trabajo que habrá.

Posponer las visitas por enfermedades crónicas

"No podremos abrir agendas normales si no hay gente para trabajar. Lo urgente lo seguiremos atendiendo, pero todo lo relacionado con la enfermedad crónica habrá que posponerlo", se quejan los sanitarios consultados, quienes recuerdan que, en las zonas turísticas, los CAP tienen mucha actividad durante el verano.

El "drama" de las vacaciones

Según la delegada del Sector Primaria del ICS del sindicato Metges de Catalunya (MC), Lourdes Franco, hace años que ya se hacen pocas sustituciones de médicos en la primaria por la falta de facultativos. La novedad este año es que tampoco se harán de enfermeras, administrativos y resto de categorías profesionales, y la medida no responde a una falta de personal, sino de presupuesto. "Esto obligará a recolocar agendas, o cerrarlas, o dejarlas abiertas solo para las incidencias", explica Franco, quien añade que, para los médicos, cada periodo de vacaciones es un "drama" porque cada doctor debe asumir su cupo más el del compañero que está descansando.

También recuerda Franco que el conseller de Salut en funciones, Manel Balcells, prometió al sindicato que la firma del tercer acuerdo del ICS "garantizaba" todas las mejoras acordadas. "Se nos dijo que no debíamos sufrir porque no haya presupuestos aún", dice Franco.