Avances sanitarios

Kras, así es la proteína del cáncer que centra las investigaciones para los futuros tratamientos

Si el sistema inmunitario detecta la célula mutada y es capaz de eliminarla no supondrá ninguna amenaza, tampoco si la propia célula localiza el error y se suicida

Kras, así es la proteína del cáncer que centra las investigaciones para los futuros tratamientos

Memorial Sloan Kettering

2
Se lee en minutos
El Periódico

Los investigadores calculan que cada célula contiene 30.000 genes diferentes, si una de ellas sufre una mutación en un protooncogén (un tipo de gen que en su estado normal regula el crecimiento y la división celular) se convierte en un oncogén, una variedad del gen que puede empezar a convertirse en una célula tumoral.

Cuando el sistema inmunitario detecta una célula mutada y es capaz de eliminarla no supondrá ninguna amenaza, tampoco si la propia célula localiza el error y se suicida. Por otro lado, si la mutación se produce junto a otros cambios en el genoma de la célula y se bloquean la apoptosis o el suicidio celular surgirá un cáncer, puesto que pasan inadvertidas para el sistema inmunitario. La apoptosis se trata de un tipo de muerte celular en la que una serie de procesos moleculares llevan a la célula a su muerte.

Uno de los oncogenes que se encuentra frecuentemente mutado en varios tumores es la proteína KRAS (abreviación de oncogén homólogo al virus Kirsten de sarcoma de rata). La proteína ha sido calificada de “maldita”, pues se encuentra mutada de forma más frecuente en el cáncer: está presente en aproximadamente 1 de cada 4 afectados.

Esta observación ha significado uno de los principales hitos terapéuticos en la lucha contra esta enfermedad desde su primer diagnóstico en 1982. Las mutaciones en la KRAS se concentran en una de sus moléculas constituyentes, concretamente en el aminoácido 12 (también puede estar en el 13 y el 61), los causantes de la activación de la proteína.

La mutación G12C es el propio cambio del aminoácido glicina en la posición 12 por una cisteína, la más frecuente en los pacientes de cáncer de pulmón con KRAS mutado. Además, el 13% del total de pacientes con este tipo de cáncer parece presente en algunos enfermos con cáncer colorrectal y de páncreas. Para que conste, la cisteína es un aminoácido no esencial que puede ser sintetizado por los humanos.

Como respuesta a la investigación, la aprobación de inhibidores de KRAS es el efecto de varias estrategias para tratar de bloquear la actividad de KRAS mutado, ya que hacerlo de forma directa ha sido una gran dificultad, tanto por las propias características de la proteína como por la alta toxicidad generada por los fármacos.

Noticias relacionadas

En definitiva y según la BBC, en mayo de 2021 el primer inhibidor de KRAS recibía la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). El inhibidor actúa específicamente frente a la mutación KRASG12C para el tratamiento del cáncer de pulmón y lleva el nombre comercial de Sotorasib (AMG510). El pasado año, en enero de 2022, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) daba también su visto bueno al Sotorasib para su aprobación.

Finalmente, la FDA ha estado evaluando la aprobación de otro inhibidor más ante la misma mutación, el Adagrasib (MRTX 849). Las investigaciones parecen estar progresando, estas son las cinco cosas que se ha descubierto que están relacionadas con el cáncer en 2022.