Centros de atención primaria

Salut reduce la burocracia de los médicos para prescribir medicamentos

Amplía de uno a dos años la vigencia de la validación de pañales para adultos y fármacos de prescripción larga

Un sanitario realiza un test de antígenos en el CAP Manso, el 21 de octubre de 2020.

Un sanitario realiza un test de antígenos en el CAP Manso, el 21 de octubre de 2020. / David Zorrakino / Europa Press

1
Se lee en minutos
EFE

El Servei Català de la Salut (CatSalut) ha simplificado el procedimiento que llevan a cabo los médicos para validar la continuidad de uso de productos sanitarios y de algunos medicamentos de sus pacientes, lo que aliviará la carga burocrática de los facultativos de la atención primaria.

Una de las demandas históricas de los médicos de primaria es reducir alguna tareas burocráticas en la prescripción de medicamentos, para poder dedicar más esfuerzos a visitar, diagnosticar y tratar pacientes.

Un de esas cargas burocráticas es la validación cada año de productos sanitarios y de algunos medicamentos, un acto por el que el médico certifica que la prescripción de los mismos está vigente y así el paciente los puede seguir adquiriendo en la farmacia.

Es el caso de la prescripción de productos sanitarios como los pañales para adultos o de determinados fármacos para la demencia, antitrombóticos, antipsicóticos o inmunosupresores.

Según han avanzado a Efe fuentes del Salut, el CatSalut ha ampliado de uno a dos años la vigencia de la validación, de manera que, si las prescripciones se van renovando sin cambios en este periodo, no es necesario volver a validarlos.

Es una medida que ya se ha empezado a aplicar y, en la primera semana, ha evitado el 44,1% de estos procedimientos.

La nueva instrucción también incorporará, a partir de octubre, a las enfermeras al colectivo de profesionales validadores actuales (médicos y farmacéuticos), un paso lógico ya que quienes acaban prescribiendo los pañales son, mayoritariamente, las profesionales de enfermería.

Además, los medicamentos con registros específicos no requerirán validación si están correctamente autorizados, lo que ahorra un 93% de validaciones mensuales en este tipo de fármacos.

Salud estima que todos estos cambios van a reducir en un 30% las validaciones por parte de los profesionales de la sanidad: unas 51.7000 al mes y 625.000 al año.

Noticias relacionadas

Estas acciones siguen la línea de otras ya en vigor para reducir la carga burocrática de los médicos de primaria.

La más destacada, que empezó a aplicarse el pasado mayo, es la gestión de las bajas por ingreso hospitalario desde estos mismo centros, lo que va a ahorrar cerca de 300.000 visitas anuales a los CAP solo para pedir el papel de incapacidad temporal.