Más de 12.000 beneficiados

Así funciona el circuito rápido de detección de cáncer en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

Este proceso permite reducir la angustia del paciente, quien, en caso de confirmarse la sospecha de la enfermedad, recibe una propuesta de tratamiento al cabo de pocos días

Así funciona el circuito rápido de detección de cáncer en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona

Vall d'Hebrón

2
Se lee en minutos
El Periódico

En 2005, la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitari Vall d'Hebrón implantó el circuito de diagnóstico rápido de cáncer de mama. Desde entonces, más de 12.000 personas se han beneficiado de este proceso, que sigue las indicaciones del Plan director de Oncología del Departamento de Salud de establecer este tipo de protocolos en hospitales públicos catalanes. En el 44 % de estos casos de sospecha, el diagnóstico terminó siendo afirmativo.

El circuito de diagnóstico rápido funciona gracias a la participación de especialistas en cirugía de mama y patología mamaria, radiólogos y otros expertos que trabajan de forma multidisciplinar para cada caso. Asimismo, se trata de un proceso multimodal, durante el cual se utilizan diferentes pruebas diagnósticas para poder obtener una evaluación integral de cada paciente el mismo día que este acude al hospital.

Reducción de plazos y angustia

Tal como explica la Dra. Ana Rodríguez-Arana, jefa de Sección de Radiología de la Mujer, este circuito permite un diagnóstico “sin que el paciente tenga que acudir distintos días o semanas para hacerse las distintas pruebas". A su vez, esto facilita reducir la angustia, además de recibir una propuesta de tratamiento al cabo de pocos días, siguiéndose así las recomendaciones de empezar el tratamiento antes de 30 días desde la sospecha diagnóstica.

Cada día evaluamos entre 4 y 8 casos sospechosos de cáncer de mama en el circuito rápido de Vall d’Hebron”, comenta Íngrid Faura, enfermera gestora de casos del circuito y educadora sanitaria de pacientes antes de las pruebas diagnósticas.

Recorrido del paciente

Noticias relacionadas

El circuito comienza con la citación del paciente con el cirujano o cirujana para una primera evaluación. Dicho experto decide, con la ayuda del radiólogo o radióloga, qué pruebas diagnósticas se empezarán a llevar a cabo solo media hora más tarde. A continuación, los profesionales comentan los resultados obtenidos, comprobando si se confirma la sospecha del paciente.

Posteriormente, se citará unas dos semanas más tarde a la persona afectada para una segunda visita, después de efectuarse otras pruebas necesarias según el caso. En esta nueva cita, se informa al paciente del pronóstico y plan terapéutico propuesto, ya sea mediante cirugía o quimioterapia. Estos tratamientos suelen aplicarse durante los 30 primeros días desde la visita inicial, mientras que el diagnóstico suele tardar un tiempo medio de 9,6 días.

Temas

Enfermedades